0
Publicado el 15 Julio, 2017 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

TURQUÍA

La fuerza más poderosa

La democracia turca corrió peligro el pasado año, pero el pueblo, como un todo, defendió sus derechos conquistados desde 1923. Hoy su embajadora en Cuba, Berris Ekinci, reafirmó el permanente compromiso con la República de Mustafa Kemal Atatürk

Por MARÍA VICTORIA VALDÈS RODDA

La victoria del Gobierno frente al intento de Golpe de Estado el 15 de julio de 2016 no se logró en solitario. Fue decisiva la masiva participación popular. (ELESPAÑOL)

La victoria del Gobierno frente al intento de Golpe de Estado el 15 de julio de 2016 no se logró en solitario. Fue decisiva la masiva participación popular. (ELESPAÑOL)

“Aún estamos tratando de sobreponernos al trauma sufrido. El 15 de Julio no fue un Golpe de estado militar en su sentido clásico, fue algo mucho más allá”; con estas palabras introductorias, la embajadora de Turquía en Cuba, excelentísima señora Berris Ekinci, le recordó a los periodistas de la Isla el trágico suceso de un año atrás, en 2016, que, de haber triunfado en su país habría tenido incluso repercusiones graves para la inestable seguridad mundial.

De primera mano, y en conferencia de prensa,  la diplomática turca relató como ella misma experimentó desasosiego estando de paseo junto a unos amigos, y sentir, al filo de las 10 de la noche, que algo inusual ocurría: “Resulta imposible encontrar las palabras adecuadas para describir la brutalidad y la traición de los golpistas. Fue el peor acto de terror en la Historia de Turquía. Se utilizó equipamiento militar  de primera línea contra civiles inocentes. También asesinaron a personal militar ajenos a sus intenciones, quienes creyeron que eran camaradas y compañeros de fila, así como a todos a aquellos comandantes que se negaron a ceder ante ellos”, informó Berris. La funcionaria aclaró que no solo se actuó en contra del Parlamento; se ensañaron además contra el complejo presidencial, la sede de la Agencia de Inteligencia Nacional, la sede de las Fuerzas Especiales y se intentó asesinar al Presidente y al Primer Ministro. Berris lamentó la pérdida de la vida de 200 ciudadanos turcos. El intento de golpe dejó además dos mil heridos”.

Sin embargo, la victoria del Gobierno en contra de los golpistas fue contundente. Pero no se logró en solitario siendo decisiva la masiva participación popular en las calles de Ankara, la capital turca, en repudio al evento. Y esa, en mi opinión, es la fibra más poderosa que puede tener un país. Esta reportera, junto a otros colegas reunidos en la residencia de la embajadora, pudo apreciar imágenes de un audiovisual que recogió escenas de lo sucedido. Particularmente me impresionó ver acostado en el suelo a un joven turco frente a un potente tanque. En ambos, equipo y hombre, había determinación, a la larga la valentía pudo más y la mole militar debió retroceder. Estaba en juego la vida pero también el carácter soberano, secular y moderno de una de las naciones más antiguas de la humanidad.  Por eso es posible entender a cabalidad a la embajadora de Turquía en Cuba cuando expresó resueltamente: “El 15 de julio representó, al mismo tiempo, un ejemplo de fuerza y de perseverancia de la democracia turca. Nos sentimos muy orgullosos de haber pasado esta prueba”.

Verdad distorsionada

Y aunque los medios de información occidentales insisten en señalar que la acción, casi “suicida”, estuvo a cargo  de una facción del Ejército de Turquía, Berris confirmó que la agresión antidemocrática estuvo a cargo de la Organización terrorista FETÖ liderada por Fethullah Gülen, quien radica desde 1999, en Pensilvania, Estados Unidos, y se hace llamar el Imán del Universo. Este grupo tuvo su germen en los años setenta del Siglo XX y se caracterizó por la captación de jóvenes, a los que ha ido colocando, de generación en generación en las fuerzas del orden, la policía, el ejército, las instituciones jurídicas y legislativas y hasta en los más encumbrados centros de Educación superior. En este último sector llegaron a tener  800 instituciones educativas. Además se ramificaron en alrededor de mil Organizaciones No Gubernamentales, ONGs. Penetraron en 200 medios de comunicación y en más de 500 empresas.

la agresión antidemocrática estuvo a cargo de la Organización terrorista FETÖ liderada por Fethullah Gülen, quien radica desde 1999, en Pensilvania, Estados Unidos, y se hace llamar el Imán del Universo

FETÖ con total desprecio por la ley, abusó de sus posiciones y poder en el estado con el único objetivo de destruir a sus enemigos ya cualquiera que se interpusiera en su camino. A pesar de esa pujanza, alcanzada tras paciencia de años, las fuerzas de la seguridad nacional fueron descubriendo paulatinamente, a cada uno de los hombres de Gülen. Desenmascarados y  tras las rejas, han debido reconocer su derrota. Cuenta con un patrimonio neto de cien mil millones de dólares.

La embajadora de Turquía en Cuba aseguró que ya para agosto de 2016 se tenía previsto su total desmantelamiento. Y ante esa evidencia, este grupo terrorista, cual fiera acorralada actúo dando su “moribundo” zarpazo. Pero cuidado; utilizando contra el pueblo turco, aviones de caza F16. En un material distribuido a la prensa cubana, con motivo a la efeméride, apreciamos las palabras de Binali Yildirim, Primer Ministro de la República de Turquía, quien admite que “fundamentalmente antes del 15 de julio nuestro gobierno había descubierto la verdadera naturaleza de Fetullah Gülen y había actuado en consecuencia. Estábamos realizando esfuerzos para revelar las prolongaciones de esta estructura dentro del Estado. De hecho, habíamos avanzado bastante en ello…el intento de golpe de Estado del 15 de julio nos mostró de forma trágica que la amenaza a la que nos enfrentábamos era mucho más profunda y vital de lo que nos habíamos imaginado, quedando desvelada la magnitud del complot que Fetullah Gülen había orquestado durante 40 años con el fin de apoderarse del estado turco”.

Afortunadamente eso no sucedió. Y entonces ahora en La Habana, en 2017, un día previo a la fecha, Berris recalcó en la loable circunstancia de la unidad. Sobre ella sabemos mucho los cubanos y las cubanas. Así que la embajadora turca estuvo consciente de que dialogaba con un auditorio conocedor del tema. Turquía, demostró su fortaleza, no solo con las medidas pertinentes en el campo de la seguridad, sino también en el ámbito político al aglutinar como un puño a las personas de diferentes signos y creencias. Los medios de comunicación turcos también desempeñaron un papel clave. Todos los partidos políticos así como los miembros del Parlamento se mantuvieron firmes en la democracia, respetando a las instituciones democráticas legítimas y a la Constitución.

La embajadora de Turquía en Cuba, la excelentísima señora Berris Ekinci, enfatizó en el respaldo recibido por su país en una ocasión, cuando el grupo FETÖ intentó penetrar en la Isla caribeña. (MARTHA VECINO)

La embajadora de Turquía en Cuba, la excelentísima señora Berris Ekinci, enfatizó en el respaldo recibido por su país en una ocasión, cuando el grupo FETÖ intentó penetrar en la Isla caribeña. (MARTHA VECINO)

A la pregunta de BOHEMIA, relativa al Estado de Emergencias en su país, respondió: “el estado de Emergencias se declaró por tres meses, y al término de ese tiempo se considera si debe ser prolongado o no. Tengo entendido que el gobierno solicitó su extensión por otros tres meses más. Probablemente continuemos en este estado, hasta tanto no concluyan todas las investigaciones y todos los procesos jurídicos. Pero con certeza una vez culminados estos, se levantará el estado de Emergencia”.

En este contexto nacional, tan tergiversado- ya lo dijimos al principio de este texto- por los medios de prensa occidentales, Ankara ha prestado la máxima atención en aras de  mantener un adecuado equilibrio entre las libertades y las necesidades de seguridad. Ha instrumentado recursos administrativos y judiciales internos que revisan las reclamaciones. Asimismo siguiendo una recomendación del Consejo de Europa, creó una Comisión Investigativa para abordar las medidas adoptadas, a través de Decretos de Emergencia. De manera que ya transcurrido un año, se han reabierto más de 300 instituciones. Además se han restablecido más de 30 mil empleados públicos.

Antes de concluir la cita, la excelentísima señora Berris Ekinci enfatizó en el respaldo recibido de Cuba, y específicamente al saber que el grupo FETÖ una vez intentó  penetrar en la Isla caribeña, lo cual fue imposible gracias a la clara política cubana en ese sentido. La diplomática turca insistió en que era  trascendental que se difundiera sobre el peligro que supone este grupo terrorista.

También lo ha hecho Binali Yildirim en su texto “Primer aniversario de nuestra gran victoria de Democracia”. Ahora me remito a uno de sus párrafos que dice: “con las medidas que hemos tomado, puedo decir que hemos destruido la columna vertebral de la organización en Turquía. No obstante, la amenaza no se limita a Turquía. La organización tiene en diversos países muchas estructuras parecidas a la que tenía en Turquía. Ahora siguen plantando las semillas de traición dentro de otros países. Esta vez intentan ejercer de forma más activa influencia económica y política a nivel global con el fin de poder sobrevivir. Me gustaría utilizar esta ocasión para advertir  de nuevo a todos nuestros amigos”.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda