0
Publicado el 31 Agosto, 2017 por Redacción Digital en Mundo
 
 

ONU exige a México atender problema crítico de desaparecidos

Colombia y México presentan el índice de desapariciones forzadas más alto en Latinoamérica. Entre ambas naciones la cifra alcanza unas 100 mil víctimas
Desapariciones forzosas en México.

(Foto: Formato /)

CIUDAD DE MÉXICO . México, que actualmente enfrenta un “crítico problema” por los casos cada vez mayores de desapariciones forzadas, debe aceptar el apoyo internacional para garantizar la protección a las víctimas, dijo el miércoles Naciones Unidas.

Hasta finales del 2016, México registró casi 30 mil casos de desapariciones forzadas y otros delitos como ejecuciones extrajudiciales, en los que se han visto involucradas fuerzas de seguridad, en uno de los peores momentos de violencia de su historia.

Otras 150 mil personas han muerto en poco más de una década desde que México decidió sacar a decenas de miles de militares a la calles para combatir a los cárteles de la droga, que lejos de ser contenidos avanzaron e incursionaron en otros delitos.

“Considerando el dolor existente, y que sigue creciendo, es imperioso que México abra un nuevo camino de justicia para las víctimas de desaparición y refuerce el régimen de protección internacional contra dicho flagelo”, dijo Jan Jarab, representante de la ONU en México sobre temas de derechos humanos.

En septiembre del 2014, casi un centenar de estudiantes del magisterio fueron atacados en el sur de México por policías municipales ligados a grupos criminales, en la ciudad de Iguala, en el Estado de Guerrero.

Cuarenta y tres de ellos desaparecieron y sólo se ubicaron restos óseos de una persona, los que fueron enviados a una universidad de Austria para su identificación.

México, como promotor de la Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas, firmada hace ocho años, debería sumarse a los Estados que ya se benefician de la jurisprudencia del Comité contra la Desaparición Forzada, dijo la ONU.

“El Estado mexicano daría una muestra adicional y concreta de querer atender el crítico problema que padece mediante la cooperación de los organismos internacionales”, agregó Jarab.

En el marco del día internacional de las víctimas de desaparición forzada, el organismo internacional refrendó su disposición a asesorar y cooperar con México “para superar el gran reto que enfrenta en esta materia”.(REUTERS)

Colombia y México son los países con más desapariciones forzosas

Desapariciones forzadas en Colombia.

(Foto: PanAm Post)

CARACAS .- Colombia y México presentan el índice de desapariciones forzadas más alto en Latinoamérica. Entre ambas naciones la cifra alcanza unas 100 mil víctimas.

En Colombia aún no se ha podido establecer el total de desapariciones forzadas durante el conflicto armado. “La cifra oscilaría entre las 30 mil y las 60 mil personas, según el Sistema de Información de Red de  Desaparecidos Cadáveres (SIRDEC)”, reseñado por el portal de noticias Nodal.

De acuerdo con cifras del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, actualmente en México se desconoce el paradero de al menos 30 mil 973 personas. “Según la Secretaría de Gobernación, son 639 casos ocurridos hace casi una década; 236 anteriores al 2007, y de 429 se desconoce la fecha exacta de las desapariciones”, dice la nota.

Anteriormente, fueron principalmente el producto de las dictaduras militares, sin embargo, las desapariciones forzadas son perpetradas actualmente en situaciones complejas de conflicto interno, especialmente como método de represión política de los oponentes.

Líderes sociales, defensores de derechos humanos, ambientalistas, activistas políticos, indígenas, ancianos y niños, son especialmente vulnerables ante esta situación, asegura la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Como es el caso del joven activista argentino Santiago Maldonado, desaparecido desde el 1 de agosto del presente año, tras ser detenido por Gendarmería durante un allanamiento a la comunidad mapuche Lof en Resistencia Cushamen, en Chubut, Argentina.

Diversas organizaciones de derechos humanos responsabilizan al Estado por la desaparición de Maldonado y exigen que se conozca su paradero.

Otro claro ejemplo de olvido de justicia y de violaciones de derechos humanos, es el caso de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa en el estado Guerrero, el 26 de septiembre del 2014, luego de ser atacados por la policía local de Iguala.

A casi tres años de la desaparición forzada de los 43 normalistas, el Estado mexicano no ha dado ninguna respuesta relevante sobre el paradero de los jóvenes, por su parte, ha tratado de silenciarlo, tras no permitir en reiteradas ocasiones la investigación de los entes internacionales, debido a incoherencias en las investigaciones de las autoridades mexicanas.  (AVN)


Redacción Digital

 
Redacción Digital