0
Publicado el 26 Agosto, 2017 por Arsenio Rodríguez en Mundo
 
 

ARGENTINA

Qué pasó en PASO

Ganadas las elecciones primarias por el Gobierno, previas a las Legislativas de octubre, toda una prueba para los partidos
Cristina Fernández cuestionó la manipulación del Gobierno con los resultados. (Foto; Página 12)

Cristina Fernández cuestionó la manipulación del Gobierno con los resultados. (Foto; Página 12)

Por ARSENIO RODRÍGUEZ

Manipulación planificada y cronometrada marcaron los resultados de los comicios en Santa Fe y Buenos Aires, según los calificó la expresidenta Cristina Fernández, tras darse a conocer –antes de tiempo– los datos de las cuartas elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) en ambas provincias, que también fueron cuestionados por los candidatos de la oposición (Unidad Ciudadana), en contraste con la alegría de los representantes del Gobierno (Cambiemos), quienes se mostraron triunfantes cuando aún no se había terminado el conteo de votos.

La situación que sufrió Cristina como candidata a senadora por la capital del país, también la padeció, pero en la provincia de Santa Fe, el exministro Agustín Rossi. La expresidenta recordó que durante los gobiernos kirchneristas se realizaron tres elecciones legislativas y tres presidenciales, que incluyeron derrotas para el Gobierno y nunca ocurrió una situación parecida.

Sucede que la prensa oficialista informaba a las 10 de la noche del día de la votación, que los candidatos oficialistas ganaban por cinco puntos de ventaja, titulando la noticia como una “contundente victoria de Cambiemos”. Algunos analistas consideran que lo ocurrido en estos comicios es simplemente un anuncio de lo que puede suceder en las legislativas del 22 de octubre próximo, en las que Cambiemos y Unidad Ciudadana serán finalmente los que encabezarán el conteo de votos.

Cristina Fernández, quien pudo afianzar su candidatura a senadora en el Congreso, calificó de papelón internacional la demora en el recuento provisional de los resultados de las PASO. “Pensé que iba a tener que darles las gracias a todos los que fueron a cumplir con su deber cívico, a agradecer a los que votaron desde temprano, pero nunca pedirles perdón a todos los argentinos por este bochorno que hemos vivido aquí en nuestro país”, expresó.

Fernández resaltó el compromiso, precisa un despacho de Prensa Latina, de afianzar este primer paso que dieron para construir esta nueva mayoría que está necesitando el pueblo argentino y que hoy se expresó muy claramente: de cada tres personas, dos le dijeron no al ajuste.

Macri enardecido por triunfo

La jornada finalmente fue favorable para el oficialismo y constituye una alerta para los partidos opositores con vistas a las Legislativas de este mismo año, en especial para los peronistas, necesitados más que nunca de lograr la tan necesaria unidad interna para enfrentarse a Macri y sus seguidores.

Con casi el 96 por ciento de las mesas escrutadas en la provincia con más electores, se anunciaba que Cambiemos lograba un 34.21 por ciento, mientras que Unidad Ciudadana le seguía muy de cerca con un 34.10 por ciento en cuanto a la lista de senadores. También quedaron definidos los candidatos a diputados: Cambiemos logró un 34.60 por ciento, mientras que Unidad Ciudadana alcanzó un 32.36 por ciento, en una jornada electoral en la que participó el 74 por ciento del electorado.

Analistas consideran que tras esta campaña todas las agrupaciones políticas en pugna inician sus labores con vistas a la última ronda del 22 de octubre, donde se decidirán 127 bancas de las 257 en la Cámara de Diputados y 24 de los 72 escaños que tiene el Senado. El próximo año, finalmente, serán las presidenciales, por lo que estos comicios parciales podrán constituir una medida de lo que ocurrirá llegado ese momento.

La lucha en las calles, cuando responde a políticas de las organizaciones y partidos que representan a la mayoría de la población, pueden ser determinantes en coyunturas políticas, como ha pasado en esa y otras naciones. La denuncia contra el atropello deberá continuar mientras el Gobierno mantenga políticas que solo favorecen a los más ricos.

Octubre, para la oposición, será momento para demostrar que junto con las masas pueden lograr la victoria.


Arsenio Rodríguez

 
Arsenio Rodríguez