0
Publicado el 22 Febrero, 2018 por Maryam Camejo en Mundo
 
 

ALEMANIA

Coalición para poder formar gobierno 

Angela Merkel se une a los socialdemócratas para su cuarto mandato

 

 La canciller Angela Merkel y el socialdemócrata Martin Schulz. (Foto: prensa-latina.cu)

La canciller Angela Merkel y el socialdemócrata Martin Schulz. (Foto: prensa-latina.cu)

Por MARYAM CAMEJO

Mientras el gran bloque europeo pasa por una de sus peores crisis como institución, Alemania reparte sus tajadas para lograr gobierno. La canciller Angela Merkel divide el pastel nacional de ministerios porque sin coalición, se queda sin mandato.

La única vía que vislumbró fue compartirlo con los socialdemócratas del SPD y en el proceso, les cedió el Ministerio de Finanzas, lo cual ha sido duramente criticado dentro de su propio partido, la Unión Cristianodemócrata (CDU). Según la alta funcionaria alemana sus concesiones han sido “dolorosas” pero “necesarias” porque la otra opción era, sencillamente, no formar gobierno.

Por su parte, Martin Schulz, líder del SPD, ha conducido su formación por un camino de descenso en cuanto a popularidad. Tras la derrota en las presidenciales, afirmó que el SPD pasaría a la oposición, pero luego del fracaso de Merkel para lograr la llamada coalición Jamaica (con liberales y ecologistas), Schulz reconsideró su visión política —si es que puede decirse que eso cambia de la noche a la mañana— y creó gobierno con la mandataria a la que un tiempito antes, quería oponerse.

Así se mueven las cosas con la élite pro Unión Europea (UE), pues debe tenerse en cuenta que Schulz presidió el Parlamento del bloque, y ahora, en coalición, deberán también manejar el timón por carreteras más sólidas, para intentar llevar a la UE, a comunidad creativa para salir de crisis. El líder socialdemócrata incluso espera recuperar el motor germano-francés que potencie a la UE y cree nuevas iniciativas, pero puede haber una mayor integración en la Eurozona.

En aras de demostrar que el proceso para la votación es manipulable, el periódico alemán Bild inscribió a una perra llamada Lima como miembro del SPD. Fue ingresada con 21 años de edad y su ocupación fue marcada como desempleada. Ahora habrá que esperar el voto de Lima, que recibió un mensaje de bienvenida minutos después de su registro: “nos alegramos de que hayas decidido militar en el Partido Socialdemócrata Alemán”

Entre sus últimas propuestas está convertir Alemania en unos “Estados Unidos de Europa” para 2025, lo que dicho sea de paso, tiene muchas lecturas, habría que preguntarle al autor de esa tan pretenciosa frase si se refiere a ser titiritero impulsor de todas las guerras del orbe, abriendo paso al racismo, el nacionalismo y de esa forma levantar fronteras de poder, que enriquezcan a algunos sectores de su preciada Alemania, mientras aumentan los desalojos y las personas sin hogar, lo cual ya está sucediendo.

Pero hasta el momento, el acuerdo de coalición aun no llega a buen puerto. El proyecto todavía pende de un hilo. Los más de 450 000 militantes del socialdemócrata SPD deben pronunciarse a través de una votación que decide “sí” o “no” sobre la puesta en práctica del acuerdo. Aunque este gobierno ya se da por hecho, la voz de la membresía socialdemócrata puede virar todo atrás, lo cual significaría un fortalecimiento de la ultraderecha y dos únicas opciones para Merkel: convocar a nuevas elecciones, o hacer frente a un gobierno en minoría parlamentaria, lo que según analistas, abriría una etapa de inestabilidad política pocas veces vista en la nación, y por consecuencia, su terrible reflejo en el espejo de la UE.

Lo que se mueve bajo las aguas es una crisis profunda, porque aunque Merkel fue reelegida, no logró la mayoría necesaria para gobernar y frente a una posible coalición Jamaica, los liberales se levantaron de la mesa de negociaciones. El SPD, que aprovechó la oportunidad, ha perdido tanto que se sitúa en las encuestas con  solo un punto porcentual de ventaja frente a la ultraderechista Alternativa para Alemania.

En aras de demostrar que el proceso para la votación es manipulable, el periódico alemán Bild inscribió a una perra llamada Lima como miembro del SPD. Fue ingresada con 21 años de edad y su ocupación fue marcada como desempleada. Ahora habrá que esperar el voto de Lima, que recibió un mensaje de bienvenida minutos después de su registro: “nos alegramos de que hayas decidido militar en el Partido Socialdemócrata Alemán”. Leer para creer.


Maryam Camejo

 
Maryam Camejo