0
Publicado el 12 Febrero, 2018 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

ÁFRICA

Dignidad en ristre

El futuro del continente se gesta también desde la alianza entre sus pueblos y sus organizaciones, las que defienden la existencia y obra de su gente

 

Los presidentes de la Unión Africana (UA), reunidos en Etiopía a fines de enero reafirmaron su vocación de unidad a fin de enfrentar con firmeza el racismo y la xenofobia. (prensa latina)

Los presidentes de la Unión Africana (UA), reunidos en Etiopía a fines de enero reafirmaron su vocación de unidad a fin de enfrentar con firmeza el racismo y la xenofobia. (prensa latina)

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

África no está dispuesta a que se le minimice y mucho menos se le denigre tal como hizo, hace muy poco, Donald Trump durante una reunión sobre la reforma migratoria que tiene pensado implementar, la cual es sumamente discriminatoria. Ante las ofensas verbales del presidente estadounidense a un grupo de países, el conjunto de embajadores-representantes permanentes de la Unión Africana (UA), en Washington, se mostraron indignados y lo expresaron mediante un comunicado leído por su vocera Arikana Chihombori-Quao, quien recordó, además, que en el llamado continente negro es a donde van los amigos de Trump a enriquecerse.

En una reunión convocada de urgencia, los diplomáticos le solicitaron al inquilino de la Casa Blanca que se retracte pues, según subrayaron, sus pueblos cuentan “con gente honesta de una variedad cultural que merece respeto”. Esta enérgica postura está en consonancia con los objetivos fundacionales de la entidad, la que actúa como una estructura supranacional de los estados africanos de cara a una armónica integración política y económica.

La UA se destaca por su compromiso con la unidad a fin de enfrentar con firmeza el racismo y la xenofobia, que se contraponen a los valores morales de este tercer milenio, época en que supuestamente los vejámenes del colonialismo deberían haber sido superados. De esto y de muchos otros aspectos decisivos para el avance del continente trató la XXX Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno de la UA celebrada a fines de enero en Etiopía.

África aun con un cúmulo de problemas seculares demuestra a diario que sí puede ir saliendo del atraso con dignidad. Para ello hace causa común incluso con varias causas justas del orbe. Por ejemplo, en esta nueva cita adoptó, por mayoría, una resolución por el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por Estados Unidos. Los 55 miembros reafirmaron su solidaridad con la Isla caribeña y expresaron que África ha mantenido un patrón de apoyo unánime a La Habana en este importante tema.

La cumbre analizó también la situación regional, admitiendo que es preciso realizar un mayor esfuerzo de parte de los líderes africanos en lo que se refiere a reformas institucionales. También se hizo hincapié en que el tema del Sáhara Occidental sigue siendo uno de los problemas que requieren una solución rápida.

Esta parte del mundo tiene entre sus retos lograr la solución definitiva de los conflictos armados que desde hace varios años laceran la estabilidad, lo que provoca el drenaje de recursos e impide el desarrollo. No obstante esta realidad es preciso tener presente que Occidente y Estados Unidos reciben enormes dividendos a cuenta de la carrera armamentista. En ese sentido, la presidenta saliente de la Comisión de la UA, Nkosazana Dlamini Zuma, llamó a consolidar el desarrollo y la paz. Recalcó que “el uso de las armas es una amenaza a la estabilidad regional y global”.

Y esto es importante destacarlo porque a pesar de que los grandes medios se concentran principalmente en las hambrunas o en algunos conflictos locales, África ha logrado avances admirables en el campo de los derechos humanos. Así lo reconoció Antonio Guterres, secretario general de la ONU, invitado al encuentro. Calificó al continente de “generoso”. Y es esta postura admirable ya que como consecuencia de siglos de explotación foránea, África tiene todavía ante sí variados y serios desafíos.

Su territorio abre siempre sus puertas a refugiados y migrantes, lo que puede servir de lección a otras zonas del mundo, teniendo en cuenta que África misma es generadora de un permanente flujo de personas en búsqueda de mejores condiciones de vida.

Las sesiones finalizaron con el compromiso de los presidentes regionales de buscar reformas institucionales y fortalecer la unidad del continente.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda