0
Publicado el 1 Marzo, 2018 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

SIRIA

Bandera falsa

No poder derrotar a Bashar al Assad en Siria significaría un durísimo golpe a los planes de Estados Unidos en la región de ahí que se inventen pretextos para acusarlo de crímenes horrendos.

 

La región de Oriente Medio sigue siendo un polvorín, tan solo en Iraq, hay seis mil militares estadounidenses, supuestamente para combatir el terrorismo. (s3.amazonaws.com

La región de Oriente Medio sigue siendo un polvorín, tan solo en Iraq, hay seis mil militares estadounidenses, supuestamente para combatir el terrorismo. (s3.amazonaws.com

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Igualito que hace cinco años atrás, Estados Unidos y las potencias occidentales están intentando crear una matriz de opinión favorable a una intervención en Siria con todo el respaldo posible. Para ello han vuelto a la utilización de falsedades como la de las armas químicas: en 2013 fue el uso de gas sarín contra la población civil. En ese entonces Damasco y Moscú se pusieron a disposición de los organismos competentes para la destrucción de ese tipo de arsenal, el cual pasó a ser inventariado y destruido por la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ). Al final se demostró que quienes lo habían usado era el grupo terrorista Al- Nusra, proscrito hasta por la Casa Blanca, pero ahora con Donald Trump se teje otra nueva patraña con idénticos personajes a pesar de que hayan cambiado de denominación.

En esta oportunidad el Gobierno sirio ha vuelto a asegurar que carece de armamento químico en sus arsenales militares, al tiempo que condena la utilización de esas sustancias. Sin embargo, los yanquis están fabulando una trama macabra que involucra hasta a Corea del Norte, país que supuestamente le ha alcanzado a Siria pertrechos de ese tipo. Todo un derroche de imaginación de parte de aquellos que buscan cualquier excusa para hacer fracasar las negociaciones de paz, destruir la tregua y volar por los aires el corredor humanitario en los alrededores de la localidad de Ghouta (se lee Guta), donde se dice que el ejercito sirio ha bombardeado a la población local cuando en realidad son los grupos terroristas, apoyados por la coalición, liderada por Estados Unidos, los autores de tales masacres.

Por eso es importante el ejercicio de buena memoria, en sus páginas impresas BOHEMIA analizaba que el 21 de agosto de 2013 Occidente acusó a Siria del uso de gas sarín contra personas inocentes, sin embargo, el tiro salió por la culata puesto que Bashar al Assad, el mandatario árabe aportó pruebas contundentes que demostraron que su país libraba una guerra con métodos convencionales, propinándole serios golpes a los enemigos. Además, el haberse puesto a disposición de la OPAQ fue una jugada maestra y una lección de alta diplomacia de parte de Rusia, aliada incondicional de Siria.

Mientras muchos ciudadanos del mundo, en 2013 recordaron la genial obra literaria de León Tolstoi “La guerra y la paz” en relación con el escenario dentro de Siria, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el 13 de septiembre de ese año sentirse alentado al saber que el “embajador sirio ante la ONU declaró que su nación se convierte, a partir de hoy, en un miembro más de la Convención para la Prohibición de Armas Químicas, lo cual demuestra seriedad”. Se desmontaba así el en apariencia “seguro” pretexto para invadir a Siria.

Caminos trillados

Casi cinco años después se recurre a ese mismo argumento, pero al parecer se “quieren matar dos pájaros de un tiro” al vincular a Siria con las tensiones en la Península coreana, y eso le da un aire de una mal escrita historieta, tan del gusto americano con super héroes y villanos. Según un informe al que ha tenido acceso el diario estadounidense The New York Times, “Pyongyang habría enviado suministros a Siria que podrían haber facilitado la producción de armas químicas posteriormente utilizadas en el marco de la guerra”. Si la acusación no fuera tan seria daría risa.

Donald Trump está, al parecer, decidido a orientar su política exterior guerrerista en el Levante, y para ello, tras declarar a Jerusalén como capital de Israel, ha enviado a miles de hombres a ese Estado para que apoyen al régimen sionista en simulacros de ataques desde un tercer país. Algunos expertos identifican esa plaza con Irán, pero a mi juicio no se puede descartar ese movimiento de tropas también de cara a una eventual cruzada contra Damasco. La Casa Blanca no le perdona ni a Siria ni a Rusia sus victorias sostenidas frente al terrorismo con lo cual han ridiculizado al Tío Sam.

El ejército sirio ha librado victoriosos combates contra el terrorismo. (Foto: HispanTV)

El ejército sirio ha librado victoriosos combates contra el terrorismo. (Foto: HispanTV)

En ese sentido, este 28 de febrero, tal y como informa Prensa Latina, el Ejército sirio intensificó sus operaciones militares en la región de Ghouta Oriental, en las cercanías de Damasco, contra los grupos terroristas Hayat Tahrir el Cham y Failaq Al-Rahman. En ese contexto, un oficial informó a dicha fuente, que los uniformados sirios lanzaron operaciones tácticas que rompieron las líneas de defensa de los terroristas y destruyeron varios de sus túneles en el suburbio de Harasta y en la localidad de Masraba. En su ofensiva contra las agrupaciones radicales, entre ellas el Frente para la Liberación del Levante (otrora Frente al-Nusra, el del gas sarín en 2013) y el Ejército del Islam, las tropas gubernamentales emplean aviones de combate, artillería, decenas de tanques de guerra y unidades de infantería, entre ellas las especiales Fuerzas Tigre.

De ahí que el canciller ruso, Serguéi Lavrov, declarará con total ironía que “Rusia luchará contra los terroristas malos y buenos por iguales”, y lo recalcó junto con su denuncia del “doble estándar que practica el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el cual se rehúsa condenar el terrorismo internacional en todas sus formas”. Al que le sirva el sayo que se lo ponga.  “Les toca ahora cumplir con la tregua a los rebeldes establecidos allí y a sus patrocinadores, que por el momento solo obstaculizan la entrega de ayuda y la retirada de los ciudadanos que deseen abandonar la región, al mantener los ataques contra Damasco”, dijo Lavrov, destacó un cable de PL.

Junto con el respaldo a los terroristas, Washington se ha volcado hacia quienes llama eufemísticamente opositores moderados sirios y ha utilizado otra estrategia, rectorada directamente por el Pentágono. La cadena estadounidense CNN informó que el programa del entrenamiento del primer grupo de opositores armados solo correspondió a 54 combatientes pero con un costo de nada menos que 41 millones de dólares, que por supuesto financia el contribuyente americano. La prensa admite que se espera que Estados Unidos entrene y equipe a más de 15 mil opositores armados sirios durante los próximos tres años. De modo que la hipótesis de que las fuerzas yanquis en Israel pudieran ser giradas hacia Siria en algún momento no anda muy desencaminada por lo que hay que darle seguimiento ya que el imperialismo por su propia naturaleza necesita de las invasiones y las guerras, así sean de corto alcance.

Lo importante es que sean lucrativas y que muevan capitales y logística. Y si para lograr dividendos se precisan de pretextos y estos no aparecen en el mundo real, pues se inventan. No sería la primera vez que se apoyan en una falsa bandera.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda