0
Publicado el 19 Marzo, 2018 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

SIRIA

En lucha contra lo peor de la humanidad

Fady Marouf, Premio  de la UPEC 2017, en exclusiva para BOHEMIA nos acerca de primera mano a la realidad aguerrida de su nación
Al intervenir luego de recibir la alta distinción de la UPEC, Fady aseguró que era un honor estar en Cuba, junto al valiente pueblo de esta isla. (Foto: YASSET LLERENA)

Al intervenir luego de recibir la alta distinción de la UPEC, Fady aseguró que era un honor estar en Cuba, junto al valiente pueblo de esta isla. (Foto: YASSET LLERENA)

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Es un privilegio para un periodista tener a un colega como testigo de excepción, que desde su labor enfrenta los desafíos de una guerra. Es lo que sintió esta reportera ante el sirio Fady Marouf de visita en La Habana para recibir la distinción Félix Elmuza que otorga cada año, la Unión de Periodistas de Cuba, UPEC, a aquellos profesionales que se destaquen por la difusión de la realidad a partir de su condición de veracidad.

Ya BOHEMIA había tenido la oportunidad de entrevistarlo vía Internet hace unos meses atrás con el interés de acercarnos al panorama conflictivo que le han impuesto a Siria, siempre al borde de las peores cosas debido al flagelo del Terrorismo. Por eso cuando supimos que Fady estaba en esta Isla fuimos de los primeros en contactarlo.

Se trata de un intrépido joven que estudió Literatura y lingüística en La Universidad de Villa Clara, hijo de una familia humilde y trabajadora fue educado en los valores de la Revolución y la lealtad. En nuestro intercambio aseguró que le debe mucho al pueblo cubano: “Yo, al igual que los demás sirios que hemos estudiado en la Patria de Martí y de Fidel, le entregamos a ustedes solo un poco, y esto no representa ni una gota en el mar de lo que Cuba ha hecho y hace por Siria”.

Sin embargo, me permito discrepar con esta humilde afirmación. Gracias a jóvenes sirios como Fady es que la humanidad puede tener la esperanza de un futuro latir seguro de la vida. Porque allí, en esas tierras árabes, se juega buena parte del actual equilibrio del mundo.

El sentido de su estancia en la mayor de las Antillas impuso en la conversación el agradecimiento a la UPEC así como a los colegas de Prensa Latina de misión en Siria, reportando muchas veces desde los escenarios físicos de la conflagración. Nuestro entrevistado manifestó asimismo su devoción por las amistades que dejó en Cuba y las que ha ido adquiriendo con los años desde su labor en la embajada cubana en Damasco.

Adentrándonos en las vivencias de un pueblo amigo

Fady Marouf es sin dudas un hombre de conciencia, esa que le hace amar a su país con una entrega valiente desde los frentes de batallas de Alepo, Latakia o Palmira para reportar la verdad de una escalada bélica que según sus propias palabras es una “guerra mundial en miniatura porque en Siria se enfrentan los intereses de Occidente y Estados Unidos, los de los terroristas y la firmeza del pueblo y gobierno sirio con el apoyo de Rusia, Irán y la milicia libanesa de Hizbolá”.

Para este profesional sirio de la palabra es sumamente necesario ir a la génesis de la situación contemporánea: “el 15 de marzo de 2018 entramos en el octavo aniversario, funesta para mi la Primavera, que es otoño árabe, los problemas en Siria comenzaron en esta fecha pero de 2011. Empezaron en Damasco, y hay que decir la verdad pues hubo demandas populares justas que querían un cambio en las políticas económicas del país, con demandas de más apertura política, y el gobierno respondió a ellas”, señala primeramente para luego recalcar que “se hicieron cambios en la Constitución, se permitió la creación de Partidos políticos y lo más importante que fueran independientes, sin injerencia externa. Hoy en Siria tenemos 22 partidos políticos. Se efectuaron también elecciones presidenciales, se aprobó una ley electoral nueva, así como una Ley de administración municipal. Hubo asimismo en aquel entonces un aumento de los sueldos del 30 por ciento. Bajaron los precios de los derivados del petróleo”.

Fady asegura que “los enemigos de Siria aprovecharon esas demandas populares y lanzaron una cruzada mediática sin precedentes de parte de muchos medios, yo creo que ha habido más de mil 200 medios, entre televisoras, canales, periódicos, revistas, páginas Web que buscaron movilizar al pueblo contra su gobierno, trataron de satanizar al gobierno sirio. Cantidad de mentiras que han lanzado contra Siria, para lograr su objetivo y al final fracasaron. Después la injerencia extranjera de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia e Israel así como los países del Golfo: hablo exactamente de Arabia Saudí, de Qatar. También debo mencionar a Turquía”.

En su análisis este joven considera que “la injerencia agravó el conflicto y a través de las fronteras facilitaron la entrada de muchos mercenarios de otros países, llegados de Chechenia, Francia, Austria, Estados Unidos, de Canadá, y de otros muchos, llegando a ser una cifra de 120 mil mercenarios, que son los terroristas yidahistas en Siria. Además les apoyaron con todo tipo de armas. Estados Unidos los formó y apoyó financiera y logísticamente. No puedo negar que la situación empeoró mucho. Mucha gente salió del país, tenían miedo”.

Pero en medio de ese recrudecimiento de las circunstancias nuestro entrevistado insiste en que “desde el 2015 hacia acá Siria esta avanzando, esta logrando conseguir muchas victorias en el frente militar. Los terroristas llegaron a ocupar el 65 por ciento del territorio nacional, pero en este año el ejército sirio liberó el 50 por ciento del territorio sirio estando en manos de los terroristas- según me parece recordar- el 15 por ciento. Logramos liberar a Alepo, De Zorr, el sur de Raqqa, en frontera con Iraq. Ahora el ejército está operando con el apoyo de los amigos y aliados rusos, con Irán y con Hizbolá en Ghouta, cerca de Damasco, como el último reducto de los terroristas”.

No siempre los resultados son los deseados

Al ser del pueblo, Fady se muestra receloso de la actuación de las organizaciones internacionales, en ese sentido considera que “el Consejo de Seguridad de la ONU solo se reúne cuando ve a los terroristas en situaciones difíciles para darle una tregua, jamás cuando hay ataques terroristas contra Damasco, o contra la población civil. En mi opinión son treguas para que los terroristas se puedan reagrupar y para que a las potencias les de tiempo de ayudarlos”. Sin embargo a pesar de todo, Siria se está recuperando.

A pesar de la destrucción y la muerte, Siria, su gobierno y ejército nacional van recuperando el control. (Foto: eldemocrata.com)

A pesar de la destrucción y la muerte, Siria, su gobierno y ejército nacional van recuperando el control. (Foto: eldemocrata.com)

Esa convicción nos la quiso transmitir dando ejemplos claros y sencillos: “hace cuatro años se iba la luz en Siria. En donde yo vivo, en Damasco, faltaba la electricidad por espacio de 17 horas, hoy en día ya no se va la luz. También te puedo decir que en la capital del país hay muchas actividades culturales. La Feria Internacional de Damasco, celebrada este año, en el verano, fue de vital importancia con la participación de un millón de visitantes y un alto nivel expositivo. Nosotros celebramos, como acá en Cuba, una Feria del Libro, la cual ocurrió en 2017, con un saldo muy positivo”, sostiene al tiempo que con su mano hace un gesto para abarcar la amplitud de lo mucho que ha avanzado su país.

De formación antiimperialista, Fady Marouf reitera con mucha vehemencia, y en un fluido español, la alta responsabilidad de Estados Unidos en las desgracias que han debido afrontar las sirias y los sirios. “En 2013, Rusia y China vetaron en la ONU, una intervención militar en Siria al estilo de Libia. Entonces, Estados Unidos ante ese fracaso comenzó a pensar un  pretexto para intervenir en mi país. La masacre de Ghouta donde murieron mil doscientos civiles, entre ellos niños, fue un ataque químico hecho por potencias extranjeras, creo que se debió a maniobras de la inteligencia saudí, el Mossad israelí, y la CIA yanqui. Rusia logró destruir ese pretexto. Ahora de nuevo carecen de una justificación para bombardear a mi patria, no saben qué hacer. Y los terroristas han recibido la orden de que inventen los ataques químicos, incluso les suministran cloro”. “Mire, usted, -sostiene seguro-, el ejército sirio no tiene necesidad de utilizar armas químicas en momentos en que avanza, mucho menos para matar, por ejemplo, a cinco personas, no hace falta, eso son los terroristas para acusar al gobierno y provocar la intervención extranjera. En este escenario es que entran los cascos blancos, quienes surgieron con financiamiento británico, incluso reciben apoyo de Estados Unidos. Y yo me pregunto ¿Dónde operan los cascos blancos? Ellos se mueven nada más en las zonas controladas por los terroristas de Al Qaeda. Sus miembros son personas hostiles al gobierno sirio. Ellos no tienen nada que ver con el tema humanitario, ellos fabrican vídeos. Cuando a un niño le sucede algo a ellos no les interesa salvarlo, no lo llevan a un hospital, solo lo filman para explotar mediaticamente ese sufrimiento. Sus vídeos solo apuntan a tergiversar la realidad para acusar al gobierno sirio: Son una gran mentira, pero lamentablemente los medios de comunicación occidentales los presentan a ellos como héroes. Es algo repugnante haber propuesto a Premio Nobel de la Paz a gente que juega con el dolor de inocentes”.

Dignidad por la vida

Ante la pregunta de esta reportera en relación a los diálogos de paz en Ginebra, nuestro entrevistado afirma que allí “no ha habido ningún avance, hubo varias rondas, iniciadas en 2012, cuando los opositores no quisieron un diálogo directo con el gobierno. Los terroristas, armados por las potencias extranjeras lo que quieren es conseguir en las negociaciones, lo que no lograron por la vía militar, y eso el Gobierno legítimo de Damasco no lo va a aceptar jamás, quiere decir cambiar al ejecutivo, y como no lo han logrado por la vía militar en el terreno, van a Ginebra a “negociar”.

Sostiene por otro lado que “la táctica de Rusia es más inteligente, porque invita a todos los actores políticos, los opositores que están dentro de Siria, me refiero a aquellos que están dentro de mi Patria que pueden criticar el rumbo económico del país, son partidos de la oposición patrióticos que no desean ver a Siria dominados por los terroristas ni por las potencias extranjeras. Estos partidos no son financiados desde el exterior, son soberanos. Pueden esgrimir críticas, pero estas son constructivas”, a diferencia de los opositores que están en el extranjero, “quienes rechazan a este tipo de oposición diciendo que ellos son los únicos representantes del pueblo sirio, y esto es falso”.

Fady está convencido ciento por ciento que si “hoy en día usted va a Siria y pregunta o se hace una encuesta, el resultado dará que un 90 por ciento está con el gobierno sirio, y si se convocara a unas elecciones, el vencedor seguirá siendo Bashar al Assad, porque es él la mejor alternativa para Siria al ser un líder carismático, firme, digno, jamás ha renunciado a sus principios, ni ha dado un paso hacia atrás, ni ahora, ni en los peores momentos de la guerra, tiene ascendencia moral sobre el ejército nacional, él desea que nuestra nación esté regida institucionalmente. No se ha dejado comprar y eso que le han propuesto miles de millones si accede a las políticas estadounidenses. Por eso nadie dentro de Siria confía en los opositores que radican en el exterior. No hay alternativa viable posible llegada del exterior”.

¿Cuál es esa alternativa, Al Qaeda?, se pregunta el joven galardonado en Cuba. “Ellos llegaron a ocupar amplias zonas pero van siendo derrotados por esos mismos hombres que siguen lealmente a Bashar al Assad”.

A la interrogante de BOHEMIA sobre el vínculo entre Siria e Irán, Fady explica que “es muy antiguo, desde el triunfo de la Revolución iraní. Con ellos, al igual que con Rusia, hay un acuerdo de defensa conjunto desde hace años, quiere decir en lo militar. Cada país defiende al otro en caso de una agresión extranjera. Entonces la ayuda que nos brinda Irán está en el marco de ese acuerdo, firmado en los años 80 del pasado Siglo, y se hizo a solicitud del gobierno sirio. Se trata de una relación de mutuo beneficio”, dice

“Los iraníes nos están dando créditos, están mandando alimentos, ayuda humanitaria de cientos de millones de dólares. Al contrario de Estados Unidos que lo que mandan son armas a los terroristas para destruirnos. Irán no. Esa nación nos ayuda a nivel económico,  nos está otorgando cien becas anuales para que el joven sirio se prepare mejor de cara al futuro. Igual hace Rusia que en esto momentos entrega 500 becas al año para que los sirios puedan formarse en Universidades rusas”.

Y vuelve a la carga contra los yanquis

Las fuerzas rusas, aliadas de Siria en el terreno político y militar, han debido enfrentar los bombardeos de los F16 de Israel, donados al régimen sionista por Estados Unidos. (Foto: HispanTv.com)

Las fuerzas rusas, aliadas de Siria en el terreno político y militar, han debido enfrentar los bombardeos de los F16 de Israel, donados al régimen sionista por Estados Unidos. (Foto: HispanTv.com)

“En cambio Estados Unidos y Donald Trump le vetan la entrada al sirio. El sirio que tiene una civilización de miles de años, el ciudadano más laico, moderado y abierto del mundo árabe no puede entrar a Estados Unidos”. Y como para que la idea le quede bien clara a esta reportera Fady insiste: “Yo tengo aversión de Estados Unidos, para mi el imperio es lo peor de la humanidad”. En su boca hablan sus millones de compatriotas cuando asegura: “La gente en Siria claro que quieren a Rusia y a Irán porque tenemos muy buenas relaciones que nos ayudan a sobrevivir. Antes de venir yo para Cuba, Siria e Irán firmaron acuerdos para la reparación de todas las plantas centrales eléctricas del país en la recuperación del sector energético. Rusia igual nos ayuda, y no puedo dejar de mencionar a Cuba, nación hermana que nos envía vacunas necesarias para la población infantil, mientras Estados Unidos nos ha impuesto sanciones sobre los equipos médicos de alta tecnología que no podemos importar”.

Sabemos como cubanos a qué se refiere Fady: “La medicina en Siria es un renglón muy desarrollado con decenas de fábricas pero hay un 5 por ciento de esos medicamentos que debemos importarlos y los yanquis nos lo impiden, y entonces Cuba nos ha extendido la mano en ese sentido. Cuba está contribuyendo también a curar la herida que tiene Siria”.

Y en un arranque de gratitud el periodista sirio habla con responsabilidad por los suyos en el tema Cuba: “En la calle usted puede preguntar y el sirio del pueblo le dirá cuanto respeta al pueblo cubano, respeta a Cuba, a Rusia a Irán, pero cuando le habla de Estados Unidos, hoy en día la gente siente asco por ese país imperialista ya que jamás interviene a favor de los pueblos, sino por sus intereses nada más”.

Optimismo meridiano

Fady está convencido del triunfo de su gobierno y pueblo, y así lo asegura: “Cuando Alepo el año pasado se movilizó el Consejo de Seguridad de la ONU, Turquía, Estados Unidos y los países europeos amenazaron con usar la fuerza, dudaron de que esa zona fuera liberada por el ejercito sirio con ayuda de Rusia, y al final obtuvimos la victoria. Sobre Alepo se tejieron muchas mentiras y la realidad demostró que nuestro gobierno tiene razones morales que lo hacen vencer todas las dificultades. De esa área salieron 10 mil terroristas, ellos se rindieron. La bala que el ejercito sirio dirige contra los terroristas le duele a Estados Unidos pues el imperio sabe que está dirigida también contra el”

“De ahí que, -según Fady-, Estados Unidos le exija al Consejo de Seguridad de la ONU que condene las operaciones militares de mi Patria contra Ghouta porque eso significa aniquilar a los grupos terroristas, de los que son aliados”. Y nos aporta datos que les resultarán interesantes a nuestros lectores: “tanto allí como en Alepo, el ejército despliega sus fuerzas especiales denominadas tigres, muy bien entrenadas en lo militar con lo cual se obtiene una gloria segura. En estos momentos la ciudad vecina de Damasco esta siendo liberada en más de un 58 por ciento y el éxito será total, de eso no me cabe ninguna duda. Ghouta es además el pulmón verde de la capital siria, y esta llena de granjas con un alto rendimiento agrícola, y es esta otra razón para liberarla del terrorismo”.

Estampas de un heroismo

Emocionado por ayudar a difundir la verdad de la lucha de su pueblo, este joven de estirpe Guevariana admite que “los sacrificios son muchos con la pérdida de nuestros mejores soldados pero nos entregamos en la pelea pues nuestra causa es justa, además el pueblo sirio esta convencido que el sacrificio de la lucha es menor que si nos entregáramos a vivir bajo el dominio de esos grupos terroristas”.

Y remata la anterior idea con el siguiente concepto: “Soy de un país que se llama Siria, que es valiente, fuerte. Nos quieren llevar al pasado a naciones fragmentadas, divididas. El terrorismo en Siria no es una unidad homogénea, porque se trata de un mosaico que comprende a mil 200 grupos, que tienen diversos mentores en la región y el mundo, como ya he dicho antes, incluso están enfrentados unos a los otros, ya que carecen de una visión común”. Además está persuadido de que “no darán resultado las campañas mediáticas contra el gobierno sirio y será entonces imposible detener el avance de las tropas patrióticas sobre Ghouta, en manos de esos terroristas desde 2013”. Aclara además que esa misión es un imperativo para la paz “porque desde Ghouta se disparan morteros contra Damasco, como sabes la capital del país, lo cual es muy importante, muriendo allí más de 13 mil civiles por esa causa. Incluso han disparado contra las embajadas, contra la rusa y en un tiempo contra la cubana”.

Nos explica que “los terroristas que son derrotados huyen para la provincia de Idlib, región en que más temprano que tarde el ejército sirio también realizará una ofensiva, sin embargo, el gobierno ha sido tolerante con aquel que depone las armas, y que logre demostrar que estuvo engañado o que no atentó contra la vida de nadie inocente, y volver a su rutina normal como era antes de la Guerra. Tenemos en mi país también una política de reconciliación”.

Nos desmenuza esta realidad con un ejemplo: “los familiares de alguien en el grupo terrorista Estado Islámico (EI) han sido respetados, no han sido castigados en Siria a diferencia de lo que ha ocurrido en Iraq. Existe en Siria un Decreto de indulto mediante el cual, los “armados”  ubicados en grupos de control o puntos administrativos, tienen derecho a la reincorporación a la sociedad. Para ello debe comprometerse a no cometer ningún delito que atente contra la seguridad nacional. Esta política es importante para aliviar un poco el dolor y para neutralizar a los terroristas, así como evitar mayor destrucción y muerte”. Sostiene asimismo que “el ejército sirio asedió a Ghouta dándole a los terroristas todas las posibilidades de rendirse, ha tenido mucha paciencia, hasta negociar con algunos de sus representantes pero a la larga se demostró que ellos no quieren eso, por lo tanto hay que seguir luchando hasta obtener la victoria. En estos momentos los terroristas mantienen como rehenes a ocho mil civiles”.

Desenlace de un encuentro

Muchos más tópicos pudieron haber sido abordados pero en esta visita, Fady Marouf tenía una agenda bien abultada que cubrir, inmerso en la Jornada cubana por la Prensa, no obstante, no podía despedirse de los lectores de BOHEMIA sin dejar registrado su compromiso con las causas justas desde la Tribuna del antimperialismo. Así nos exhortó:

“Cuiden a su Revolución, no den ni un paso atrás. No se dejen engañar por sus campañas políticas, jamás se rindan ante Estados Unidos porque esta potencia es el mal del mundo, y si lograra poner un pie en Cuba no va a respetar a nada ni a nadie. Ellos buscan las debilidades dentro de las sociedades para que estas se pudran y caigan, no obstante, este propósito, ahora están siendo derrotados en Siria como lo fueron en Playa Girón”.

Ver también: SIRIA

La victoria de la vida contra la muerte


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda