0
Publicado el 4 Mayo, 2018 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

Recuerdan a las víctimas de la masacre sudafricana en Cassinga

Presidieron el acto central por los 40 años de la masacre de Cassinga, Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros y Nangolo Mbumba, Vicepresidente de Namibia. (GILBERTO RABASSA).

Presidieron el acto central por los 40 años de la masacre de Cassinga, Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros y Nangolo Mbumba, Vicepresidente de Namibia. (GILBERTO RABASSA).

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Fotos: GILBERTO RABASSA

Con cánticos y bailes al modo de África, el pueblo y el Gobierno de Cuba recordó a los mártires que murieron por la saña del racismo sudafricano en un suceso de la mayor crueldad. Con el estribillo de “Remember Cassinga” un coro compuesto por estudiantes namibios en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), juró jamás olvidar a sus hermanos caídos. También se cantó por los internacionalistas cubanos.

En la Sala Universal de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) tuvo lugar,  el acto central en recordación al 4 de mayo de 1978, día de la masacre de Cassinga. Presidieron la actividad Salvador Valdés Mesa, miembro del Buró Político y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estados y de Ministros, Nangolo Mbumba, Vicepresidente de Namibia, Álvaro López Miera, Viceministro Primero del MINFAR, Jefe del Estado Mayor General y miembro del Buró Político.

El amigo visitante agradeció a la Revolución cubana por su ayuda desinteresada con una cita extraída del discurso de Fidel del 22 de diciembre de 1975: “¡estamos cumpliendo un elemental deber internacionalista cuando ayudamos al pueblo de Angola! No buscamos petróleo, ni buscamos cobre, ni buscamos hierro, ni buscamos nada en absoluto. Simplemente aplicamos una política de principios. No nos cruzamos de brazos cuando vemos a un pueblo africano, hermano nuestro, que de repente quiere ser devorado por los imperialistas y es brutalmente atacado por África del Sur. ¡No nos cruzamos de brazos y no nos cruzaremos de brazos!”

Al calor de la efeméride el líder namibio manifestó que la evocación de los dolorosos acontecimientos deben inspirar a nuestros dos países a una mayor solidaridad y unidad para proteger de manera colectiva el futuro de nuestras generaciones ante tragedias similares a la de hace 40 años atrás en Cassinga. El orador africano calificó ese hecho como uno de los “momentos más oscuros de la Historia moderna”.

Rememoró la composición del campamento cuyo único crimen- si puede decirse que hubo alguno- fue el de querer la libertad para Namibia. Fustigó el racismo de la Sudáfrica de entonces y los métodos brutales empleados para doblegar a la gente. “Este acto de crueldad lamentable y deplorable fue verificado por la ONU, la que dictaminó se trató de un acto criminal en términos legales y salvaje en términos morales”. Mbumba emocionado terminó sus palabras con un ¡Viva la amistad entre Cuba y Namibia! y un ¡Gloria a los mártires!

El General de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera exhortó a los presente a no olvidar jamás lo que ocurrió en Cassinga (GILBERTO RABASSA).

El General de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera exhortó a los presente a no olvidar jamás lo que ocurrió en Cassinga (GILBERTO RABASSA).

Las palabras centrales del acto estuvieron a cargo del General de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera. “No debemos jamás olvidar lo que ocurrió en Cassinga. Como no debemos olvidar ninguno de los acontecimientos que han marcado nuestra historia común. Como dicen los africanos cuando no sabemos de dónde venimos no sabemos hacia dónde vamos”, alentó a los presentes el alto oficial cubano.

Recordó además que esta actividad se enmarca en las conmemoraciones por el Día de África y por el Centenario de Nelson Mandela, mundialmente conocido por su resistencia y lucha contra el apartheid. López Miera se refirió asimismo a los lazos continuados entre el pueblo cubano y el africano, el cual ha recibido atención médica y oportunidades de educación en la Isla. Valoró altamente nuestros actuales vínculos, y muy especialmente los históricos, cimentados por siempre en las luchas libertarias.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda