0
Publicado el 1 Junio, 2018 por Redacción Digital en Mundo
 
 

España amaneció con nuevo presidente (+ video) ¿Quién es Pedro Sánchez?

Encabezando una ola de indignación por la condena judicial del Partido Popular, Pedro Sánchez vio recompensada su obstinación al conseguir en principio todos los apoyos para aprobar una moción de censura contra Mariano Rajoy
Pedro Sánchez despide a Rajoy. Foto: LaPrensa.hn

Pedro Sánchez despide a Rajoy. Foto: LaPrensa.hn

Madrid, 1 jun.- El secretario general del Partido Socialista (PSOE), Pedro Sánchez, se convirtió hoy en el nuevo presidente del Gobierno de España, tras la destitución del conservador Mariano Rajoy por el Congreso de los Diputados.

Rajoy, cuyo segundo mandato comenzó en 2016, fue depuesto por la Cámara baja, que por abrumadora mayoría -180 de sus 350 escaños- aprobó una moción de censura en su contra, tras los múltiples escándalos de corrupción en su formación, el Partido Popular (PP).

Fueron precisamente esas tramas corruptas, además de su mal manejo del conflicto secesionista en Cataluña, las que precipitaron la caída del político de 63 años, que en 2011 llegó por primera vez a la primera magistratura, tras dos intentos anteriores fallidos.

‘Dimita, señor Rajoy, y todo terminará, podrá salir de la presidencia por decisión propia’, manifestó Sánchez la víspera en el hemiciclo, donde defendió la propuesta del PSOE para desalojarlo del gubernamental Palacio de La Moncloa.

Es la primera vez, en casi 40 años de democracia española, que en el Congreso prospera una moción de censura, tras presentarse durante ese tiempo cuatro iniciativas de ese tipo, dos de ellas contra el ya defenestrado mandatario.

Sánchez subrayó que la moción de los socialdemócratas nació de la incapacidad del gobernante de asumir sus responsabilidades políticas tras la sentencia ‘demoledora’ del caso Gürtel, la cual, advirtió, en otras democracias hubiera precipitado su dimisión.

El líder del centenario PSOE y flamante jefe del Ejecutivo aludió al fallo de la conocida causa, considerada una de las mayores tramas de corrupción en la historia reciente de España.

La sentencia del mediático caso Gürtel condenó el 24 de mayo a penas que suman 351 años de cárcel a 29 de los 37 acusados en el juicio por una red de financiaciones, pagos y adjudicaciones ilícitas, que salpicó a una decena de ex altos cargos del PP.

Sánchez acusó a Rajoy de debilitar la democracia española al aferrarse al sillón de La Moncloa.

Recordó que el Partido Popular suma ‘más investigados, procesados y condenados que ninguna otra formación política en la Unión Europea’.

Aseguró que trabajará para garantizar la estabilidad institucional, económica, social y territorial e impulsará el consenso necesario para convocar a elecciones, aunque no dio fecha.

No se puede obligar al país a elegir entre la democracia, que supone la moción de censura socialista, y una estabilidad ‘manchada por la corrupción’ del PP, enfatizó el nuevo estadista.

También se comprometió a abrir un diálogo con el nuevo gobierno de corte separatista de Cataluña, estancado desde octubre de 2017 tras el fracasado intento de secesión de esa región del noreste español.

De 46 años, Sánchez se puso por primera vez al frente del Partido Socialista Obrero Español en 2014, siendo prácticamente un desconocido.

Luego de una forzosa renuncia en octubre de 2016, cuando rechazó facilitar la investidura de Rajoy, como finalmente ocurrió gracias a una polémica abstención del PSOE, los militantes de su formación volvieron a colocarlo al frente del mismo hace justo un año.

Después que el rey Felipe VI lo nombre jefe del Gobierno, el político socialdemócrata tendrá la compleja misión de conformar un ejecutivo en el cual podría incorporar a algunos representantes de los partidos que hoy le abrieron las puertas a la presidencia. (PL)

[vsw id=”13gGt3OPN1w” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

Video de EFE

¿Quién es el nuevo presidente de España?

Pedro Sánchez, nuevo presidente de España/ Foto: El comercio

Foto: El Comercio

Pedro Sánchez, de 46 años, fue elegido este viernes en el Congreso ya que recabó el apoyo de 180 diputados, cuatro por encima de los 176 necesarios para la mayoría absoluta.

El actual secretario general del PSOE se convierte en el séptimo presidente del Gobierno desde la restauración democrática en 1977 sustituyendo a Rajoy, su rival político, con el que ha tenido una relación fría y distante, excepto la postura común que ambos han mantenido contra el proceso independentista catalán.

En el primer debate electoral en que ambos participaron en 2015, Pedro Sánchez, como candidato socialista, llegó a decir a Rajoy que no era un político “decente”, a raíz de los casos de corrupción que amenazan desde hace años al Partido Popular (PP, centroderecha).

El partido socialista (PSOE) presentó la pasada semana una moción de censura contra el Gobierno del PP después de que ese partido fuera condenado por lucrarse en una trama de corrupción y de quedar acreditado en la sentencia que contaba con una caja “B”.

Sánchez es el tercer presidente socialista del Gobierno español desde 1977 pese a que el PSOE solo tiene 84 diputados en una Cámara de 350 escaños, la menor representación de este partido desde la restauración democrática, por lo que ha tenido que contar con el apoyo de varios grupos políticos.

Pero no ha sido la primera vez que Pedro Sánchez desafía a la aritmética parlamentaria y se ofrece como alternativa al PP y a su líder, Mariano Rajoy, con el argumento de que hay que regenerar la vida política española.

Ya intentó ser presidente del Ejecutivo español en marzo de 2016, después de que Mariano Rajoy renunciara a hacerlo aunque el PP había ganado las elecciones de diciembre de 2015, postura que provocó la convocatoria de nuevos comicios, que volvió a ganar el Partido Popular.

En esta ocasión, el líder socialista defendió la moción de censura desde una posición nueva en el parlamentarismo español, ya que no es senador ni diputado.

Sánchez renunció a su escaño en 2016 para no abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy, como decidió el grupo socialista, lo que posibilitó la reelección del candidato del PP como presidente del Gobierno.

Su firme negativa a facilitar esa reelección, con su conocido “no es no”, provocó el rechazo de los líderes regionales socialistas, que forzaron entonces su salida de la dirección del partido.

Sánchez, economista y antiguo jugador de baloncesto, no se dio por vencido, recorrió las provincias españolas reuniéndose con militantes socialistas y consiguió ser elegido de nuevo secretario general del PSOE en junio de 2017, tras ganar en unas elecciones internas a la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, apoyada por la mayoría de los dirigentes regionales del partido.

Un año después, Pedro Sánchez se presentó de nuevo a unas elecciones para ser presidente del Gobierno y en esta ocasión contó con el apoyo unánime del Comité Federal del PSOE, máximo órgano entre congresos.

El líder socialista fue elegido por primera vez secretario general del PSOE en 2014, a los 42 años, con un discurso de renovación y apertura, cuando era un desconocido para la mayoría de los españoles.

Cuatro años después llega al Gobierno, pero su recorrido político no ha sido fácil ya que, además de ser cuestionado por sus correligionarios, ha tenido que hacer frente a sucesivas derrotas electorales, con una nueva formación de izquierda, Podemos, pisándole los talones.

Militante socialista desde los 21 años, Pedro Sánchez comenzó su carrera política como concejal en el Ayuntamiento de Madrid (2003-2009) y después pasó al Congreso de los Diputados, donde ya en 2015 ejerció como jefe de la oposición ante el Gobierno de Mariano Rajoy.

El líder socialista cuenta con experiencia en el extranjero, ya que trabajó dos años en Bruselas en el cambio de milenio como asesor del grupo socialista en el Parlamento Europeo y después como jefe de gabinete del Alto Representante de Naciones Unidas en Bosnia para el Proceso de Reconstrucción, el español Carlos Westendorp.

Fuente: EFE/ El Comercio


Redacción Digital

 
Redacción Digital