0
Publicado el 17 Julio, 2018 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

FORO DE SAO PAULO

El otro Plan

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA

A pesar de la ofensiva de la derecha dirigida desde Washington que trata de estigmatizar a la izquierda, el Foro colegió criterios de que no cejará en la lucha.

A pesar de la ofensiva de la derecha dirigida desde Washington que trata de estigmatizar a la izquierda, el Foro colegió criterios de que no cejará en la lucha.

Aunque todavía no se ha clausurado este XXIV Foro de Sao Paulo, que se realiza en La Habana desde el 15 de julio hasta hoy, martes 17, ya existen ideas de base para una declaración final que resuma las aspiraciones libertarias y de justicia social de la izquierda, los partidos políticos y movimientos sociales de la región. Para ello se han venido perfilando conceptos en el Grupo de Trabajo bajo la guía del documento “Consenso de Nuestra América”.

Siguiendo el pensamiento de José Martí, ese “hombre gigante” del pensamiento revolucionario de América Latina y también del Mundo, fuimos advertidos hace más de un siglo de que “a un plan obedece nuestro enemigo: de enconarnos, dispersarnos, dividirnos, ahogarnos. Por eso obedecemos nosotros a otro plan: enseñarnos en toda nuestra altura, apretarnos, juntarnos, burlarlo, hacer por fin a nuestra patria libre. Plan contra plan”.

Uno de los conceptos radicales que anima a este Foro, parte del convencimiento de que no existe ningún fin del ciclo progresista y de que no es momento de lamentar los reverses sufridos en el escenario político o electoral, más bien hay que aprender de los errores. En esta cita habanera se confirma que se sigue luchando por la toma del poder en todas las instituciones y su transformación al servicio del proyecto alternativo, mejorando la correlación de fuerzas en todas las formas de poder existentes en nuestras sociedades.

Este programa político tiene el objetivo esencial de promover la unidad de las fuerzas y las organizaciones políticas y sociales que lo asuman. Aspira con ello a lograr una elevada capacidad de convocatoria por su sentido amplio, contrario a cualquier forma de sectarismo y a otras actitudes que puedan contribuir a la fragmentación.

Asimismo se busca respetar y contener la diversidad ideológica, dentro de los límites que establecen los valores compartidos, lo cual constituye por definición una propuesta estratégica.

Principios rectores

Los países y pueblos de la América Nuestra tenemos coincidencias y ciertamente diferencias, sin embargo, en general nos asumimos como una comunidad y como una Patria grande. La izquierda, reunida en Cuba en este 2018, sostiene esta visión desde los siguientes principios rectores:

1-Luchar por la igualdad, la equidad y la justicia social.

2-Nuestra prioridad debe ser el bien común, y el uso sustentable de los recursos naturales.

3-Compromiso pleno con la democracia y la lucha por la libertad.

4-Unidad de nuestras fuerzas y organizaciones.

5- Enarbolar en todo momento la ética militante.

6-Promover el ejercicio transparente del gobierno y la administración.

7-rechazamos cualquier expresión de fascismo, racismo, xenofobia, discriminación de cualquier origen o naturaleza, así como otras expresiones de exclusión.

8-Promover la solidaridad entre las personas y las naciones.

9-La realización plena del derecho a la paz como premisa para el disfrute de todos los demás derechos humanos.

10- Defendemos el derecho de cada país a elegir el sistema político y social que sus pueblos democráticamente decidan, y esto debe respetarse.

11- Vocación de integrarnos en un bloque regional emancipatorio de nuestros ideales de libertad y justicia.

12- El patriotismo y el internacionalismo deben ser intrínsecos a la izquierda.

13- Por último, pero no por eso menos relevante, la izquierda lucha, y luchará a favor de nuevas formas de vida, y contra toda forma de violencia y discriminación étnica y social, y particularmente contra las mujeres y los niños.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda