0
Publicado el 16 Julio, 2018 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

FORO DE SAU PAULO

Los luchadores nunca callan

Contrario a lo que espera y quiere la derecha, los militantes revolucionarios siguen defendiendo el ideal por un mundo diferente, de paz y justicia social. En Exclusiva, BOHEMIA entrevistó a algunos de ellos

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA.

Fotos: JORGE LUIS SÁNCHEZ RIVERA.

A veces sucede que las ideas justas no trascienden por carecerse de los canales necesarios de comunicación y expresión. Consciente de que el dinero puesto a disposición de la ideología reaccionaria de derecha es mucho, las fuerzas revolucionarias de América Latina y el Caribe, junto a otras valiosas del mundo, han aceptado el reto de ganar la batalla, lo cual empieza por reactivar las tribunas internacionales de denuncia y concertación de estrategias. Se trata efectivamente de un objetivo complejo, en primer lugar porque la democracia burguesa afina métodos para destruir -como diría el Che- la imagen de cualquier revolucionario que luche contra el Imperio, como sucede hoy día en Brasil o Nicaragua.

Pero a pesar de los obstáculos no debemos nadar en las aguas del pesimismo, porque como ha demostrado la Historia libertaria de Latinoamérica, la victoria y el poder son metas alcanzables. Con la mira puesta en ese enfoque es que BOHEMIA se acercó al universo del XXIV Encuentro del Foro de Sau Paulo, en el habanero Palacio de Convenciones, en busca de testimonios demostrativos de que aun con las dificultades, el ideal de la Revolución, asociado a las transformaciones político-sociales, late en América Latina sin detenerse un segundo por los torrentes de “nuestras venas abiertas”, como confirmaría Eduardo Galeano de haber vivido en esta época definitoria.

México

Yeltsin Mendoza Islas, politóloga mexicana de 27 años, se siente heredera de una tradición nacional, encarnada en su momento en el triunfo de Lázaro Cárdenas.

Yeltsin Mendoza Islas, politóloga mexicana de 27 años, se siente heredera de una tradición nacional, encarnada en su momento en el triunfo de Lázaro Cárdenas.

A tenor con las elecciones presidenciales de México del 1º de Julio, esta reportera conversó con Yeltsin Mendoza Islas, politóloga de 27 años. “Vengo de la izquierda, de una tradición nacional, encarnada en su momento en el triunfo de Lázaro Cárdenas, o como ha sido el gradual ascenso de la izquierda en la capital del país”. De decir apasionado que desborda sus palabras para reafirmarse en la postura de sus manos, o en la intensidad de su mirada, esta mexicana se sabe afortunada: “La victoria de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) fue un acontecimiento histórico en la ciudad de México y en el país. El hecho de que haya ganado con una mayoría tan grande nos habla de la legitimidad del proceso electoral. El hecho de que el presidente del PRI, José Antonio Meade, candidato a la presidencia de México por ese partido, haya salido a declarar el triunfo de López Obrador mucho antes de que estuviera completo el conteo de los votos, nos habla del grado de legitimidad y de la importancia del triunfo”.

La joven nos explicó que “nuestra democracia fue impactada en el 2000 con Vicente Fox. Entonces, ver que AMLO llega, por medio de votación, a la presidencia de la República como un candidato que representa a las izquierdas, y a los movimientos sociales, a la mayoría de las personas que han pasado por tanto como presos políticos -como mi padre-, es algo muy significativo. Es también una victoria de las personas que en diferentes partes del país luchan por garantizar los derechos y crear aperturas para que el gobierno escuche las demandas”.

Yeltsin consideró que el resultado de las elecciones 2018 es mucho más importante, es más valioso que la transición del cambio político en el año 2000. “Te puedo decir que yo estaba junto a un grupo de personas reunido, esperando las declaraciones en momento en que se estaban cerrando las casillas electorales y no te puedes imaginar el grado de emoción que había en el lugar cuando vimos a Meade salir y declarar, al borde de las lágrimas, que había perdido. Tuvo que reconocer el triunfo de López Obrador, y eso fue el reconocimiento de una lucha de años, por muchas generaciones por cambiar las condiciones de vida de quienes más lo necesitan”.

La también activista de la organización popular por la defensa de una vivienda digna, está esperanzada porque este nuevo gobierno puede crear políticas de integración. “Esta victoria además nos habla del descontento que hay en el país. Al final fue en las urnas donde se demostró que la población quiere un cambio porque hay un hartazgo con la violencia y la corrupción”.

Interrogada sobre las expectativas con esta edición cubana del Foro de Sau Paulo, la joven confesó, que ella, como invitada, junto a una prima, vino a aprender. “Nos gustaron mucho las palabras del miembro del Partido cubano (Comunista), Balaguer. Venimos a integrarnos ya que este evento nos posibilita conocer otras experiencias, de ver como en otros países han solucionado problemas como los que estamos enfrentando nosotros, o algunos otros que vamos a presentar por el grado de complejidad que tiene la sociedad mexicana y porque en los últimos años no se han atendido adecuadamente esos problemas”.

Así y todo su confianza en el Partido MORENA, de López Obrador, es grande. Hasta hace apenas unos meses militaba en el PRD, organización política a la que le entregó sus energías juveniles por espacio de 12 años. Sin embargo, al analizar concienzudamente el pobre e improcedente desempeño del PRD con los anhelos del pueblo mexicano, optó por el cambio debido a “la veracidad de ese proyecto y por las esperanzas que representa, López Obrador”.

Bolivia

Juanita Anciet, tercera de izquierda a derecha, es una activa representante de la delegación boliviana.

Juanita Anciet, tercera de izquierda a derecha, es una activa representante de la delegación boliviana.

Fue fácil identificarla. Juanita Anciet, Secretaria de Relaciones Internacionales del Movimiento al Socialismo (MAS), partido en el poder en Bolivia, vestía su traje tradicional y además cargaba, en una especie de colorida bolsa, a su bebé de tres meses. Si durante siglos los indígenas y las mujeres fueron de los más olvidados entre los olvidados de la nación sudamericana, ahora con el liderazgo de Evo Morales, esos dos estamentos de la sociedad boliviana, hablan alto y claro.

“La delegación de Bolivia está muy contenta de estar en este Foro de Sao Paulo, en nuestro hermano país, la República de Cuba: un país socialista, un país libre. Con una delegación de parlamentarias y parlamentarios estamos participando en esta cumbre, de la cual esperamos como siempre de los partidos de la izquierda unidad más que nunca para seguir defendiendo a nuestros pueblos, y preparar nuestras futuras estrategias”, afirmó enérgicamente Juanita. “Sabemos que el Imperio siempre está con su plan desestabilizador, queriendo judicializar el tema de la democracia, pero entre todos lo vamos a impedir. Para eso es este Foro. Y aquí en Cuba, la izquierda saldrá hermanada y unida”, añadió Juanita persuadida.

Declaró que vinieron además a La Habana para “acompañar a nuestro presidente Evo Morales. Esta delegación boliviana, compuesta por amplios sectores, participará en distintas mesas de trabajo, recalcando nuestros avances en el gobierno y por supuesto, viendo los desafíos del futuro pero con un respaldo total a Evo. Frente a la conspiración imperial el único camino es unirnos”.

Nicaragua

Jacinto Suarez Espinosa, y José Denis Mejías (estudiante de la ELAM) cada uno desde sus respectivos roles, afirman que la Revolución sandinista triunfará.

Jacinto Suarez Espinosa, y José Denis Mejías (estudiante de la ELAM) cada uno desde sus respectivos roles, afirman que la Revolución sandinista triunfará.

La unidad es la única forma de enfrentar el injerencismo de Estados Unidos, que está llegando a límites extremos, sin descartar la intervención militar directa y la generación de focos de conflictos como en Nicaragua. Y de allí, de la tierra de Sandino pudimos apreciar la lealtad revolucionaria de los jóvenes nicaragüenses. En ese sentido se pronunció José Denis Mejías, futuro doctor, de la Escuela Latinoamericana de Medicina, ELAM. Su sueño es hacerse neurocirujano.

Pero hasta tanto ese momento no llegue debe preparase con similar intensidad en lo académico y en lo político. Su implicación en ambas cosas es total. “Lo que ha pasado en mi país es triste, es lamentable. Por eso como estudiantes sandinistas, representantes del futuro, venimos a decir que queremos paz. Que queremos seguir adelante con nuestros sueños y con nuestra Historia. Nuestra participación en este Foro (junto a él había otros jóvenes “nicas” estudiando en Cuba) es una iniciativa para atraer la verdad sobre Nicaragua: estamos en contra de la violencia”.

Otra de las voces resueltas en este XXIV encuentro del Foro de Sao Paulo fue  la de Jacinto Suarez Espinosa, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Asamblea Nacional de Nicaragua por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

“En Nicaragua hay una arremetida brutal del imperialismo, no tiene otra palabra. Nicaragua es un país pequeño, pobre que le estorba al imperio por la sencilla razón de que nosotros hemos establecido un gobierno de cambio: Nicaragua se ha transformado totalmente en estos últimos 10 años. Con una serie de mejorías que incluye un crecimiento económico de 4 por ciento, y cuando estos logros vienen de la izquierda pues sencillamente no gustan”, enfatizó el consagrado luchador.

Asimismo confirmó que “se están gastando millones de dólares en esa asonada contra mi país. En este enfrentamiento se da además la circunstancia de una santa alianza entre los empresarios y la Iglesia Católica que ha aglutinado a algunos sectores con el pedido de que se vaya Daniel Ortega. Y como ya no pueden botarlo ahora están planteando el adelanto de elecciones, para el 13 de marzo del año 2019, pero esa posibilidad no existe, ni ha existido nunca, es un invento yanqui, tan repetido por todos los corifeos que tiene allí”.

Aseguró Jacinto que “los sabotajes se han ido desmontando, con un  costo para ambos bandos donde ha habido muertes. Hay que diferenciar una cosa: los compañeros nuestros están conscientes de que nos enfrentamos a lumpenes, y gente sin empleo que incluso utilizan drogas. Algunos policías sandinistas han corroborado esa impresión diciendo que se enfrentan, no a personas comunes y corrientes sino a “zombis”, lo cual demuestra la decadencia de todas las fuerzas de derecha, y a los métodos que emplean”.

Otro aspecto a destacar, y en el que recalcó este parlamentario, fue en el terrorismo mediático: “Allí todo los días se difunden noticias falsas, alarmistas, manteniendo a la población en un estado de zozobra.  Buscan minar la confianza del pueblo en el FSLN. Pero van fracasando. Nosotros podemos decir que el sandinismo se levantó completo, unido, a defender su Revolución y a Daniel”.

Nos explicó con lujo de detalles lo siguiente: “La policía nacional es muy pequeña aunque ha sido muy eficaz contra el narcotráfico, sin embargo, al no poder plantar cara debidamente a los sabotajes, es que surge una fuerza sandinista enmascarada, compuesta por revolucionarios de todos los tiempos, personas leales a la Revolución como un frente sandinista unido”.

Por el contrario sostuvo que “ellos, la llamada oposición tiene una alianza que se llama Alianza cívica por la justicia y la democracia, pero esto no es ningún partido, es una alianza coyuntural para el dialogo nacional, que mediaron a aquellos que estaban financiando la subversión. ¿Cuándo empezó esto?: con una pequeña revuelta de estudiantes”. No obstante, Jacinto insistió en explicar que “estos estudiantes no son ni tan siquiera dirigentes de la Federación estudiantil de Nicaragua. Se trata, diría yo, de un caso de penetración ideológica en las filas de los jóvenes con cursos pagados por Estados Unidos que han ido convirtiendo a los muchachos a la derecha”.

Y en cuanto al detonador de la crisis, fue a la génesis del problema. “El Instituto nicaragüense de la Seguridad Social está haciendo una reforma que no es la que quieren los neoliberales: Nosotros tenemos la jubilación a los 60 años y las cotizaciones de 750 semanas. Se quería poner la jubilación a 65 años y las cotizaciones a mil 500. Nosotros nos mantuvimos firmes con los 60 años de jubilación y como el seguro social está integrado por cuota patronal y por cuota de trabajadores, más lo que representa el Estado, se decidió subir la cuota patronal de 9 a 13 por ciento, es decir se trata de una Reforma antineoliberal y también en todo caso antipatronal”.

“Pero en esa campaña terrorista de desinformación se llegó a decir que nosotros estábamos haciendo una reforma contra los ancianos, pero no conocían la ley, y así la gente se fue a las calles pidiendo “justicia” y chocaron con la policía. En esos primeros choques no pasó nada, sin embargo, empezaron a inventar muertos para caldear los ánimos. Y aunque se convenció a la mayoría de los estudiantes quedó un núcleo de las Universidades privadas, y que tienen un estatus alto dentro de la sociedad, y también hay incluso algunos de extracción popular metidos entre ellos”.

Manifestó de igual manera a BOHEMIA su indignación ante los métodos empleados por la derecha: “nos han robado consignas, y hasta canciones, verdaderos himnos sandinistas, para atraer a gente confundida. A estos “tenientes” estudiantiles paradójicamente se les pasean en la OEA, en Washington, y allí dicen que “luchan por la Patria” para que la gente crea que luchan por valores sandinistas, cuando en realidad son una perversión política para atraer a los jóvenes que tienen realmente una influencia sandinista en las Universidades”.

Añadió que “cuando no han podido engañarlos, han tomado las Casas de altos estudios y las han destruido, no han dejado nada. Los daños son enormes. Además tienen como objetivo el asesinato: ellos dicen que los sandinistas quedaron vivos en los 90 después de ser derrotados en las elecciones. Ahora no. Hoy en día piensan en matarnos a todos los simpatizantes de la Revolución. Así que lo que vendría sería un gobierno fascista”.  Y casi al final de este intercambio, Jacinto descartó la renuncia de Daniel, y planteó por ello la hipótesis de un avance sustancial a través del camino del diálogo nacional.

Convencido de la importancia de la solidaridad y de los respaldos militantes, Jacinto espera que en este Foro, “le pueda transmitir a todos nuestros hermanos, nuestra verdad, porque además de toda la realidad que le he contado enfrentamos a diario una campaña feroz de la prensa internacional. Entonces le decimos a esos medios que cualquier texto que ellos firmen señalen una cosa esencial: Nicaragua quiere paz”.

Y como reza un famoso lema de uno de los eventos internacionales contra la globalización neoliberal: “paz es lo que necesita el mundo”. Pero que no piense la derecha, ni los dueños de las transnacionales, ni las oligarquías vende patrias, que la izquierda va a cruzarse de brazos y cejar ante las dificultades, así sean mortales. Esa nunca será la actitud de un verdadero revolucionario.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda