0
Publicado el 1 Agosto, 2018 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Denuncian estrategia terrorista contra Nicaragua

La vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, exigió justicia y reparación para las víctimas del terrorismo golpista, en ocasión del aniversario 39 de la Fuerza Aérea.
Compartir
Daniel Ortega/ PL

(prensa-latina.cu)

Managua, 1 ago (PL) El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, denunció que hace unas semanas el país estaba sumido en el terror, debido a prácticas que eran desconocidas aquí como el secuestro, la tortura y el asesinato.

Pareciera que la influencia de ISIS (Estado Islámico) llegó a través de las redes hasta Nicaragua, dijo Ortega en un acto celebrado anoche en ocsion del 39 aniversario de la Fuerza Aérea.

Terrible y no fue un caso, fueron varios los casos de nicaragüenses quemados vivos, entre ellos dos hermanos policías, terrorismo, no hay otra palabra, expresó el mandatario nicaragüense

Ortega sostuvo que así fue como explotó una bola de terrorismo en el país, cuyos primeros intentos los enemigos de la paz trataron de ejecutar cuando el incendio en la reserva Indio Maíz.

‘¿Qué hacían los enemigos de la paz? Enviar mensajes que el gobierno era el responsable del incendio, que el gobierno había provocado el incendio y ya ellos venían potenciando sus planes, planes que no eran nuevos’, subrayó.

El jefe de Estado denunció que esos planes desestabilizadores son financiados por grupos extremistas de Estados Unidos y organismos de ese país.

Ya lo venían haciendo contra el proyecto del Canal (Interoceánico), con una campaña feroz contra esa iniciativa, que ha contado -indicó- con el respaldo de la mayoría de los nicaragüenses.

Ortega recordó que los enemigos de la paz se dieron a la tarea de manipular a la población de la zona del Canal, haciéndoles creer que se les iban a arrebatar sus tierras, mintiéndoles y luego organizando marchas con ellos, para buscar como provocar levantamientos armados.

Asimismo, refirió que ya desde el año 2007, cuando el sandinismo retomó el gobierno, empezaron los agrupamientos armados en las zonas rurales.

‘Recordémoslo bien, atacando puestos de la Policía, atacando al Ejército, que combate el narcotráfico y el crimen organizado, grupos armados combinados con narcotraficantes provocando muertos del Ejército, muertos de la Policía, asesinando campesinos, asesinando niños, familias enteras’, enfatizó.

Frente a ello, Ortega refirió que el gobierno actuó con cautela para no convertir el tema en un asunto de guerra, sino ubicándolos como lo que eran, bandas delincuenciales vinculadas al narcotráfico y a los grupos extremistas de Miami y de Costa Rica.

A su vez, criticó que diversos organismos de derechos humanos abogaban entonces por esos criminales como si fueran patriotas.

El mandatario manifestó que ese plan golpista no es nuevo, se venía desarrollando, acumulando y buscando como expandirse en diferentes direcciones, hasta que encontraron la oportunidad de potenciarlo a partir del pasado 18 de abril.

‘Simplemente porque se aprobó una reforma a la seguridad social (más tarde derogada) que es imprescindible, porque si no de otra forma desparece la seguridad social y lo saben los empresarios, lo saben los pensionados, los trabajadores’, abundó.

Sin embargo, Ortega señaló que no fueron los pensionados, ni los asegurados los que salieron a protestar a las calles, sino los dirigentes de organizaciones no gubernamentales que de pronto se convirtieron en grandes defensores de los jubilados.

‘Tienen una agenda que se está moviendo continuamente con el fin de desgastar al gobierno y les pagan para eso, reciben financiamiento para eso, para buscar como desgastar al gobierno frente a cualquier medida que tome el gobierno’, denunció.

Por otra parte, dijo que estos grupos desestabilizadores no han salido por arte de magia, son fuerzas que -apostilló- están agrupadas desde hace mucho tiempo y no perdonan que el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) haya retornado al gobierno por la vía electoral.

‘Y por eso guardan tanto odio, tienen odio acumulado allá y trasladan ese odio a nuevas generaciones, es terrible’, apuntó.

Rosario Murillo/ PL

(prensa-latina.cu)

Managua, 1 ago (PL) La vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, exigió justicia y reparación para las víctimas del terrorismo golpista, en ocasión del aniversario 39 de la Fuerza Aérea.

‘Pedimos castigo, no venganza, por haber llenado la patria de sangre’, manifestó anoche Murillo al denunciar también los secuestros, las torturas, violaciones y amenazas contra familias nicaragüenses, en el contexto de la crisis sociopolítica de los últimos tres meses en el país.

Según dijo, no se trata de sembrar el terror, sino de que los golpistas paguen por la destrucción ocasionada, porque ‘tanta barbarie terrorista no puede quedar impune’.

Para la vicemandataria, resulta inverosímil que esos grupos opositores pretendan culpar al Gobierno y al Estado de los crímenes provocados y cometidos por ellos ‘a plena luz del día’.

Señaló que hay autores intelectuales y materiales, así como agentes internos y externos que financiaron todas las acciones contra el pueblo, provocando un derramamiento de sangre.

No obstante, afirmó que ‘esas personas que han venido siempre atentando contra la paz, no pudieron destruir la fortaleza espiritual del pueblo’, lo que, a su criterio, consolidó la victoria ante la intentona golpista.

Murillo aseguró que la nación avanza en el restablecimiento de la paz y la seguridad, y llamó a todos los nicaragüenses a trabajar unidos, a reconciliarse, pese al dolor.

El acto estuvo encabezado por el presidente Daniel Ortega, quien denunció la situación de terror en la que estuvo sumida la nación hace unas semanas, debido a prácticas desconocidas en las últimas décadas, como asesinatos, secuestros y torturas.

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina