0
Publicado el 28 Septiembre, 2018 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Díaz-Canel exhorta a emigrados a opinar sobre el Proyecto de Constitución

Ante cubanos residentes en territorio norteamericano con los que se reunió en la Misión Permanente de Cuba ante la ONU, el mandatario destacó también el fortalecimiento de nexos con los emigrados. Medio millón de cubanos residentes en EE.UU. podrían viajar a la isla

Foto: prensa-latina.cu

Naciones Unidas, 28 sep (PL) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, exhortó hoy a connacionales residentes en Estados Unidos a contribuir con sus opiniones al debate sobre el proyecto de nueva Constitución, en beneficio del mejoramiento y desarrollo del país.

Ante cubanos residentes en territorio norteamericano con los que se reunió en la Misión Permanente de Cuba ante la ONU, el jefe de Estado sostuvo que el fortalecimiento del vínculo entre Cuba y sus nacionales en el exterior es continuo e irreversible.

Ejemplo irrefutable de esa continuidad y hecho inédito hasta hoy, expresó, es la decisión de que todos los cubanos en el exterior, sin excepciones, participen de manera activa y totalmente voluntaria en el debate sobre el proyecto de nueva Constitución.

Cualquier de ustedes que haya estado recientemente en el país puede dar fe de la extraordinaria movilización popular en torno a esa consulta, y yo los exhorto a contribuir con sus opiniones al mejoramiento y desarrollo de nuestra nación: soberana, independiente, socialista, democrática, próspera y sostenible, instó.

De acuerdo con el presidente de Cuba, solo el consenso de lo que aportemos todos propiciará la construcción de una sociedad cada vez más justa e inclusiva y hará prevalecer la prédica martiana de que la ‘Ley primera de nuestra República sea el culto de los cubanos a la dignidad plena del hombre’.

La participación de los cubanos que viven fuera de la patria en este proceso de debate es coherente con nuestra democracia participativa y un espejo del momento actual de nuestra historia, caracterizado, entre otros aspectos, por vínculos crecientes y diversos entre los cubanos residentes en el exterior y su país de origen, agregó.

Sugieren extender edad para permitir la incorporación de adolescentes al trabajo.

Foto: bohemia.cu

El proyecto de Constitución de la isla caribeña fue aprobado por la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) en julio pasado, y el mismo consta de un preámbulo y 224 artículos (87 más que la actual carta magna, vigente desde 1976), divididos en 11 títulos, 24 capítulos y 16 secciones.

Las discusiones sobre el texto comenzaron en la nación caribeña el 13 de agosto último, y desde el 31 de ese mes los cubanos residentes en el exterior tienen la oportunidad de emitir criterios.

El aporte de quienes residen fuera de la isla se materializa mediante una sección habilitada en el sitio web Nación y Emigración del Ministerio de Relaciones Exteriores (http://www.nacionyemigracion.cu).

La propuesta constitucional, cuyo debate se prolongará hasta el 15 de noviembre, reafirma el carácter socialista del sistema político, económico y social del país caribeño, así como el papel rector del Partido Comunista de Cuba.

Fortalecimiento de nexos con emigrados

Foto: @CubaMINREX/twitter

Naciones Unidas, 28 sep (PL) El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, aseguró hoy que el fortalecimiento de los vínculos entre el país caribeño y sus nacionales en el exterior es continuo e irreversible.

Como en el 1978, nuestro Gobierno quiere reiterarles la voluntad de continuar desarrollando un diálogo franco y amplio con nuestros connacionales en el exterior, manifestó ante emigrados residentes en Estados Unidos que se reunieron con él en la Misión Permanente de la isla ante la ONU.

El jefe de Estado hizo alusión a ese año, porque fue entonces cuando se realizó el primer diálogo del Gobierno cubano con personas representativas de la comunidad de la isla en el exterior.

De acuerdo con el mandatario, el objetivo fundamental fue entonces, y sigue siendo hoy, estrechar y fortalecer los vínculos con esos cubanos.

‘Aunque era un estudiante recién ingresado a la Universidad, recuerdo muy bien aquel primer contacto, por el documental 75 hermanos, donde algunos de ustedes aparecen tan jóvenes que ahora cuesta identificarlos’, expresó a los asistentes a la cita de este viernes.

En la familia separada por la emigración, aquel diálogo tuvo un impacto tremendo. Y en los que no teníamos familia emigrada, también, porque cualquiera tenía una novia, un compañero de aula o un vecino que emigró a Estados Unidos, recordó el dignatario.

De manera que creo que nadie fue indiferente, agregó, a aquel encuentro del que emergieron los primeros cambios trascendentales en la política migratoria cubana y en el tratamiento hacia nuestros nacionales en el exterior.

El presidente cubano apuntó que aquel contacto de 1978 ocurrió en uno de esos periodos que han durado poco en las relaciones con Estados Unidos, cuando comenzaban a tener lugar discretos cambios en la política del Gobierno norteamericano hacia la nación antillana.

Pero esa todavía era una etapa difícil para desarrollar nuestros vínculos, el terrorismo originado en Estados Unidos contra Cuba continuaba generando un grado de desconfianza que obligaba a priorizar la defensa de la patria y dificultaba el acercamiento, aún con la voluntad de ambas partes de avanzar, lamentó.

A pesar de las dificultades, agregó el gobernante, la tendencia a favor del entendimiento y los vínculos se fue imponiendo año tras año, con avances concretos, y la emigración dejó de ser políticamente homogénea y de ser llamada en bloque ‘exilio’, con el impulso de nuevos migrantes y generaciones de cubanos.

Ello se ha dado muy a pesar de la corriente minoritaria y extremista que aún promueve la confrontación entre los cubanos residentes en el exterior y su patria, señaló.

 Medio millón de cubanos residentes en EE.UU. podrían viajar a la isla

Prensa Latina

 
Prensa Latina