0
Publicado el 13 Septiembre, 2018 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Especialistas cubanos rechazan teoría sobre ataques a salud de diplomáticos de EE.UU.

Según los investigadores, con los argumentos intercambiados no es posible demostrar la existencia de un nuevo síndrome médico neurológico de lesión cerebral, ni afirmar que se haya podido producir un daño cerebral del tipo originado por golpes a la cabeza.
Caricatura apropósito de incidentes sónicos/ ACN

(Caricatura Osval/ ACN)

Washington, 13 sep (PL) Especialistas de Cuba rechazaron hoy aquí la teoría de los alegados ataques de salud a diplomáticos estadounidenses acreditados en la isla caribeña luego de reunirse con expertos de la nación norteña.

Los cubanos constataron que la información brindada no permite sustentar las hipótesis de los supuestos ataques de salud y daño

cerebral sugeridas por el Departamento de Estado como explicación de los síntomas que refirieron los diplomáticos.

Según los investigadores, con los argumentos intercambiados no es posible demostrar la existencia de un nuevo síndrome médico neurológico de lesión cerebral, ni afirmar que se haya podido producir un daño cerebral del tipo originado por golpes a la cabeza.

También, los especialistas observaron que las evidencias médicas presentadas tienen serias limitaciones.

Además, agregaron que la mayoría de los casos descritos presentan síntomas como dolores de cabeza, náuseas, mareos, trastornos subjetivos del equilibrio y del sueño, producidos por trastornos funcionales y enfermedades como la hipertensión, estrés, y muchas otras de alta prevalencia en Estados Unidos y el mundo.

Según los expertos, las pruebas neuropsicológicas, consideradas más objetivas, fueron evaluadas con criterios inusuales que, aplicados a un grupo de sujetos sanos, calificaría a casi todos como enfermos.

La delegación cubana rechazó categóricamente el uso del término ‘ataque’ sin que exista evidencia alguna para su sustento, además manifestó su voluntad de cooperación y reiteró que es de su mayor interés encontrar una explicación a los reportes descritos.

Igualmente, lamentó la ausencia de acceso a la información clínica y a los médicos que evaluaron al personal diplomático que reportó síntomas de salud desde 2016.

El grupo multidisciplinario cubano estuvo integrado por miembros de un panel de la Academia de Ciencias de Cuba y encabezado por Johana Tablada, subdirectora general de Estados Unidos de la Cancillería de la isla y el embajador cubano en Washington, José R. Cabañas.

Antes de reunirse con sus homólogos norteamericanos, los expertos cubanos examinaron la escasa información sobre los alegados incidentes entregada por la embajada de Estados Unidos y las publicaciones realizadas por médicos de la Universidad de Pensilvania, especialmente un artículo publicado por la Revista de la Asociación Médica Americana.


Prensa Latina

 
Prensa Latina