1
Publicado el 26 Noviembre, 2018 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Gas lacrimógeno contra migrantes en EE.UU.

Disparar gases lacrimógenos a los niños no es lo que somos como estadounidenses. Buscar asilo no es un delito. Debemos ser mejores que esto, escribió en Twitter el presidente del Comité Nacional Demócrata
Gas lacrim{ogeno contra migrantes en frontera de EE.UU./ PL

(Foto: prensa-latina.cu)

Washington, 26 nov (PL) Políticos demócratas y activistas de derechos civiles critican hoy el uso de gas lacrimógeno contra migrantes centroamericanos que intentaron cruzar la frontera sur de Estados Unidos.

Funcionarios de la administración de Donald Trump argumentaron que las autoridades debieron responder de ese modo porque personas que viajaron hasta la ciudad mexicana de Tijuana se acercaron este domingo a la línea divisoria y lanzaron piedras al personal de Aduanas y Protección Fronteriza.

Pero miembros del partido azul llamaron la atención sobre el hecho de que en el grupo había madres y niños, una imagen diferente a la reflejada por el mandatario republicano, quien solo se refiere a la presencia de criminales en las caravanas de migrantes que intentan solicitar asilo en este país.

Disparar gases lacrimógenos a los niños no es lo que somos como estadounidenses. Buscar asilo no es un delito. Debemos ser mejores que esto, escribió en Twitter el presidente del Comité Nacional Demócrata, Tom Pérez.

Gavin Newsom, el gobernador electo de California, manifestó que las imágenes de infantes que salen corriendo del gas lacrimógeno van en contra de los ideales norteamericanos.

‘Las mujeres y los niños que dejaron sus vidas atrás, buscando la paz y el asilo, se encontraron con violencia y temor. Ese no es mi Estados Unidos. Somos una tierra de refugio. De esperanza. De libertad. Y no vamos a soportar esto’, expresó en la misma plataforma.

Cientos de hombres, mujeres y niños recibieron gases lacrimógenos cuando intentaban buscar asilo en los Estados Unidos. Estos refugiados están huyendo de una violencia impensable en casa. Aborrecerlos con gas lacrimógeno y amenazas de fuerza letal es abominable, consideró, a su vez, la congresista demócrata Bonnie Watson.

Su colega Rubén Gallego escribió en Twitter, que durante décadas, presidentes demócratas y republicaos han manejado situaciones fronterizas y de inmigración muy complicadas.

De acuerdo con el representante, solo Trump ‘puede arruinarlo tanto que los niños reciben gas lacrimógeno. Un presidente competente podría manejar esta situación’.

Los migrantes en nuestra frontera sur incluyen madres y niños pequeños que ejercen su derecho legal y humano a buscar asilo. Arrojarles gas lacrimógeno es escandaloso e inhumano, apuntó la Unión Estadounidense de Libertades Civiles.

Sin embargo, el diario The Washington Post sostuvo que este tema no ha recibido una condena bipartidista, como sí ocurrió el verano pasado con la práctica de separar familias en la frontera, la cual generó denuncias de los dos partidos políticos.

La indignación inicial ante el gas lacrimógeno parecía provenir principalmente de demócratas y críticos del presidente, señaló el medio.

Según el Post, algunas figuras de la derecha expresaron la opinión de que los migrantes podrían evitar esa respuesta si no lanzaran cosas contra los agentes o no intentaran cruzar la frontera de forma ilegal.


Prensa Latina

 
Prensa Latina