0
Publicado el 17 Diciembre, 2018 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Fijan para enero la votación del Brexit

Theresa Maye aseguró que sus conversaciones en el Consejo Europeo fueron robustas y estimó que será posible obtener garantías sobre la frontera en Irlanda
Reino Unido, Brexit

(prensa-latina.cu)

Londres, 17 dic (PL) La primera ministra británica, Theresa May, definió hoy la semana del 14 de enero de 2019 para la votación parlamentaria sobre el acuerdo de salida nacional de la Unión Europea (UE), proceso llamado Brexit.

La líder conservadora, quien se presentó en la Cámara de los Comunes para ampliar a los diputados sobre sus contactos el jueves último en el Consejo Europeo, aseguró que sus conversaciones fueron robustas y estimó será posible obtener garantías sobre la frontera en Irlanda, tema polémico ahora.

El presidente de la oposición laborista, Jeremy Corbyn, acusó a May de someter a la nación a una crisis e instó a ‘dejar de perder el tiempo’ en tanto llamó a que propiciara el dictamen esta semana.

El Gobierno resulta desorganizado y caótico. El pacto convenido por la premier ya no tiene el apoyo de su ejecutivo, afirmó el político previo a la negativa de May a una convocatoria inmediata y a sentencia de que ‘volveremos a discutir el 7 de enero y lo votaremos la semana sucesiva’.

La primera ministra aprovechó la ocasión para pedir a los parlamentarios que no aboguen por un segundo referendo Brexit por cuanto quebrantaría la confianza del pueblo en la democracia y haría un ‘daño irreparable’ a la integridad de la política británica.

‘Otra votación no nos permitiría avanzar más que la anterior y dividiría aún más al país justo en el momento en que deberíamos trabajar para unirlo’, ponderó.

Un 51,9 por ciento de los británicos apoyó el 23 de junio de 2016 el abandono de la UE, pero a pesar de los esfuerzos por alcanzar el mejor convenio, a tres meses del inicio de la transición, prevista para el 29 de marzo de 2019, ninguna de las fuerzas se atreve a predecir qué derroteros tomará el proceso.

La mayor parte del Gobierno de Reino Unido, trascendió aquí, considera que el acuerdo conseguido por May tiene pocas opciones de aprobarse en el legislativo, por lo cual estudian posibles alternativas.

Los laboristas, mientras tanto, esperan el rechazo parlamentario para presentar una moción de censura contra May que, si fuera aprobada con la ayuda de conservadores disidentes, podría desembocar en unas elecciones generales.


Prensa Latina

 
Prensa Latina