1
Publicado el 19 Enero, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Demócratas rechazan propuesta de Trump y piden reabrir Gobierno

Senadores y representantes de la fuerza azul rechazaron la propuesta realizada este sábado por el mandatario de prolongar por tres años las protecciones de los beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal (TPS) a cambio del dinero para un muro fronterizo.
La líder de los demócratas en la Cámara Baja de EEUU, Nancy Pelosi. / Foto: El Mundo

Nancy Pelosi,. Foto: El Mundo

Washington, 19 ene (PL) Legisladores demócratas llamaron hoy al presidente estadounidense, Donald Trump, a reabrir el Gobierno y permitir que miles de trabajadores federales regresen a sus puestos antes de discutir temas de inmigración y seguridad fronteriza.

Senadores y representantes de la fuerza azul rechazaron la propuesta realizada este sábado por el mandatario de prolongar por tres años las protecciones de los beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) y el Estatus de Protección Temporal (TPS) a cambio del dinero para un muro fronterizo.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, consideró inaceptable el plan del gobernante republicano y dijo que no representa un acuerdo de buena fe, especialmente porque ofrece solo soluciones temporales para los jóvenes indocumentados traídos a este país durante su niñez.

A su vez, el líder de la minoría demócrata en el Senado, Charles Schumer, pidió al jefe de la Casa Blanca ponerle fin al cierre parcial del Gobierno más largo de la historia del país, iniciado el 22 de diciembre, para que luego las partes puedan tener una discusión civilizada y propongan soluciones bipartidistas.

La paralización de un cuarto de los departamentos y agencias federales, que mantiene a 800 mil trabajadores sin poder recibir salarios, se originó ante la demanda de Trump de 5,7 mil millones de dólares para el muro, una cifra que la fuerza azul se niega a aprobar por considerar la obra inmoral e innecesaria.

Schumer recordó que fue precisamente Trump quien eliminó las protecciones ofrecidas bajo el DACA y el TPS, por lo que decir que va a devolver algunos de esos beneficios a cambio de la barrera es más bien una toma de rehenes.

La oferta dada a conocer por el presidente este sábado, que incluye el aumento del número de agentes fronterizos y de jueces de inmigración, se basa, en parte, en un proyecto bipartidista del senador republicano Lindsey Graham y el demócrata Dick Durbin.

Sin embargo, este último no estuvo de acuerdo con que ese diseño legislativo sea empleado por Trump a cambio del muro, e instó a que el Gobierno sea reabierto antes de que cualquier negociación sobre una barrera fronteriza pueda tener lugar.

Los trabajadores federales no son fichas de negociación, escribió en Twitter la senadora Elizabeth Warren, una de las aspirantes demócratas a la presidencia en 2020, en referencia a que el mandatario se ha negado a poner fin al cierre en tanto no reciba el dinero para la pared.

Su colega Sherrod Brown, quien es considerado también un potencial aspirante a la mansión ejecutiva, manifestó que Trump debe devolverles a los empleados sus cheques, para luego trabajar juntos en arreglar el sistema de inmigración roto.

La congresista Betty McCollum apuntó que los beneficiarios del DACA merecen un estatus permanente, y añadió que la Casa Blanca y los republicanos en el Congreso están usando a los jóvenes indocumentados y a los trabajadores federales como peones.


Prensa Latina

 
Prensa Latina