0
Publicado el 9 Febrero, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Hanoi honrará título de Ciudad por la Paz con Cumbre Trump-Kim

Varias naciones de Asia se ofrecieron para organizar el encuentro, pero en sucesivas rondas entre los negociadores de ambos países, Vietnam fue el elegido, con la central ciudad de Da Nang y Hanoi como candidatas, hasta que finalmente Washington y Pyongyang se inclinaron por esta última
Hanoi, Vietnam/ PL

(Foto: prensa latina.cu)

Por Alberto Salazar Gutiérrez

Hanoi, 9 feb (PL) Única de Asia-Pacífico declarada Ciudad de la Paz, esta capital honrará su título cuando el 27 y 28 próximos acoja a la segunda cumbre Estados Unidos-Corea del Norte.

Varias naciones de Asia se ofrecieron para organizar el encuentro, pero en sucesivas rondas entre los negociadores de ambos países, Vietnam fue el elegido, con la central ciudad de Da Nang y Hanoi como candidatas, hasta que finalmente Washington y Pyongyang se inclinaron por esta última

Acertada decisión, porque la capital vietnamita tiene todos los merecimientos y condiciones para recibir al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y al líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, como ya demostró en varios eventos a los que asistieron numerosos jefes de Estado.

Kim y Trump/ RT

(Foto: actualidad.rt.com)

Uno de los principales requerimientos que cumple Hanoi es albergar a embajadas de los Estados Unidos y de la República Popular Democrática de Corea, y las buenas relaciones que mantiene Vietnam con ambos.

Trump, Kim y sus equipos también encontrarán inmejorables condiciones de trabajo, pues junto a sus milenarias construcciones, la ciudad tiene una moderna infraestructura, incluidos un aeropuerto internacional de primera categoría y avanzados medios de comunicaciones, transporte y otros servicios logísticos.

También está el tema de la seguridad: pocas naciones en el mundo son tan tranquilas como esta. Amparado en una pujante economía y en una política de justicia social, Vietnam goza de un apacible clima político y ciudadano.

Los dos gobernantes estarán en Hanoi menos de 48 horas y ello les impedirá apreciar otras bondades de la ciudad, pero muy probablemente sus asesores las tuvieron en cuenta a la hora de elegirla.

La cumbre tendrá lugar en un escenario donde conviven las culturas de las 54 etnias vietnamitas, desde los tiempos más remotos hasta la actualidad, y donde también hay espacio para las manifestaciones artísticas contemporáneas en cualquier variante.

Como en el resto de Vietnam, en Hanoi se respira igualmente un aire de tolerancia religiosa bajo el cual conviven el mayoritario budismo, el catolicismo y otros credos religiosos y filosóficos.

La urbe también está envuelta en una importante batalla contra la pobreza, y el nivel de vida de la población ha crecido ostensiblemente. Todo el mundo trabaja duro y aunque ciertamente existen desigualdades, eso es parte de una herencia imposible de borrar en unos pocos años.

Pero ya en ninguna parte se ven niños vendiendo periódicos o limpiando zapatos, ni manos pidiendo un mendrugo de pan. Todo el mundo tiene el dinerito suficiente para comer y vestirse decentemente.

Una de las cosas que más maravilla en Hanoi y en todo el país es que no hay rencor contra el japonés, el francés o el estadounidense pese a que en otros tiempos estuvieron aquí en plan de conquistadores.

Sus países, por el contrario, están entre los principales socios comerciales de Vietnam y mandan muchos turistas cada año.

Sin rencor, pero sin olvido, porque los vietnamitas aman a su historia y suelen refrescarla los fines de semana en los muchos museos que hay por doquier.

Todas esas cosas, y otras que escapan a un primer esfuerzo de memoria, le valieron a Hanoi que en julio de 1999 la Unesco la declarara Ciudad por la Paz.

La decisión de Estados Unidos y Corea del Norte de celebrar aquí su tan esperada segunda cumbre, está respaldada por ese título y por la voluntad de los hanoyenses, y de los vietnamitas en general, de merecerlo todos los días.Cumbre Kim-Trump en Hanoi


Prensa Latina

 
Prensa Latina