1
Publicado el 8 Febrero, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Resolución por propios venezolanos propugna Conferencia de Montevideo

Montevideo-Venezuela/ PL

(Foto: prensa-latina.cu)

Montevideo, 7 feb (PL) Alcanzar un enfoque internacional común para apoyar una resolución pacífica, política, democrática y de los propios venezolanos fue uno los pronunciamientos remarcables de la Conferencia sobre Venezuela clausurada hoy aquí.

Una declaración emitida por Grupo Internacional de Contacto (GIC), promovido por la Unión Europea, lo subrayó al final de horas de sesiones en la que participaron una delegación encabezada por su alta representante Federica Moghrini, ocho países integrantes del bloque y cinco latinoamericanos.

Se dice en el texto leído en rueda de prensa por dicha funcionaria y el canciller uruguayo anfitrión, Rodolfo Nin, que el CIG ‘confirmó su disposición para trabajar junto con el Mecanismo de Montevideo, una iniciativa compartida por Uruguay, México y la Comunidad de Económica de Estados del Caribe (Caricom).

De la ‘diferencia’ entre el GIC y el Mecanismo de Montevideo, el jefe de la diplomacia mexicana, Marcelo Ebrad, puntualizó en un aparte con la prensa que este último ‘no ha puesto ningún condicionamiento a esa comunicación entre las partes’ en alusión al presidente constitucional elegido, Nicolás Maduro, y y el opositor Juan Guaidó.

Ante la pregunta de por qué su gobierno no integra el GIC, respondió que ‘México no puede por mandato constitucional apoyar la injerencia política en otros países, no podemos participar en algo que implique que nosotros determinemos el proceso político electoral’.

Tras la lectura del documento, el canciller de Bolivia, Diego Pary, dijo que no firmó la declaración ‘porque no estamos de acuerdo con la integridad de lo que se presentó ‘y más bien nos sumamos al Mecanismo de Montevideo’, y que seguirá siendo parte del GIC y trabajando con todos los países que promuevan el diálogo.

‘Para nosotros es muy importante que sean los mismos actores venezolanos que decidan qué temas se van a abordar, cómo se va a resolver el problema y de qué manera se van a encontrar las soluciones’, expresó el canciller al ser consultado sobre si creían que había ‘una cuestión de injerencia’.

De otros asuntos de la declaración del CIGC, Moghrini puso casi todo su énfasis en propugnar un adelanto electoral con un plazo tentativo de 90 días y en futuras gestiones para canalizar ayudas humanitarias a Venezuela y estudiar la factibilidad de abrir una oficina de la UE a esos fines en Caracas.

Al final acordaron la declaración los miembros del Grupo Internacional de Contacto Uruguay, Unión Europea, Costa Rica, Ecuador, España, Italia, Portugal, Suecia, Alemania, Francia, Paises Bajos y Reino Unido.

A su vez Ebrad anunció que la semana próxima el Mecanismo de Montevideo entablará contactos con el gobierno y la oposición venezolana e invitará a las tres personalidades consensuadas para contribuir al diálogo, lideradas por el excanciller uruguayo y expresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias.

En palabras inaugurales el presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, remarcó en que ‘la mayor disyuntiva que tiene planteada Venezuela es la paz o la guerra, por eso nuestro insistente llamado a la serenidad a las partes involucradas y a la prudencia a la comunidad internacional’.


Prensa Latina

 
Prensa Latina