0
Publicado el 30 Marzo, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Prohíbe Justicia brasileña conmemoración del golpe de 1964, propuesta por Bolsonaro

Al atender una solicitud de urgencia de la Defensoría Pública de la Unión, la magistrada reiteró la necesidad de 'serenidad y equilibrio de las instituciones' y que las Fuerzas Armadas se 'abstenga de llevar a efecto cualquier evento en conmemoración a la implantación de la dictadura en Brasil (golpe de 1964), prohibiendo especialmente el dispendio de recursos públicos para ese fin, so pena de multa...'
Justicia brasileña contra conmemoración de golpe de estado/ PL

(Foto: prensa-latina.cu)

Brasilia, 30 mar (Prensa Latina) La jueza Ivani Silva da Luz, de la corte federal de Brasilia, prohibió la conmemoración mañana del golpe de Estado de 1964, propuesta por el presidente Jair Bolsonaro, que hoy aviva la polémica en el país.
Al atender una solicitud de urgencia de la Defensoría Pública de la Unión, la magistrada reiteró la necesidad de ‘serenidad y equilibrio de las instituciones’ y que las Fuerzas Armadas se ‘abstenga de llevar a efecto cualquier evento en conmemoración a la implantación de la dictadura en Brasil (golpe de 1964), prohibiendo especialmente el dispendio de recursos públicos para ese fin, so pena de multa…’

El lunes el portavoz de la Presidencia, general Otavio Rego Barros, afirmó que ‘nuestro presidente ya determinó al Ministerio de Defensa que haga las conmemoraciones debidas en relación con el 31 de marzo de 1964’.

Tras cuestionamientos y fuertes críticas a sus declaraciones, Bolsonaro recula y comenta entonces que su Gobierno intenta rememorar y no conmemorar el golpe, aunque sostiene que no hubo dictadura.

”No es conmemorar. Es rememorar, revisar lo que está equivocado, lo que está bien, y usar eso para el bien de Brasil en el futuro’, aclaró el político de extrema derecha.

Comentaristas políticos aseguran que el terrorismo de Estado, ejecutado por la dictadura, tuvo el mando del alto escalón de las Fuerzas Armadas y fue financiado directamente por empresarios y entidades, que se beneficiaron con el régimen castrense y actualmente están en la élite económica del país y en la estructura del gobierno.
La víspera, la justicia confirió una medida cautelar para prohibir que los militares realicen la lectura de un documento referente al 31 de marzo 1964 que comenzó como una insurrección para deponer a un presidente, João Goulart, legítimamente elegido por el voto popular.

En una nota oficial, el Ministerio Público Federal indicó por su parte que el derrocamiento de Goulart resultó una ‘ruptura violenta y antidemocrática del orden constitucional’ y el golpe instauró ‘un régimen de restricción a los derechos fundamentales y de represión violenta y sistemática a la disidencia política’.

Asimismo el relator de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia y la reparación, Fabián Salvioli, calificó de inmoral e inadmisible la conmemoración del aniversario 55 del golpe de Estado de 1964 en Brasil.

Salvioli respondió de esta forma a la decisión de Bolsonaro de proponer al Ministerio de Defensa recordar la asonada del 31 de marzo que desembocó en una dictadura de 21 años.

‘Los intentos de revisar la historia y justificar o perdonar las graves violaciones de los derechos humanos del pasado deben ser claramente rechazados por las autoridades y por la sociedad en su conjunto’, señaló el relator en un comunicado.


Prensa Latina

 
Prensa Latina