0
Publicado el 13 Mayo, 2019 por Maryam Camejo en Mundo
 
 

PANAMÁ: Esperanza de cambio

Antiguo ministro de Martín Torrijos, un miembro del PRD dirigirá el país los próximos cinco años
“Yo no voy a improvisar, gobernar es un asunto serio”, dijo Cortizo al pueblo panameño. (lopezdoriga.com)

“Yo no voy a improvisar, gobernar es un asunto serio”, dijo Cortizo al pueblo panameño. (lopezdoriga.com)

Por MARYAM CAMEJO

Tras 10 años fuera del poder, el Partido Revolucionario Democrático (PRD) volverá a gobernar a Panamá, luego de un triunfo muy apretado, a pesar de que analistas y encuestas daban por sentada su victoria arrolladora, situación que no se dio.

Que Laurentino Nito Cortizo haya ganado por un margen muy ajustado con Rómulo Roux, de Cambio Democrático y Alianza, se debe a que solo logró los votos máximos posibles del PRD, sin poder abarcar un poco más allá del electorado, debido a varios factores: por un lado, lo cuestionada que ha sido la dirigencia de esa facción, y, por otro, a causa de que no generaba grandes simpatías o grandes rechazos. Pero, la verdad sea dicha, también influye en esto que Ricardo Lombana se llevó el voto de la mayoría de los independientes, apoyo que pudiera haber sido para Cortizo, afirma el propio secretario general del PRD, Pedro Miguel González.

Entre los retos del nuevo Gobierno que se instalará a partir del 1° de julio estará mejorar los niveles de empleos. Expertos afirman que hace tan solo cinco años el índice de desempleo en Panamá estaba por el orden del cuatro por ciento y hoy permanece en 7.2. El recién elegido Presidente se refirió a la necesidad de mejorar la educación: “Hay que dignificar la profesión del docente. Se requiere formar mejores docentes y un proceso de perfeccionar a los que ya existen”, explicó. Según Nito, su administración dará prioridad a esta área imprescindible para el desarrollo. “No sé qué tanto vamos a avanzar en infraestructura –dijo–, lo que les puedo asegurar es que la educación va a ser la estrella que alumbre nuestro Gobierno”.

Entre los cambios que ya se vislumbran está un posible giro en la política exterior del país y la economía. En su campaña, anunció dos cuestiones que rompen con la tendencia neoliberal de los últimos 30 años: prometió revisar el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, que arruinó el agro panameño -los productores agrícolas del país alegan que las importaciones de rubros subvencionados de EE.UU. (arroz, maíz, verduras y otros) constituyen una competencia desleal-. Y, por otra parte, señaló que revisará la posición de extrema derecha de los últimos seis gobiernos, para acercarse más a la visión socialdemócrata de respeto a la autodeterminación de los pueblos, lo cual podría traducirse en un acercamiento a México y Uruguay en materia de política exterior.

Una vez proclamado ganador por el Tribunal Electoral, Cortizo mencionó en su discurso los cuatro pilares de su futura gestión: “eliminar la corrupción, reformar la Constitución, combatir la pobreza y una economía que combata la pobreza”. Habló de rescatar Panamá y afirmó que hará respetar el nombre de su país, manchado por estar en listas de paraísos fiscales.

Laurentino Cortizo es un veterano político, exministro de Desarrollo Agropecuario bajo el Gobierno de Martín Torrijos, posición en la que duró 15 meses, porque renunció al cargo debido a sus diferencias con el Tratado de Libre Comercio que la nación itsmeña negociaba con la administración estadounidense, el cual, a su entender, incluía disposiciones sanitarias perjudiciales para su país. Hoy, Nito representa una esperanza de cambio para el sector más vulnerable de la población, vientos frescos para los pobres.


Maryam Camejo

 
Maryam Camejo