0
Publicado el 17 Julio, 2019 por María Victoria Valdés Rodda en Mundo
 
 

El Puerto Rico de Lolita Lebrón

Este 16 de julio, juntos, cubanos y boricuas celebraron en el ICAP, además del Día de Puerto Rico, el centenario de la luchadora nacional independentista Lolita Lebrón

Texto MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Fotos ANARAY LORENZO COLLAZO

Lolita Lebrón, una luchadora por la libertad de Puerto Rico - Nodo50. Contrainformación en la Red info.nodo50.org
(Foto:- Nodo50. Contrainformación en la Red
info.nodo50.org)

“Viva Puerto Rico”, gritó Lolita Lebrón al tiempo que ondeaba una bandera puertorriqueña y hacia disparos frente el Capitolio de Washington. Al ser arrestada afirmó que no había ido a asesinar a nadie, más bien a dejarse morir si fuera necesario por su Patria. Era la primera vez en la historia que se atacaba una institución estadounidense en su suelo. Esta mujer era una miembro activo del Partido Nacionalista, al que ingresó en 1947.

Admiradora y seguidora de las doctrinas de Don Pedro Albizu Campos, la luchadora, al igual que sus compañeros de fila, entendieron que la constitución del Estado Libre Asociado (ELA) para su país era sencillamente una burla. Siendo delegada General de su Partido en Estados Unidos, recibe instrucciones para atacar tres sitios; los más estratégicos del enemigo, y proclamar desde allí la República de Puerto Rico.

El 1 de marzo de 1954, comanda el grupo de asalto de la Cámara de Representantes yanqui. Tenía 34 años. En la gesta participaron además Rafael Cancel Miranda, Irving Torres y Andrés Figueroa Cordero. Pagó un alto precio por su valentía: más de 25 años en la prisión de mujeres en Alderson, Virginia. El pueblo independentista puertorriqueño la asume como la Madre.

Edición 28 de la brigada boricua dedicada a la heroína

Acto Puerto Rico

De vuelta en la Mayor de las Antillas, la 28 Brigada Juan Rius Rivera ha sumado a su amplio y fructífero programa, una emotiva velada en consideración a los cien años del natalicio de la Madre borinqueña: Lolita Lebrón, en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP). Por su valor e intransigente vida hasta el final (1 de agosto de 2010), el organismo extendió similar respeto a la Isla hermana, representada por los 58 internacionalistas.

Este 16 de julio, juntos, cubanos y boricuas celebraron además el Día de Puerto Rico (PR). La actividad estuvo presidida por Noemí Rabaza Fernández, vicepresidenta primera del ICAP, Silvia Matute Carrión, funcionaria del Departamento de Relaciones Internacionales del CC PCC. Estuvieron asimismo Fermín Quiñones Sánchez, presidente de la Asociación cubana de ONU, Edwin González Vázquez, delegado de la Misión de PR en Cuba y Graciela Ramírez, del Comité Paz, Justicia y dignidad para los pueblos.

Mujer toda luz

Sobre el espíritu indoblegable de Lolita habló Heriberto Marín Torres, uno de los pocos sobrevivientes de la histórica insurrección nacionalista de 1950. Fue además compañero entrañable de Pedro Albizu Campos.

“Conocí a Lolita en 1979 cuando salía de la prisión. Al saberse del indulto al grupo de nacionalistas, el compañero Rubén Berríos me llamó como representante de la lucha armada para participar en su recibimiento y a que guiara su carro en medio de la multitud que la reclamaba”, recordó el también autor de los excepcionales libros, Eran ellos y Coabey, el valle heroico que sustancian con su testimonio aquellos hechos del pasado siglo.

Luchador puertorriqueño

Pudiera pensarse que este nonagenario está retirado en la tranquilidad del hogar. Pero no, lamenta incluso su ausencia momentánea de San Juan, donde de seguro iba a estar pidiendo la renuncia del gobernador Ricardo Roselló. Ese ha sido su talante ante la realidad nacional, por eso cuando hubo que luchar por la salida de los marines de Vieques, estuvo en las arenas de sus playas militando por esa causa.

Nuevamente en esas circunstancias volvió a encontrar a Lolita: “Ella estuvo en el campamento de Vieques. Llegó con ese carácter afable, sonriente, a darle abrazos a todo el mundo, a darnos ánimo”. El 26 de junio de 2001, Lolita fue arrestada, otra vez, por haber traspasado la zona restringida en Vieques. Días después, con 82 años, fue sentenciada a cárcel por un periodo de sesenta días.

Semejante actitud firme solo puede despertar amor: “era un ser humano sumamente afable, pero tenía un carácter duro, como lo tiene que tener un revolucionario. Sensible en su momento, pero cuando tienen que ponerse de pie lo hacen”, enfatizó Heriberto, quien mantuvo con la icónica luchadora una amistad larga. Por el conocimiento de su personalidad, Heriberto no dudó en afirmar: “Puerto Rico está caliente y si Lolita viviera, estaría presente en las calles”.

Un pueblo valiente que no se calla

Otra de las voces líderes del encuentro fue Milagros Rivera, al frente de la Brigada y del Comité de Solidaridad con la Isla en Puerto Rico. Gracias a sus empeños más de mil 700 compatriotas suyos han conocido la realidad cubana.

Milagros Rivera, Puerto Rico

Cuba es una inspiración por el ejemplo que emana, afirmó Rivera, quien condenó los intentos de Washington de intentar asfixiar a la nación caribeña, ahora mediante la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, con la que recrudece su política de casi seis décadas de agresiones.

“En este encuentro de solidaridad con PR primero le tenemos que agradecer siempre a Cuba su respaldo consecuente a nuestra causa libertaria”, dijo.
También consideró que el boricua, es a su vez solidario: “lo demostramos en Cuba, no de ahora, desde hace mucho tiempo. Es bien sabido que sangre nuestra ha sido derramada por la libertad en Latinoamérica”.

La fundadora del antiguo Partido Socialista Puertorriqueño se muestra orgullosa de sus raíces patrióticas que ahora mismo se expanden en los reclamos populares. “A pesar de estos 121 años de coloniaje nuestro pueblo se pone de pie. Este año celebramos el ataque al Congreso de Estados Unidos por los nacionalistas: 65 años de ese hecho. También celebramos los 40 años de haber sacado la base aérea Muñiz (1981)”.

Un grupo del Ejército Popular Boricua, conocidos como Macheteros, tumbó varios aviones gringos de la base aérea Muñiz junto al aeropuerto internacional de Isla Verde. Uno de sus integrantes fue Avelino González, fallecido recientemente, a quien se le recordará, tal y como aseguró Milagros, “en la pelea, haciéndola nosotros también”, recalcó.

La misma que los convoca en todos los frentes: “Cuando muy pocos países, en 1998, luchaban contra la privatización, Puerto Rico daba gran pelea con la huelga del pueblo. Suceso reconocido por el propio Fidel. Y como somos peleadores sacamos a la marina yanqui de Vieques”.

Sin embargo, donde más se ha demostrado la capacidad combativa de PR es en lo cultural, dice: “Si una gran batalla nosotros hemos ganado es la de la resistencia cultural”.

Una vía abierta

Por su parte, la vicepresidenta y comisionada electoral del Partido Independentista de Puerto Rico (PIP), María de Lourdes Santiago, aseveró que la identidad y la nacionalidad en su país siguen siendo un instrumento fundamental de resistencia y de lucha.

Aseguró que “las vías se van abriendo. Lo que está ocurriendo hoy en Puerto Rico es que hay miles de personas que jamás en la vida se habían planteado tomar la calle, y están pidiendo la renuncia del gobernador. Esto tiene una importancia trascendental”. No obstante, reconoce que las transformaciones no van a ser de la noche a la mañana. “Estoy diciendo que en un momento todas las vías estaban cerradas (hace un par de semanas), hoy vemos una vía abierta. Y por esa vía es que tenemos que abrirnos camino los nacionalistas independentistas puertorriqueños para que este despertar sea el comienzo de una auténtica revolución en nuestro país”.

Lolita Lebrón, afiche

Las Lolitas

La semilla ha germinado: Las Lolitas, colectivo femenino boricua que perpetúa la entereza de su luchadora más decidida. Surgió en enero 2019 para conmemorar el centenario del nacimiento de Lolita Lebrón Sotomayor (19 de noviembre de 1920), mujer dedicada por entero a la lucha independentista puertorriqueña. Educar sobre su figura y sus aportaciones al movimiento de descolonización es la máxima.


María Victoria Valdés Rodda

 
María Victoria Valdés Rodda