0
Publicado el 10 Agosto, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Venezuela rechaza conjeturas de EE.UU. sobre narcotráfico

En un comunicado emitido por la Cancillería, el Ejecutivo bolivariano repudia las pretensiones de Washington de evaluar a otros países soberanos en la implementación de sus políticas públicas en benefició de los intereses norteamericanos y para reproducir una narrativa construida a conveniencia
Venezuela rechaza conjeturas de EE.UU. sobre narcotráfico.

El Gobierno de Venezuela rechazó hoy la inclusión de este país en la lista de Estados Unidos sobre naciones productoras o de tránsito de drogas ilícitas, la cual catalogó de práctica inmoral e intervencionista.

En un comunicado emitido por la Cancillería, el Ejecutivo bolivariano repudia las pretensiones de Washington de evaluar a otros países soberanos en la implementación de sus políticas públicas en benefició de los intereses norteamericanos y para reproducir una narrativa construida a conveniencia.

“Estados Unidos ha incluido a Venezuela en su hipócrita lista de principales países productores o de tránsito de drogas ilícitas, cuando es ampliamente sabido que el flagelo del narcotráfico tiene como principal impulso, el desenfrenado nivel de consumo y comercialización de las sustancias ilícitas dentro de los Estados Unidos”, indica el texto.

Recuerda que las acciones contundentes del Estado venezolano en materia de prevención del cultivo, producción, fabricación, venta, tráfico y distribución de drogas recibieron el reconocimiento de la Organización de Naciones Unidas.

El organismo internacional reafirmó en sus informes que Venezuela no es un país productor, con baja prevalencia en el consumo esas sustancias y donde no se legitiman los activos provenientes de la droga ni el sistema financiero se beneficia de tales prácticas.

Venezuela repudió el intento de politización por parte del Gobierno de Donald Trump de un problema que cobra anualmente miles de vidas estadounidenses debido a la carencia de políticas públicas efectivas diseñadas para la disminución del consumo interno.

Destacó además que una vez expulsada la oficina estadounidense de Administración de Control de Drogas (DEA) de Venezuela en 2005, la eficiencia de la política antidrogas del país sudamericano aumentó notablemente.

“Jamás desde Caracas admitiremos o daremos validez a evaluaciones o controles provenientes de los verdaderos responsables de la producción, tráfico y muertes ocasionadas por las drogas en el mundo entero”, aseveró el Ejecutivo bolivariano. (Prensa Latina).


Prensa Latina

 
Prensa Latina