0
Publicado el 7 Octubre, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Llama Rusia a evitar acciones con peligro para soberanía siria (videos)

Estados Unidos comenzó hoy a retirar sus tropas de la frontera entre Siria y Turquía, decisión vista como una luz verde a Ankara para atacar a fuerzas kurdas hasta ahora respaldadas por Washington
Dimitri Peskov, vocero ruso / PL

(Foto: prensa-latina.cu)

Moscú, 7 oct (Prensa Latina) Rusia consideró hoy necesario evitar acciones capaces de poner en peligro la soberanía de Siria, en medio de anuncios de Turquía de lanzar una operación militar para crear una franja de seguridad en ese país levantino.

Al referirse a las declaraciones del mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, sobre la operación bélica, el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, indicó, además, que en este caso se debería evitar cualquier paso que entorpezca una solución pacífica de ese conflicto.

Después que se formó el Comité Constitucional y se conoce el calendario de sus reuniones, es importante abstenerse de realizar acciones que puedan perjudicar una solución pacífica a la crisis en Siria, comentó Peskov.

El portavoz presidencial reconoció que Erdogan y Vladimir Putin en ningún momento abordaron el tema de la referida operación del Ejército turco en el norte sirio, donde se encuentran formaciones armadas kurdas que Ankara califica de terroristas.

Sin embargo, Peskov recordó que existen contactos intensos entre los militares de Rusia y Turquía. Ambos países conforman, junto a Irán, el trío de garantes del proceso de paz en la nación levantina.

Esperamos que Ankara, al preparar esa operación haya tenido en cuenta importantes postulados políticos de la paz en Siria como el respeto a su soberanía e integridad territorial, comentó el vocero del Kremlin.

Rusia admite la posibilidad de que Turquía se ocupe de su seguridad, sobre todo, el combate contra elementos terroristas, pero debe respetar en ello la integridad territorial de Siria, aclaró el portavoz.

Ankara califica de terroristas a las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias, integradas en su mayoría por formaciones kurdas y con respaldo militar de Estados Unidos que mantiene varias bases militares ilegales en el país levantino.

Washington manifestó su rechazo a la operación de Turquía, cuyo país promete formar una zona de seguridad para llevar allí a miles de refugiados sirios, una vez que desplace de esa zona al citado grupo militar.

Salida de EE.UU. de Siria/ RT

(Foto: actualidad.rt.com)

Washington, 7 oct (Prensa Latina) Estados Unidos comenzó hoy a retirar sus tropas de la frontera entre y Turquía, decisión vista como una luz verde a Ankara para atacar a fuerzas kurdas hasta ahora respaldadas por Washington.

La medida, que representa un cambio importante en la política estadounidense en esa área, sigue a un comunicado emitido anoche por la administración de Donald Trump, en el cual se dio a conocer que las agrupaciones castrenses de este país no intervendrán en una ofensiva con la que Turquía amenazó durante mucho tiempo en el norte de .

El anuncio, que, según la cadena CNN va en contra de los esfuerzos de algunos funcionarios del Pentágono para disuadir a Turquía de llevar a cabo una intervención militar, se produjo después de una llamada telefónica este domingo entre el presidente Trump y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

Turquía pronto avanzará con su operación planificada durante mucho tiempo en el norte de . Las Fuerzas Armadas de Estados Unidos no apoyarán ni participarán en la operación, y tras derrotar al “califato” territorial del Estado Islámico, ya no estarán en el área inmediata, apuntó la declaración de la Casa Blanca.

Funcionarios citados por el diario The New York Times confirmaron que los soldados desplegados por Washington en el área serían retirados antes de cualquier operación turca, pero que no serían sacados por completo de , donde se mantienen fuerzas de este país en contra la voluntad del Gobierno de Bashar Al-Assad.

Testigos en vieron hoy a las fuerzas de Estados Unidos salir de dos posiciones en el noreste de la nación árabe: los puestos de observación en Tel Abyad y Ein Eissa, añadió el periódico.

El sábado Erdogan anunció que su país había completado preparativos y un plan de acción, y estaba listo para lanzar una “operación terrestre y aérea” al este del río Éufrates, bajo el argumento de establecer la paz limpiando la región de terroristas.

Turquía considera a las fuerzas kurdas una insurgencia terrorista, y siempre ha tratado de poner fin al apoyo estadounidense al grupo, al cual Damasco advirtió la pasada semana que no se dejara engañar por las promesas estadounidenses y le reafirmó que todos los territorios bajo su dominio serán devueltos al control del Estado sirio.

El Gobierno de Al-Assad califica el acuerdo turco-estadounidense de agosto último sobre una supuesta zona de seguridad como un ataque flagrante a la soberanía y la integridad territorial de su país y una grave violación de los principios del derecho internacional y de la Carta de las Naciones Unidas.

resiste el ataque de una coalición encabezada por Washington y respaldada por sus aliados occidentales y en el Medio Oriente, tras ocho años de guerra impuesta, con más de medio millón de muertos y mutilados.


Prensa Latina

 
Prensa Latina