0
Publicado el 18 Octubre, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Más de 110 líderes indígenas asesinados en el último año en Colombia

La organización indígena también informó esta semana el asesinato de Lilia Patricia García, quien se desempeñaba como secretaria del Cabildo del resguardo Awá de Watsalpí.

Costantino Ramírez, último líder indígena asesinado. Foto: rcnradio.com

Bogotá, 18 oct (Prensa Latina) Luis Kankui, consejero mayor de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), subrayó hoy que en el último año fueron asesinados 115 líderes nativos en el país.

Presidente Iván Duque anoche asesinaron al dirigente embera Costantino Ramírez en el municipio de Calarcá (oeste). Su Gobierno tiene el deber de parar la matanza con los pueblos indígenas o ser corresponsable de este #GenocidioIndigena por acción u omisión, escribió en su cuenta en Twitter.

Kankui solicitó a Victoria Tauli-Corpuz, relatora especial de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, que visite ‘de manera urgente y extraordinaria a Colombia para que verifique la grave situación’.

Esto es Colombia donde generan un #GenocidioIndigena asesinando a líderes de manera selectiva. Esto debe saberlo el mundo, manifestó el nativo wayuu Armando Valbuena, presidente de la ONIC de 1998 a 2003.

La Organización también informó esta semana el asesinato de Lilia Patricia García, quien se desempeñaba como secretaria del Cabildo del resguardo Awá de Watsalpí.

García fue ultimada con arma de fuego por un hombre encapuchado.

Hoy nuestros hermanos de Watsalpí, se encuentra en 99 por ciento en situación de desplazamiento, sin garantías en seguridad, protección, salud, vivienda digna, educación, alimentación, señaló la ONIC.

Asimismo, detalló que enfrentan ‘las amenazas continuas de varios grupos armados que hacen presencia en la zona, así mismo el olvido histórico que ha llevado a nuestras comunidades al punto de la desaparición’.

Hasta cuándo debemos enterrar a nuestros líderes y lideresas, sin que el Gobierno de respuesta efectiva y garantía de vida a nuestras comunidades desplazadas. Huimos para salvar la vida, pero no es suficiente, los grupos armados legales e ilegales nos asechan, nos quieren exterminar, enfatizó.

Adicionalmente, exigió el respeto por el territorio y la comunidad, así como protección.

Señor Presidente, la Paz debe ser una prioridad para Colombia y su garantía debe ser responsabilidad de su Gobierno, remarcó.

La ONIC declaró hace varias semanas emergencia humanitaria por la muerte de nativos desde la desde la firma en 2016 del Acuerdo de Paz entre el Estado y la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo.

Nos vemos en la obligación ética y política de declarar la situación de emergencia humanitaria, social y económica en todos los pueblos indígenas de este país, informó la entidad en conferencia de prensa.


Prensa Latina

 
Prensa Latina