1
Publicado el 8 Octubre, 2019 por Redacción Digital en Mundo
 
 

No aceptaremos ocupación de ni un grano del suelo sirio, asegura vicecanciler

En la primera reacción del gobierno de Damasco ante las intenciones de Ankara de lanzar una operación militar en el nordeste de esta nación árabe, Mekdad advirtió que Siria defenderá cada pulgada de su territorio. Turquía por su parte anunció el martes que está lista para lanzar una nueva operación militar contra la milicia kurda. Trump amenazó a Turquía que no 'sobrepase los límites' pues en caso contrario EEUU 'destruiría completamente' su economía. Y Rusia se pronuncia contra acciones que 'impidan el proceso de paz'
Damasco, 8 oct (Prensa Latina) Siria defenderá cada pulgada de su territorio en caso de cualquier agresión de Turquía, dijo hoy el viceministro de Exteriores, Faisal Mekdad.

En la primera reacción del gobierno de Damasco ante las intenciones de Ankara de lanzar una operación militar en el nordeste de esta nación árabe, Mekdad advirtió que

‘defenderemos nuestro territorio y no aceptaremos la ocupación de ni un grano del suelo sirio’, según el diario Al-Watan.

En sus declaraciones a esa publicación sobre el destino de la autoproclamada milicia Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), el diplomático sirio dijo que ‘el que se preste al enemigo será rechazado por su pueblo y por el mismo enemigo que los patrocinó’.

‘El que vende a su país, su pueblo lo mirará como traidor y al final su patrocinador externo lo despreciará y abandonará’, explicó.

El vicecanciller sirio llamó a las milicias armadas en la zona del Este del Éufrates para solucionar todos los problemas con el diálogo y lejos de la violencia, y respetando la soberanía e integridad territorial del país.

Erdogán y Trump

(Foto: TheHill)

Estambul,TUR (AFP) – Turquía anunció el martes que está lista para lanzar una nueva operación militar contra la milicia kurda, aliada de Washington, en el norte de , pese a los mensajes contradictorios de Donald Trump que alimentan la confusión sobre la posición de Estados Unidos.

‘Todos los preparativos con vistas a una operación han sido terminados’, indicó el ministerio turco de Defensa en su cuenta Twitter, reforzando la idea de que una ofensiva de Ankara contra las Unidades de protección popular (YPG) es inminente.

La tensión se ha avivado en el noreste de desde que el domingo la Casa Blanca anunció sorpresivamente la retirada de las tropas estadounidenses de la región.

La decisión se justificó porque Turquía se disponía a llevar a cabo ‘su operación prevista desde hace mucho tiempo’ contra las YPG en .

Sin embargo Trump, que daba la impresión de abandonar a las YPG –aliadas esenciales de Washington en la supuesta lucha contra el grupo Estado Islámico (EI) en la región– rectificó luego su posición, bajo la presión internacional y la de su propio campo republicano, y advirtió a Turquía que no ‘sobrepase los límites’ pues en caso contrario EEUU ‘destruiría completamente’ su economía.

Replicó este martes el vicepresidente turco, Fuat Oktay, y afirmó que Turquía ‘no es un país que actúa en función de amenazas’.

Turquía considera ‘terroristas’ a las milicias kurdas YPG de , debido a sus vínculos con el Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK), una organización kurda que libra una sangrienta guerrilla en territorio turco desde 1984.

‘Puede que estemos en el proceso de abandonar , pero de ninguna manera hemos abandonado a los kurdos, que son personas especiales y luchadores maravillosos’, tuiteó Trump, advirtiendo que cualquier ofensiva ‘innecesaria’ de Turquía ‘será devastadora para su economía’.

Por su parte, el Consejo de seguridad nacional ruso advirtió este martes contra acciones que ‘impidan el proceso de paz’ en , tras una reunión convocada por el presidente Vladimir Putin, informó el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov.

El Consejo señaló que ‘en estos momentos todo el mundo debería evitar acciones que impidan el proceso de paz en ‘, explicó el portavoz al término de la reunión.

Según el diario turco Hürriyet, una operación podría lanzarse en los próximos días, ya que el Estado mayor turco espera que termine la retirada de las fuerzas estadounidenses estacionadas en la zona.

Turquía contempla en un primer momento tomar el control de una franja de territorio de 120 km de largo y unos 30 km de ancho, entre las ciudades s de Tal Abyad y Ras al Ain, según Hürriyet.

Turquía quiere crear una ‘zona de seguridad’, especie de tampón de 30 km de profundidad que vaya del Éufrates hasta la frontera iraquí, es decir unos 480 kms.

Esta zona permitiría, según Ankara, acoger a parte de los 3,6 millones de sirios refugiados en Turquía, y separar la frontera turca de los territorios conquistados por las YPG durante la guerra en .

En agosto, Turquía y Estados Unidos, dos aliados en el seno de la OTAN, acordaron crear juntos esta zona de seguridad. Pero Ankara criticó los retrasos de Washington en llevarla a cabo, y amenazó entonces con pasar unilateralmente a la acción.

El lunes por la noche, el ejército turco envió refuerzos especialmente tanques, a su frontera con , y nuevos vehículos blindados fueron desplegados el martes.

Un convoy, compuesto por decenas de vehículos blindados, fue visto por un periodista de la AFP en la ciudad de Akcakale.

La anunciada operación turca en el norte de ha suscitado rechazo internacional.

El gobierno británico se declaró el martes ‘profundamente preocupado’ y advirtió al ejecutivo de Ankara que no apoya esta decisión.

También Irán –estrecho aliado del régimen de Damasco– expresó su ‘oposición’ a una ‘acción militar’ turca en .

Después de vivir marginados y discriminados por las autoridades de Damasco, los kurdos instauraron una autonomía de facto en el norte del país, tras el conflicto que estalló en en 2011.

Damasco, que rechaza esta autonomía, invitó este martes a los kurdos a regresar ‘a la nación’, según un diario sirio favorable la régimen.


Redacción Digital

 
Redacción Digital