0
Publicado el 11 Octubre, 2019 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Nueva jornada de protesta enfrenta a policías e indígenas en Ecuador

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) entregó a organizaciones humanitarias a los ocho policías y dos agentes que mantenía retenidos, en medio de las protestas en contra de la política económica del gobierno que provocó una crisis política y social.
Ecuador marchas ind{igenas

(Foto: actualiad.rt.com)

Policías y manifestantes se han enfrentado durante la marcha que miles de indígenas  realizaron este viernes por Quito, en una nueva jornada de protesta contra la reforma económica del Gobierno de Lenín Moreno.

Los indígenas han comenzado a avanzar desde la Casa de la Cultura, ubicado en el parque El Arbolito, donde han instalado su cuartel general. La mayoría están en Quito desde principios se semanas, si bien en las últimas horas han llegado más manifestantes procedentes de la Amazonía ecuatoriana.

Su intención era avanzar hacia el centro histórico, zona protegida por el estado de excepción que rige desde hace una semana en . Algunos manifestantes han intentado superar uno de los cordones policiales en las inmediaciones de la Asamblea Nacional, lo que ha dado lugar a un enfrentamiento en el que los agentes han empleado gases lacrimógenos. El martes, los indígenas ya lograron entrar a la Asamblea Nacional.

Al menos cinco personas han muerto,  decenas han resultado heridas y cientos han sido detenidas, aunque es difícil precisar las cifras.

Otros ocho policías, tres militares y un médico fueron retenidos por indígenas hoy en Cotopaxi, norte andino de , y se suman a muchos otros en distintas zonas, mientras se acrecientan las protestas que ponen en jaque al gobierno.

Los nuevos uniformados fueron capturados por miembros de la comunidad de Yacubamba, que se apropiaron del edificio de la Unidad de Policía Comunitaria.

Otros diez policías fueron interceptados en la provincia de Imbabura, en los Andes, cuando se dirigían desde la zona minera de Buenos Aires hacia Quito.

Según el gobierno, los policías y miembros de otras fuerzas retenidos en distintos puntos del país suman medio centenar, cuanto menos.

En respuesta al estado de excepción decretado el jueves por el Ejecutivo para afrontar la ola de protestas en su país, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de (Conaie) advirtió que retendrá a miembros de las fuerzas que ingresen en sus dominios, en base a su ‘derecho a la autodeterminación’.

‘Militares y policías que se acerquen a territorios indígenas serán retenidos y sometidos a justicia indígena’, advirtió la mayor central indígena del país en un comunicado.

Este viernes inicia un feriado largo, aunque las movilizaciones y bloqueos de rutas y carreteras de los indígenas, que han interrumpido la comunicación entre diferentes ciudades.

Las boleterías de la terminal de autobuses de la capital Quito están prácticamente todas cerradas porque anuncian que hay falta de garantías para el transporte llega a destino debido al cierre de carreteras. Muchos esperaban movilizarse a diferentes ciudades para visitar familiares o en tres turístico, aprovechando la festividad, pero será imposible.

Los indígenas han anunciado nuevas manifestaciones para este viernes, cuando están llegando más manifestantes de los pueblos originarios provenientes del Amazonas y de provincias del centro de la Sierra.

Enfrentamientos, continuo lanzamiento de gases lacrimógenos y máxima tensión se observaba en varias zonas de la capital, según TN.

La Confederación de Nacionalidades Indígenas de (Conaie) entregó a organizaciones humanitarias a los ocho policías y dos agentes que mantenía retenidos, en medio de las protestas en contra de la política económica del gobierno que provocó una crisis política y social.

Luego que permanecieron casi todo el jueves retenidos en el Ágorta de la Casa de la Cultura, donde se concentran miles de indígenas, los dirigentes de la Conaie, Jaime Vargas y Leonidas Iza, encabezaron la entrega de los uniformados a la Defensoría del Pueblo, bajo el acompañamiento de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Amnistía Internacional.

‘Agradecemos a Conaie la entrega pacífica de los policías. Consideramos esto como un gesto de buena voluntad que contribuye a crear condiciones de mayor confianza para prevenir la violencia y buscar salidas concertadas a esta situación’, expresó ONU en su cuenta de Twitter, tras la liberación de los policías.

Ambos dirigentes indígenas entregaron a los agentes del orden a pesar de la oposición de las bases indígenas que reclaman la derogación del Decreto 883 que eliminó el subsidio a los combustibles y la entrega de los cuerpos de sus cinco compañeros muertos en las protestas sociales, que iniciaron el 3 de octubre pasado.

Según Vargas, los policías fueron retenidos porque ‘infringieron el espacio donde estuvimos nosotros, pero los señores policías serán devueltos tal cual como salieron de la casa, no como ha hecho la policía y las fuerzas armadas con nuestros jóvenes que los cogieron sanos y los devolvieron heridos o muertos’, reportó el diario El Universo.

‘Nos hiere y nos parte el corazón. Hemos venido solo por un objetivo, a luchar por un derecho, en contra del gobierno neoliberal entregado al Fondo Monetario Internacional. El único culpable es (el presidente ecuatoriano) Lenín Moreno’, acusó Vargas.

Miles de indígenas que forman parte de la Conaie realizaron una manifestación pacífica el miércoles.

Sin embargo, al regresar a las sedes de las de las Universidades Católica y Salesiana, sitios que acogen a las comunidades indígenas agrupadas en esta confederación, y al Ágora de la Casa de la Cultura, situada en el parque El Arbolito, los indígenas fueron atacados por la policía que les lanzó bombas lacrimógenas.

Luego el jueves por la mañana fueron detenidos ocho policías y dos agentes de inteligencia por los indígena que exigieron al gobierno de Moreno detener la represión contra los manifestantes de su movimiento indígena y la derogación del Decreto 883 que eliminó el subsidio a los combustibles.

La situación se tornó tensa luego que se conoció que también unos 27 periodista fueron retenidos por unas horas.

Ecuador huelga

(Foto: prensa-latina.cu)

  Nuevas manifestaciones populares están previstas para hoy en Ecuador en el marco de la resistencia permanente declarada por movimientos indígenas contra medidas económicas, calificadas de neoliberales, que afectan a amplios sectores de la población.

Mientras en la ciudad de Loja está convocada una movilización de nacionalidades y organizaciones sociales, en esta capital se espera la llegada de un contingente de diversos pueblos ancestrales, quienes se unirán a los miles de indígenas que desde el miércoles último lideran las protestas.

Bajo la consigna de ‘El Paro Sigue’, se mantienen las acciones en las calles, tomadas desde el pasado 3 de octubre por miles de personas, distribuidas en numerosos puntos del territorio nacional, para decirle al gobierno liderado por Lenín Moreno que debe responder a las necesidades de la población y no a presiones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las principales demandas son: derogar el Decreto 883, que liberó el precio de la gasolina extra y el diésel, así como dar marcha atrás en un paquete de reformas tributarias y laborales, perjudiciales para quienes perciben menos ingresos.

También exigen al ejecutivo, poner fin a la represión policial desatada contra los movilizados, que han dejado al menos cinco muertos y numerosos heridos.

Decididos a mantenerse en pie de lucha, quienes se oponen a las acciones recientes de la administración nacional rechazan toda posibilidad de diálogo, ante la negativa del ejecutivo a suspender la disposición que eliminó el subsidio a los combustibles.

Para sentarse a la mesa de negociaciones, los sectores populares piden también la renuncia inmediata de los ministros de Gobierno, María Paula Romo, y Defensa, Oswaldo Jarrín, a quienes responsabilizan con la ola represiva, y la salida del FMI del país.

La entrada en vigor de esa disposición, disparó, de inmediato, los precios de alimentos de la canasta básica y elevó el valor de los pasajes en el transporte público.

El llamado ‘paquetazo’, incluye además reducir en 20 por ciento el salario para contratos temporales renovados y disminuir el período vacacional de empleados de empresas públicas de 30 a 15 días.

Asimismo, propone reducir aranceles, eliminar el anticipo del impuesto a la renta y bajar el arancel a la salida de divisas, regulaciones que benefician a los más pudientes en este territorio andino.

(Con información de AFP, DPA, ANS, NTL y PL)

Redacción Digital

 
Redacción Digital