0
Publicado el 21 Noviembre, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

EE.UU. y la ley sobre Hong Kong, otro acto injerencista de Washington

El probable paso del mandatario republicano podría complicar aún más la negociaciones entre ambos países para lograr un acuerdo que ponga fin a la guerra comercial de Washington contra Beijing.

prensa-latina.cu

Por Diony Sanabia

Washington, 21 nov (Prensa Latina) Medios de prensa de Estados Unidos esperan hoy que el presidente Donald Trump firme un proyecto de ley sobre ‘derechos humanos y democracia’ en Hong Kong, el cual China considera una intromisión en sus asuntos internos.

Tal iniciativa fue aprobada de manera unánime y con 417 votos a favor y uno en contra en el Senado y la Cámara de Representantes hace dos días y la víspera, respectivamente.

El probable paso del mandatario republicano, expusieron Blomberg, Politico y otras publicaciones,

Ayer, Trump manifestó que el gigante asiático no ha hecho suficientes concesiones en el diálogo comercial, por lo cual él duda para cerrar un pacto en las actuales circunstancias.

‘Les puedo decir esto: China preferiría más alcanzar un trato comercial que yo’, expresó a periodistas en un recorrido por una instalación que produce computadoras para la compañía Apple en Texas.

Dicha legislación requeriría que Washington certifique, al menos una vez al año, si Hong Kong continúa teniendo el control suficiente sobre sus propios asuntos para garantizar el mantenimiento de su estatus comercial especial bajo la ley de Estados Unidos.

También facultaría a la administración norteamericana para imponer sanciones a los funcionarios chinos o de Hong Kong que tomen medidas que violen los derechos humanos.

Durante la consideración del proyecto de ley, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, dijo que el Congreso norteamericano está enviando un mensaje inequívoco al mundo de que Estados Unidos se solidariza con las personas amantes de lo que Washington estima como la libertad de Hong Kong y apoya plenamente su lucha.

Por otra parte, varios legisladores instaron al jefe de la Casa a promulgar la legislación lo antes posible, después de una inusual muestra de unidad bipartidista en el polarizado Capitolio.

De acuerdo con varias voces, esta postura de los legisladores estadounidenses hacia China crea uno de los desafíos de política económica y exterior más difíciles de la presidencia de Trump.

Estados Unidos busca sembrar el caos y destruir a Hong Kong con esa ley, denunció hoy el ministro chino de Relaciones Exteriores, Wang Yi, quien cuestionó las intenciones de la propuesta.

Señaló que envía un mensaje erróneo de apoyo a actos criminales que solo conducirán al colapso de la región administrativa especial.

Wang advirtió que la ley afectará el desarrollo de las relaciones entre ambos países, y no será buena para la estabilidad y la paz mundial.

A la vez remarcó la oposición firme de China a lo que definió de seria violación a las normas básicas de los nexos internacionales y una acción injerencista.

Nadie nunca desestabilizará a Hong Kong ni socavará al principio de Un país, dos sistemas, reafirmó en una reunión en Beijing con el exsecretario norteamericano de Defensa William Cohen.

También, Ma Zhaoxu, viceministro de Relaciones Exteriores de China, presentó ayer una queja ante la embajada de Estados Unidos y exigió frenar el proyecto de ley.

Ma convocó al ministro consejero de esa misión diplomática, William Klein, para protestar, y urgió a evitar que la iniciativa se convierta en legislación, pues Beijing, expuso, se verá obligado a tomar contramedidas y Washington sufrirá consecuencias.

‘Por más de cincos meses prácticas radicales, violentas y criminales han amenazado seriamente la seguridad y bienes de la ciudadanía, afectado el régimen de la ley y el orden social, socavado la prosperidad y estabilidad en Hong Kong, y empujado al límite el principio de Un país, dos sistemas’, precisó la Cancillería china en un comunicado.

Recalcó que los sucesos en la región administrativa especial no tienen nada que ver con derechos humanos o democracia, por tanto resulta imperativo poner fin al caos y restaurar la tranquilidad lo antes posible allí.

Tanto Beijing como el Ejecutivo de Hong Kong catalogan el proyecto de ley como una práctica inapropiada, deploran los constantes intentos de Washington por interferir cuestiones internas y revelaron el respaldo financiero que brinda Estados Unidos a grupos radicales involucrados en las manifestaciones.

Asimismo denunciaron la existencia de una agenda separatista como parte de las protestas violentas, que mutaron de rechazar la ya eliminada ley de extradición a convertirse en revueltas con demandas sociales, políticas y económicas que tienen a la llamada Perla del Oriente en un estado caótico.


Prensa Latina

 
Prensa Latina