0
Publicado el 22 Noviembre, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Escalada de EE.UU. contra Cuba se basa en calumnias, afirma canciller

El canciller cubano Bruno Rodríguez denunció que la hostilidad de Washington complementa la guerra económica con la intromisión en los asuntos internos y una abierta subversión política en sus pretensiones de destruir a la Revolución.
El endurecimiento del bloqueo define el estado actual de las relaciones con Estados Unidos.

Foto: radiorebelde.cu

El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, afirmó hoy que el gobierno de Estados Unidos basa su escalada agresiva contra la isla en mentiras y calumnias y auguró el fracaso de esa política.
En su cuenta en Twitter, Rodríguez denunció que la hostilidad de Washington complementa la guerra económica con la intromisión en los asuntos internos y una abierta subversión política en sus pretensiones de destruir a la Revolución.

El pasado jueves el jefe de la diplomacia de la nación antillana denunció en esa red social el ataque del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, contra la cooperación médica internacional cubana, para enmascarar la abierta participación de ese país norteño en el golpe de Estado en Bolivia.

Pompeo felicitó al gobierno de facto de la nación andina por la ‘expulsión de cientos de funcionarios cubanos’, cuando en realidad el regreso de esos colaboradores de la salud se debió a una decisión soberana de Cuba ante la grave situación creada en Bolivia.

El odio se siembra, no es espontáneo. En los gobiernos de Estados Unidos se ha hecho de él una filosofía de su política, montada sobre las más engañosas injurias, afirmó Rodríguez.

En su escrito, recomienda al representante de la diplomacia de Donald Trump viajar a Brasil, Ecuador y Bolivia, países donde sus gobernantes decidieron interrumpir la colaboración cubana, e interesarse por la situación de quienes han sido por décadas atendidos por médicos cubanos, y ahora quedaron desamparados.

Otro ejemplo reciente de las campañas de calumnias contra la isla es la manipulación de la detención del ciudadano José Daniel Ferrer, a quien el gobierno cubano considera un agente asalariado al servicio de Estados Unidos, con una larga trayectoria delictiva.

Ferrer fue detenido el pasado 1 de octubre, junto a otros tres individuos, en respuesta a la denuncia presentada por un ciudadano, quien los acusa de secuestrarlo durante toda una noche y propinarle una severa golpiza.

Antes de su actividad al servicio del gobierno estadounidense, Ferrer tenía una trayectoria delincuencial y de conducta violenta totalmente ausente de motivaciones políticas, consigna la denuncia publicada el pasado 20 de noviembre en el periódico Granma.

No es nuevo que la administración estadounidense utilice a personas de estas características para su actividad política subversiva y para campañas de descrédito con el apoyo inescrupuloso de los grandes medios de difusión, afirma el texto.


Prensa Latina

 
Prensa Latina