0
Publicado el 1 Noviembre, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Encuentro Antimperialista

Gobierno de EE.UU. es la principal amenaza para el mundo, afirma Cuba

Quizás la única relación que tiene Cuba en los acontecimientos que están ocurriendo en Latinoamérica es que la Revolución cubana es un ejemplo para los pueblos que luchan contra el neoliberalismo, expresó el canciller Bruno Rodríguez al intervenir en la inauguración del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo. También advirtió sobre osible aumento de hostilidad de EE.UU. contra Cuba
Bruno encuentro solidaridad

(FotosPL: Juan Muñoa Cordero).

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, afirmó hoy que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, es la principal amenaza a la paz y la seguridad internacionales.

Estados Unidos incrementa la injerencia en los asuntos internos de los países, se aferra a un orden unipolar y se enfrenta al multilateralismo, reiteró el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba en la apertura del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo.

Opinó que el capitalismo y su modelo de producción y consumo son inviables e insostenibles, generan crecientes desigualdades, provocan el avance del cambio climático y conduce al exterminio de la especie humana. ‘No habrá desarrollo sostenible sin derecho al desarrollo de los países del sur; ni habrá desarrollo sostenible sin justicia social’, precisó Rodríguez ante los más de mil delegados de 95 países que participan en el evento.

Denunció que crecen los gastos militares y el lanzamiento por Washington de una nueva carrera armamentista, así como las violaciones al derecho internacional y la soberanía de los Estados, a la vez, dijo, que confirman que la Doctrina Monroe está vigente.

Advirtió sobre el avance de la corrupción de los sistemas políticos y el impedimento al debate político real.

En ese sentido, el canciller cubano rechazó el predominio del uso para la política de los códigos del espectáculo y de la industria del entretenimiento; de la concentración monopólica de la propiedad, de las plataformas tecnológicas y digitales, así como de los medios de comunicación que cada vez, señaló, son menos independientes.

‘Se profundiza el vacío moral de las autoridades en Washington y de los gobiernos serviles al imperialismo’, enfatizó.

Rodríguez refirió que es habitual la mentira; la promoción del odio, la división y el discurso xenófobo, y que actualmente crece la intolerancia y la imposición de ideas supremacistas y fascistas.

‘Se pretende imponer un modelo totalitario, que destroza culturas y arrasa las identidades nacionales, mientras el planeta es más desigual que nunca’, acotó.

Calificó de desventajosa la batalla en internet y las redes sociales, donde, afirmó que se manipulan voluntades y se intenta convertir a los seres humanos en dóciles y embrutecidos.

Recordó que el uso malintencionado de las redes sociales contribuyó a la derrota electoral de proyectos de izquierda, progresistas y populares.

 Bruno aseguró que Cuba no está involucrada, ni es responsable en la explosión social que sacude a América Latina.
Quizás la única relación que tenemos con esos acontecimientos es que la Revolución cubana es un ejemplo a seguir por los pueblos que luchan contra el neoliberalismo, expresó al intervenir en la inauguración del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo.

Existen alternativas al capitalismo neoliberal, y sí se puede construir un modelo de cooperación y dignidad, puntualizó el ministro de Relaciones Exteriores.

El imperialismo son los responsables que América Latina y el Caribe sean la región más desigual y de la discriminación de los pueblos originarios y sus culturas ancestrales, aseguró Rodríguez en el capitalino Palacio de las Convenciones.

Las fuerzas imperiales -puntualizó- son culpables del saqueo de los recursos de nuestros pueblos por las transnacionales.

También es el imperialismo el responsable que los jóvenes no se sientan representado por camarillas corruptas serviles al gran capital y a la banca internacional, argumentó.

Canciller Bruno Rodriguez

(Foto: prensa-latina.cu)

Es ese sistema -planteó- el que genera la ira de adolescentes y jóvenes contra la inacción de los gobiernos frente al cambio climático.

El canciller cubano advirtió sobre el posible incremento de la hostilidad de Estados Unidos y medidas adicionales de bloqueo, a razón de la campaña electoral presidencial en el país norteño.

‘Se acercan tiempos difíciles en que los esfuerzos de todos frente a la agresión norteamericana serán decisivos y posiblemente determinante’, indicó el ministro de Relaciones Exteriores en el Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo.

Rodríguez añadió que hay una conexión tenebrosa entre el lobby antivenezolano, el tradicional anticubano y la maquinaria política republicana que favorece el reforzamiento del bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla.

De igual modo, puntualizó que el equipo de política exterior y seguridad de la Casa Blanca es el más reaccionario, corrupto, guerrerista y provocador que se haya visto en las últimas décadas, lo que redobla el peligro para la paz en América Latina y en el resto del mundo.

Recordó que la administración del presidente Donald Trump inició en los últimos meses la aplicación de medidas unilaterales y no convencionales para impedir el abastecimiento de combustible a la isla desde mercados en Sudamérica, Europa y del norte de África.

De acuerdo con el canciller, para ello Washington emplea la amenaza y la persecución a las compañías que transportan el combustible, a los gobiernos de registro y bandera de los buques, a las navieras y a las empresas de seguro.

‘Como resultado hemos encarado durante meses severas dificultades para garantizar el suministro de combustible requerido no solo para nuestro desarrollo sino para la vitalidad cotidiana del país’, denunció.

Rememoró que Cuba adoptó medidas temporales de emergencia para paliar la situación, lo cual fue posible ‘con un país organizado, con un pueblo unido, revolucionario y solidario dispuesto a defenderse de la agresión imperialista y preservar la justicia social conquistada’.


Prensa Latina

 
Prensa Latina