0
Publicado el 3 Noviembre, 2019 por ACN en Mundo
 
 

La izquierda mundial declara su compromiso con la unidad y la lucha contra el imperialismo

La declaración final del evento aprueba una moción de solidaridad con Cuba, y llama a la movilización en acciones permanentes y sistemáticas, como parte de la campaña internacional Manos fuera de Cuba
La izquierda mundial declara su compromiso con la unidad y la lucha contra el imperialismo.

María de Lourdes Santiago Negrón, vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño dio lectura a la Declaración final del Encuentro Antimperialista. (Foto: radiorebelde.cu).

Por HÉCTOR GARCÍA TORRES

Representantes de más de 700 organizaciones políticas, movimientos y partidos de izquierda reunidos en La Habana, declararon hoy su compromiso y decisión de enfrentar la escalada imperialista con más unidad y más acciones concretas en aras de defender las causas justas de los pueblos.

Los delegados al Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo señalaron el agotamiento de la derecha conservadora y dijeron que los pueblos están demostrando que es posible derrotar la ofensiva imperial.

Se abren tiempos de esperanza, y en los que la unidad es vital y constituye un deber, y la movilización es el grito de orden y tarea inminente. La integración es la estrategia para la victoria, agregó.

La declaración final del evento aprueba una moción de solidaridad con Cuba, y llama a la movilización en acciones permanentes y sistemáticas, como parte de la campaña internacional Manos fuera de Cuba.

Exigen además el levantamiento del recrudecido, criminal y genocida bloqueo impuesto por Estados Unidos a Cuba, y respalda la resolución que se presentará a la ONU que pide el fin de esa política.

El texto denuncia las amenazas y agresiones a gobiernos soberanos que se rehúsan a la servidumbre de las potencias hegemónicas y reafirma la vigencia de la declaración de América Latina y el Caribe como zona de paz.

Expresa además la solidaridad con la revolución bolivariana y chavista, y afirma que se intensificará la movilización por la inmediata liberación del exmandatario brasileño Luis Ignacio Lula da Silva, preso injustamente hace más de un año.

Se felicita a Bolivia y a Evo morales por los resultados de las elecciones en esa nación, y denuncia los intentos de golpe de estado para arrebatar la victoria del pueblo. Felicita también a Argentina por la victoria en las urnas, duro golpe para el neoliberalismo.

La declaración final del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo pide también la independencia de Puerto Rico y apoya la demanda histórica del pueblo argentino por la recuperación de las Islas Malvinas, territorio que le pertenece legítimamente.

Denuncia igualmente a los gobiernos que imponen políticas neoliberales de choque, profundizando la injusticia social y afectando más a los pobres, y condena el uso de la fuerza y la represión para aplastar los justos reclamos de los movimientos sociales y populares.

Defiende la decisión del pueblo chileno a revelarse en las calles contra las políticas antipopulares y represivas del gobierno, y condena el empleo de torturas, violaciones, mutilaciones y muerte de ciudadanos chilenos a manos de los órganos represivos del país, y la represión en Ecuador a un pueblo que enfrenta un paquetazo neoliberal.

Rechaza al gobierno proimperialista de Jair Bolsonaro, plegado a los intereses de Washington, y que se empeña en revertir los avances democráticos en Brasil.

Respalda también el derecho del pueblo colombiano a la paz, y llama al diálogo entre el gobierno y el Ejército de Liberación Nacional.

Expresa la solidaridad con el pueblo haitiano, en su lucha por la justicia social y una vida digna, y manifiesta el respaldo a la lucha del pueblo hondureño y a sus legítimas reivindicaciones.

El texto saluda al gobierno mexicano y a su contribución por la unidad de América Latina y el Caribe, el respeto a la no intervención y la paz en la región, y apoya la causa histórica de los pueblos saharaui y palestino, por su derecho a la libre determinación.

Los delegados del encuentro denunciaron la intromisión del imperialismo en los asuntos internos de numerosos países bajo la llamada cruzada contra el terrorismo.

Exigieron el fin de la intervención imperialista contra Siria y el pleno respeto a su soberanía e integridad territorial, mientras que saludan el proceso de diálogo intercoreano y condenan las sanciones unilaterales contra la República Popular Democrática de Corea.

Rechazan todas las formas de discriminación que atentan contra la integridad y dignidad de las personas.

Convoca, además, a la lucha global para defender los recursos naturales, la soberanía, la seguridad alimentaria, las conquistas y los derechos humanos y sociales, y a fortalecer la guerra cultural y mediática en Internet, utilizando la verdad contra la mentira del imperialismo.

La lucha es por el desarrollo de la vida y por el porvenir, expresa el documento, y reafirma la voluntad de unión como vía para alcanzar la victoria contra el imperialismo yanqui, con plena conciencia y seguridad de que se resistirá hasta vencer a la derecha conservadora y oligárquica. (ACN).


ACN

 
ACN