0
Publicado el 1 Noviembre, 2019 por ACN en Mundo
 
 

Encuentro Atimperialista

¡Sí hay alternativa al capitalismo neoliberal!, aseguró el canciller cubano

Al intervenir en la apertura del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, al que asisten más de mil representantes de casi un centenar de países, el ministro cubano aseguró que es el imperialismo el primer y mayor enemigo de los pueblos.
Canciller Bruno Rodríguez

(Foto: Marcelino Vázquez Hernández /ACN)

Por María Elena Álvarez Ponce

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, instó este viernes a los movimientos sociales y populares y fuerzas políticas de izquierda y progresistas, a avanzar estrechamente unidos y a movilizar a todas las personas de buena voluntad para hacer frente al capitalismo neoliberal.

Al intervenir en la apertura del Encuentro Antimperialista de Solidaridad, por la Democracia y contra el Neoliberalismo, al que asisten más de mil representantes de casi un centenar de países, el ministro cubano aseguró que es el imperialismo el primer y mayor enemigo de los pueblos.

El canciller calificó de inviable el capitalismo, de irracional e insostenible su modelo de producción y consumo, y consideró al gobierno de Donald Trump como la principal amenaza para la paz y seguridad internacionales.

Argumentó esa última afirmación con la retirada de Estados Unidos del ya magro Acuerdo de París para el enfrentamiento al cambio climático, el lanzamiento de una nueva carrera armamentista por la súper potencia, y sus flagrantes violaciones de los derechos humanos y la soberanía de los Estados.

También apuntó a su discurso xenófobo, de odio e intolerancia y pretensiones de imponer un modelo totalitario que destroza culturas y arrasa las identidades nacionales.

Rodríguez Parrilla, miembro del Buró Político del Partido Comunista de Cuba, agradeció la invariable y profunda solidaridad del mundo con su país y dijo sentirse en el deber de alertar que se avecinan tiempos difíciles, en que los esfuerzos de todos frente a la agresión del imperialismo yanqui serán decisivos y posiblemente determinantes.

En tal sentido, denunció la actual escalada agresiva del gobierno estadounidense, que en los últimos meses ha comenzado a aplicar medidas criminales y específicas, no convencionales, nuevas, para impedir, a fuerza de presiones de todo tipo, persecución y chantajes el abastecimiento de combustible a Cuba desde varios mercados.

Hablamos del combustible requerido, no ya para el desarrollo, sino para la vitalidad misma del país, expresó el titular, y destacó la firme respuesta ofrecida, ante tamaña contingencia, por el pueblo cubano, siempre heroico, solidario, creativo, consciente y dispuesto a todo para preservar cada una de sus conquistas.

Se refirió también al incremento de la hostilidad y el reforzamiento del bloqueo económico, comercial y financiero del gobierno de EE.UU. con más sanciones y medidas en pos de la asfixia económica y con el propósito declarado de destruir la Revolución cubana.

De igual forma señaló otras acciones, como la sucia campaña para desacreditar la contribución solidaria de Cuba a decenas de países en el sector de la Salud Pública.

Agradeció el apoyo unánime de los pueblos a la justa lucha de este país por el cese total y definitivo de esa política genocida, que tiene en la Ley Helms-Burton, ahora totalmente aplicada, su principal instrumento político-jurídico.

Ese engendro constituye un obstáculo fundamental para cualquier perspectiva de mejoramiento sustancial y sostenible en el futuro de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, advirtió.

Buena parte de su intervención la dedicó Rodríguez Parrilla a la situación en esta parte del planeta, a las hondas contradicciones entre Nuestra América bolivariana y martiana y los Estados Unidos, con la Doctrina Monroe plenamente vigente e instrumentos como la Organización de Estados Americanos, las oligarquías y algunos gobiernos serviles para atacar a la izquierda.

Alertó que en América Latina los ciclos de gobiernos de corte neoliberal se acortan, en los últimos años se produjeron cambios sustanciales que son irreversibles y que no se pueden subestimar las reservas de la izquierda, su capacidad de unirse y articularse.

Maliciosamente se acusa a Cuba de lo que sucede en Venezuela y de las manifestaciones populares antineoliberales en la región, necesitan culparla de su fracaso rotundo en la Patria de Simón Bolívar y Hugo Chávez y necesitan justificar el endurecimiento del bloqueo, significó.

No tenemos más participación o involucramiento en esas protestas que la que emana del ejemplo de la Revolución cubana, aunque compartimos con ustedes la responsabilidad por nuestras ideas, señaló el canciller y añadió: ¡Sí hay otro mundo posible, sí hay alternativa al capitalismo neoliberal, sí se puede construir y sostener un modelo de solidaridad, cooperación y dignidad!.

Culpó al capitalismo y al imperialismo de los males que asolan estas tierras y al planeta, de que América Latina sea la región más desigual, de la discriminación de los pueblos originarios y las culturas ancestrales, del saqueo de los recursos por las trasnacionales, de que los jóvenes no se sientan representados por camarillas corruptas que favorecen al gran capital.

Desde esta tribuna, Rodríguez Parrilla reiteró la solidaridad de Cuba con Venezuela, su heroico pueblo y a su único y legítimo presidente, Nicolás Maduro; y a la Nicaragua sandinista, así como también saludó a Evo Morales por su reelección como presidente de Bolivia, y demandó al mundo a impedir que esa victoria en las urnas sea escamoteada.

El canciller cubano felicitó a Alberto Fernández, Cristina Fernández y al pueblo argentino, por el contundente golpe propinado al neoliberalismo en los recientes comicios generales.

Con esperanza habló de México y de su presidente, Andrés Manuel López Obrador, en el esfuerzo para revertir ese modelo inviable y fracasado y para avanzar en la integración latinoamericana desde la Presidencia Pro Témpore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños.

En Chile y Ecuador vemos con admiración y solidaridad la protesta popular frente a medidas neoliberales y la falta de democracia real, y recordamos a Salvador Allende cuando empiezan a abrirse las grandes alamedas para que avancen los hombres y mujeres libres de nuestro continente, agregó.

Reiteró el apoyo de Cuba al reclamo mundial por la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, líder del Partido de los Trabajadores de Brasil, quien ha sido diana de un proceso legal politizado en ese país sudamericano.

No olvidó Rodríguez Parrilla mencionar a Haití, que debiera -afirmó- tener todo el apoyo de la comunidad internacional, y ratificó el compromiso de Cuba con causas tan justas como la autodeterminación e independencia de Puerto Rico, la heroica lucha del pueblo sirio, la resistencia de palestinos y saharauies.

Reafirmó que el pueblo cubano seguirá adelante, firme y optimista, junto al Partido, fiel al legado de Fidel Castro, con la conducción del General de Ejército Raúl Castro y el liderazgo del presidente Miguel Díaz-Canel, en permanente renovación de su Socialismo, preparado para enfrentar la arremetida del Imperio y seguro de vencer.


ACN

 
ACN