0
Publicado el 27 Diciembre, 2019 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Con Telesur

Afirma Lula que seguirá luchando por restablecer la democracia en Brasil

El expresidente brasileño reiteró que la nación suramericana tienen "todas las condiciones para recuperar un debate democrático (...) y combatir el neoliberalismo que está destruyendo todo el patrimonio público".
Asegura que seguirá luchando por la democracia en Brasil

foto: prensa latina

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, aseveró que mantiene como su principal propósito la voluntad de luchar hasta restablercer la democracia en su país ante la situación actual que vive el pueblo bajo el Gobierno de Jair Bolsonaro.

En entrevista exclusiva para teleSUR, el líder brasileño reiteró que la nación suramericana tienen “todas las condiciones para recuperar un debate democrático (…) y combatir el neoliberalismo que está destruyendo todo el patrimonio público”.

“Los dias que estuve detenido en la Policía Federal (de Curitiba) me fortalecieron politicamente y hoy tengo una mayor voluntad de luchar hasta restablecer la democracia en Brasil”, enfatizó el exprimer mandatario.

Destacó que la democracia es un tema muy serio y lamentó Brasil, que anteriormente era un país donde había tolerancia y amor en el pueblo, ahora se haya instaurado un odio en algunos sectores, promovido por quienes buscan destruir los logros alcanzados por los más necesitados. “La situación de Brasil es delicada (…) el pueblo está sufriendo, están perdiendo sus derechos”, dijo Lula.

Lula criticó el papel de la Organización de Estados Américanos (OEA) en la región, asegurando que “es una vergüenza” y reiterando que actualmente se ve a varios gobiernos latinoamericanos sometiéndose a la voluntad de Estados Unidos.

Entre ellos, mencionó al de Bolsonaro, que no solo ha atacado a los sectores que demuestran estar en desacuerdo con sus políticas, sino que también se ha convertido en aliado de aquellos gobiernos injerencistas que buscan desestabilizar el continente.

“Lo que ocurre en América Latina es una articulacion profunda de la extrema derecha liderada por EE.UU.” y el gobernante estadounidense Donald Trump, en lo que el líder sindicalista considera que es un intento por destruir aquellos sistemas que defienden su democracia y la soberanía de sus recursos.

Sobre el golpe de Estado en Bolivia, rechazó que las Fuerzas Armadas no respaldaran al presidente legítimo Evo Morales y que se colocaran de parte de quienes violentaron la democracia y atentaron contra la población.

Con respecto a las elecciones de Andrés Manuel López Obrador en México y Alberto Fernández en Argentina, el exjefe de Estado aseguró que esto representa un alivio y una esperanza para la región, por lo que felicitó a ambos pueblos, particularmente al argentino, a quien reconoció por su compromiso y logro de retornar a la democracia tras el Gobierno de Mauricio Macri.

Lula felicitó tanto al presidente Nicolás Maduro como al pueblo venezolano por su ardua resistencia pese al bloqueo económico y financiero impuesto por EE.UU., así como los intentos de la extrema derecha de regresar a la violencia y no participar en un diálogo para discutir las diferencias y garantizar la paz.

El fundador del Partido de los Trabajadores (PT) le recordó a los venezolanos que solo ellos son los que deben resolver sus problemas, elegir a sus gobernantes y determinar si estos lo hacen bien o no, pero no deben caer en las provocaciones de quienes ni siquiera respetan la voluntad de las mayorías y buscan desestabilidar el país.

Lula recordó la época en la que Latinoamérica contaba con presidentes como Hugo Chávez (Venezuela), Rafael Correa (Ecuador), Evo Morales (Bolivia), Néstor Kirchner y Cristina Fernández (Argentina), Tabaré Vázquez (Uruguay), así como él y Dilma Rousseff (Brasil), período en el que la región alcanzó grandes logros populares, la democracia era una factor fundamental y eran escuchados en el mundo.

Lula insistió en que prevé desenmascarar cada acusación en su contra, ya que quienes lo señalaron y estuvieron detrás de la investigación del caso mintieron. “Yo respeto a las instituciones, pero quiero desmoralizar a algunas personas que usan las instituciones para hacer política partidista (…) puede demorar un tiempo, pero vamos a restablecer la verdad en Brasil”, indicó. El expresidente brasileño reafirmó una vez más su inocencia y garantizó que el proceso judicial en su contra poco a poco será desacreditado por las irregularidades que hubo detrás de su detención.

“Pienso que dentro de poco el proceso judicial se va desacreditando (…) Me siento triste porque un Ministerio Público que fue creado para garantizar la democracia de un país y algunas personas (allí) dentro resolvieron hacer política. Pienso que no se conformaron con el éxito de nuestro Gobierno”, comentó.

(fuente: Telesur)


Redacción Digital

 
Redacción Digital