0
Publicado el 31 Diciembre, 2019 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Demócratas mantienen demanda de testigos en el juicio político a Trump

Durante la pesquisa en la Cámara de Representantes, la Casa Blanca prohibió a Mulvaney, Blair y Vought, así como al exasesor de seguridad nacional John Bolton; y a los secretarios de Estado, Mike Pompeo; y de Defensa, Mark Esper, testificar y entregar documentos a los investigadores.

Por Martha Andrés Román

Washington, 31 dic (Prensa Latina) Los legisladores demócratas mantienen hoy sus demandas de contar con testigos y documentos en el juicio político contra el presidente estadounidense, Donald Trump, tras recientes revelaciones sobre el bloqueo de ayuda militar a Ucrania.

El diario The New York Times publicó el domingo que el jefe interino de gabinete de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, volaba con el mandatario republicano a bordo del Air Force One en junio cuando le envió un correo electrónico a su asesor principal para preguntarle: ‘¿Alguna vez averiguamos sobre el dinero para Ucrania y si podemos retenerlo?’

Robert Blair, la persona a la que Mulvaney le escribió el email, respondió que era posible bloquear casi 400 millones de dólares destinados al país europeo, pero advirtió que podían esperar ‘que el Congreso se desquiciara’ por esa acción del ejecutivo.

El Times indicó en su reporte que Blair y tres funcionarios de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca (Russell Vought, el jefe interino de ese órgano; Michael Duffey, quien supervisa la financiación; y el abogado Mark Paoletta) ayudaron al jefe de gabinete a ejecutar la suspensión de la asistencia.

La decisión de bloquear la ayuda destinada a Ucrania, la cual fue liberada en septiembre en medio de reclamos de legisladores, fue un tema central en la pesquisa realizada en la Cámara de Representantes sobre los tratos del gobernante norteamericano con Kiev.

Esa investigación estuvo enfocada en los llamados de Trump a que la nación europea abriera dos indagaciones que lo hubieran favorecido políticamente de cara a las elecciones de noviembre de 2020, una sobre los comicios de 2016 y otra sobre el exvicemandatario y precandidato presidencial demócrata Joe Biden.

Varios testigos dejaron ver en la Cámara Baja que el presidente estadounidense condicionó la entrega de la mencionada asistencia militar, y la celebración de un encuentro con su homólogo ucraniano, Volodymyr Zelensky, a que Kiev anunciara públicamente las pesquisas demandadas por Washington.

A raíz de las evidencias recopiladas, la Cámara Baja de mayoría demócrata aprobó el 18 de diciembre dos cargos contra Trump, uno por abuso de poder y otro por obstrucción del Congreso, lo cual lo convirtió en el tercer mandatario en la historia del país en dirigirse a un juicio político en busca de su destitución.

El jefe de Estado deberá ser juzgado ahora en el Senado, pero las fuertes diferencias entre demócratas y republicanos no han permitido hasta el momento concretar detalles acerca de cuándo y cómo se desarrollará ese proceso.

Durante la pesquisa en la Cámara de Representantes, la Casa Blanca prohibió a Mulvaney, Blair y Vought, así como al exasesor de seguridad nacional John Bolton; y a los secretarios de Estado, Mike Pompeo; y de Defensa, Mark Esper, testificar y entregar documentos a los investigadores.

Por eso, los demócratas del Senado pidieron al líder de la mayoría republicana en ese órgano, Mitch McConnell, que llame como testigos del juicio político a Mulvaney, Bolton, Blair y Duffey, pero hasta el momento la fuerza roja se ha rehusado a proceder de ese modo.

Esta nueva historia muestra que los cuatro testigos que los demócratas del Senado hemos solicitado estaban íntimamente involucrados y conocían directamente la decisión del presidente de cortar la ayuda y beneficiarse, expresó la víspera el líder de la minoría demócrata en la Cámara Alta, Charles Schumer, sobre el artículo del Times.

Durante una conferencia de prensa en Nueva York, Schumer sostuvo que las revelaciones del diario representan un punto de inflexión en la lucha de la formación azul por contar con testigos y documentos clave.

Por su parte, el titular del Comité Judicial de la Cámara Baja, Adam Schiff, manifestó que, pese a la obstrucción del presidente, la evidencia condenatoria adicional de su abuso de poder continúa saliendo a la luz.

‘La pregunta es si el Senado exigirá ver estos y otros correos electrónicos y escuchar a los involucrados’, escribió en Twitter.

Esta disputa sobre la participación de testigos en el juicio se mantiene en momentos en los que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, sigue sin enviar al Senado los cargos contra Trump, un paso necesario antes de proceder allí con el procedimiento contra el mandatario.

La demócrata de mayor rango del país ha demorado la entrega de los artículos de juicio político debido a los temores de su partido de que los procedimientos en la Cámara Alta no serán justos ni imparciales.

Tal preocupación se incrementó luego de que el propio McConnell declaró este mes que Trump será absuelto y que los republicanos coordinarán su estrategia con la mansión ejecutiva y los abogados del gobernante, a pesar de que, como jurados del juicio, los senadores deberían prometer imparcialidad.


Prensa Latina

 
Prensa Latina