0
Publicado el 15 Diciembre, 2019 por ACN en Mundo
 
 

No construimos modelos de exclusión, afirma Díaz-Canel

La reciente invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) es otra advertencia de que la paz, la democracia y la seguridad permanecen bajo amenaza ya que esta fue una institución que alabó golpes de Estado, apoyó dictaduras y no actuó cuando una potencia extranjera agredió a otra y la llevó a la guerra, precisó
No construimos modelos de exclusión, afirma Díaz-Canel

Foto: OMARA GARCÍA MEDEROS/ACN

No construimos modelos para el uno por ciento. No construimos modelos de exclusión, dijo hoy en esta capital Miguel Díaz-Canel, Presidente de la República de Cuba, al intervenir en el acto político cultural por el aniversario 15 dela ALBA-TCP.

En la velada, a la que asistieron el General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y otros jefes de Estado y de Gobierno de naciones miembros o invitados del mecanismo de concertación regional, el mandatario cubano dijo que Estados Unidos y las oligarquías latinoamericanas no perdonan  haber construido modelos incluyentes y comprometidos con el pueblo.

Añadió que los pronósticos de la Cumbre del ALBA-TCP hace un año no fueron exagerados y que en los recientes meses se ha incrementado la campaña contra países de la región apelando a la Doctrina Monroe.

Señaló que la reciente invocación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) es otra advertencia de que la paz, la democracia y la seguridad permanecen bajo amenaza ya que esta fue una institución que alabó golpes de Estado, apoyó dictaduras y no actuó cuando una potencia extranjera agredió a otra y la llevó a la guerra.

En sus palabras el mandatario cubano manifestó la solidaridad de Cuba con la unión cívico-militar de la Revolución Bolivariana y con la Revolución Sandinista, las cuales resisten los embates imperiales y se esfuerzan en un camino de reconciliación, paz y desarrollo justo.

Díaz-Canel destacó la liberación del líder brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, la cual representa un ejemplo para los que luchan por la verdad ante la corrupción de la política y los sistemas de justicia y la manipulación de los medios de comunicación.

Al referirse a Bolivia dijo que el golpe de Estado perpetrado allí confirmó la violencia de las fuerzas reaccionarias aupadas por Estados Unidos y el rol de la Organización de Estados Americanos en el continente. “No sorprende que la primera acción en política exterior de los golpistas fuera salirse de la ALBA”, señaló.

Denunció que quienes agreden al pueblo en Chile, Ecuador, Colombia y Brasil o persiguen a los líderes de izquierda son militares y policías formados  en la desaparecida Escuela de las Américas o en la actual Academia Internacional para la Aplicación de la Ley, ambas de factura yanqui.

Se refirió al silencio cómplice de algunos y la manipulación y ocultamiento de los medios  de comunicación al tiempo que ratificó el apoyo y solidaridad de Cuba con Evo Morales Ayma.

El Presidente cubano dijo que las fuerzas golpistas bolivianas agredieron a dos colaboradores cubanos y 54 fueron detenidos injustamente algunos por varios días. Varios fueron registrados y despojados de sus pertenencias.

La cobardía de estos represores contrastó con dignificad y valentía de nuestros colaboradores, hija de la tradición internacionalista cubana. Ya están todos de vuelta en la patria listos para defenderla  y participar en una misión próxima.

Lo que pasó en Bolivia nos alerta—dijo—y señaló la necesidad de sembrar ideas y valores e integrarnos en la comunicación también.

Díaz-Canel destacó la victoria de Cuba en la Asamblea General de Naciones Unidas, en la que 187 países condenaron el bloqueo económico, comercial y financiero que por más de 60 años le impone Estados Unidos a Cuba, un triunfo en el la ALBA es frente de unidad y resistencia.

Asimismo, saludamos y nos alientan los triunfos progresistas en México y Argentina, cuyos nuevos gobiernos ya han mostrado, su compromiso con la paz, la democracia, el desarrollo y la justicia social de los pueblos, con la genuina unidad e integración de Nuestra América, dijo.

Díaz-Canel  calificó de ridículas las acusaciones de los últimos meses contra Cuba y Venezuela con lo cual pretenden desconocer las verdaderas causas de estas rebeliones populares las cuales luchan contra la desigualdad, y serán mayores mientras no ataquen sus causas.

Ahora, cuando como resultado de la conjura imperialista y oligárquica, en algunos lugares se ha interrumpido la cooperación que Cuba brinda, observamos con preocupación que millones de latinoamericanos han sido despojados de su derecho humano a la salud. Las únicas fuerzas militares y de seguridad que interfieren en los asuntos internos de los países y amenazan a la América Latina y el Caribe son las estadounidenses, aclaró.

Nicolás Maduro, presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, Ralph Gonsalves, Primer Ministro de San Vicente y las Granadinas y David Choquehuanca, secretario ejecutivo del ALBA-TCP, asisten también a la velada que rememoró la fundación por Fidel Castro y Hugo Chávez de este mecanismo de concertación solidaria y política, en cuyas sesiones de debate de hoy se aprobó una declaración que refrenda sus principios originales. (ACN).


ACN

 
ACN