0
Publicado el 21 Enero, 2020 por Maryam Camejo en Mundo
 
 

España

El rumbo del nuevo Gobierno

Pedro Sánchez planifica una legislatura enfocada en cuatro áreas fundamentales, con gran énfasis en la economía
Varios son los desafíos de la nueva administración. (elpais.com)

Varios son los desafíos de la nueva administración. (elpais.com)

Por MARYAM CAMEJO

Por primera vez en su reciente historia democrática, España tiene un Gobierno de coalición, con Pedro Sánchez como presidente. Se trata de una administración de coalición de izquierda, o “progresista”, como le llaman sus creadores: Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y Unidas Podemos (UP).

Esta unión se da en un contexto donde la derecha ha ganado más espacio de influencia y tiene en el Congreso a 52 diputados, que complejizarán la gobernabilidad, además de las múltiples posturas que se debaten en el escenario político público, alejándose cada vez más de las polarizaciones.

El politólogo Manolo Monereo explicó a Sputnik que el nuevo gabinete enfrenta retos de alto riesgo. “El gran tema en España es la desigualdad. La tasa de desocupación laboral alcanza al 14 por ciento y en el caso de los jóvenes es del 30”. Por otra parte, “los impuestos los pagan los trabajadores y la clase media. Las grandes empresas nunca lo hicieron ni lo hacen”.

Como reacción, la derecha empresarial y mediática ha comenzado a vaticinar escenarios apocalípticos, a raíz de que la coalición se ha pronunciado por una política fiscal responsable. El País publicó que se habla en términos de “hachazos fiscales”, de “déficit desbocado”, de “programa inquietante”, y de que “lo mejor que puede sucedernos es que las discusiones internas y las inasumibles exigencias de los independentistas nos aboquen a unas elecciones pronto”.

Con el PSOE y UP al frente, España se une a la lista de países del Viejo Continente con tradición de gobiernos con ministros de dos o más partidos –en ocasiones de ideología opuesta, y ya sea en mayoría o en minoría, como será el caso español–: Alemania, Italia, Francia, el Reino Unido, Países Bajos o los países de Escandinavia, y otros, de Europa central.

Según varios analistas, el líder socialista Pedro Sánchez ha apostado por un Gobierno tecnocrático y social, y ha conformado un Ejecutivo alejado de perfiles extremistas. Las cuatro áreas clave en las que pretende desarrollar su gestión fueron elevadas al rango de vicepresidencias: economía, ecología, España vacía y políticas sociales. La vicepresidencia verde resultó una sorpresa para los simpatizantes de la coalición y se dice que incluso para Pablo Iglesias, líder de UP, pero significa que Sánchez otorga prioridad también a la agenda climática.

De esta forma, se complementa el Gobierno sobre esas esferas. Economía, transición ecológica y la España vacía, en terreno del presidente, y el resto, relacionadas con políticas sociales y derechos civiles, en el marco de Iglesias. Arancha González Laya, nombrada la titular de Exteriores, también da muestras del tipo de legislatura que pretende Sánchez. La funcionaria es una técnica de perfil liberal, siempre vinculada con el comercio internacional, y ya La Moncloa anticipó que tendrá como una de sus misiones impulsar la “diplomacia económica”. González Laya ha dicho que España se enfocará en profundizar lazos con América Latina y el Caribe.

Aunque varios son los detractores del nuevo Gobierno e incluso llegan a hacer llamados a una tercera votación, esta ya parece difícil. El reto de la gobernabilidad y del cumplimiento de los pactos entre ambos partidos, dirán por sí mismos si este Ejecutivo tocará  buen puerto.


Maryam Camejo

 
Maryam Camejo