0
Publicado el 5 Enero, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

A esperar segunda votación

No logra Pedro Sánchez la presidencia en primera votación en el Congreso de España

El programa de Sánchez se centra en torno a lo que él mismo definió como un "patriotismo social" por el que, entre otras cosas, se subirán los impuestos a las rentas más elevadas para poner financiar programas sociales.
Compartir
Sánchez no logra investidura en primera votación

foto: 20 minutos

El aspirante a la Presidencia del gobierno de España, el líder del Partido Socialista Obrero Español -PSOE, Pedro Sánchez, no logró ser investido durante la primera votación en el Congreso de los Diputados.

Con 166 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones, Sánchez volverá a intentarlo durante la segunda y última votación de investidura, programada para el próximo 7 de enero.

“No habiendo alcanzado el candidato propuesto la mayoría absoluta, procede someter la misma propuesta a votación 48 horas después”, proclamó la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tras finalizar la votación.

A favor de su investidura se ha pronunciado el PSOE, sus socios de Unidas Podemos, los nacionalistas vascos de EH Bildu y el PNV, el partido ¡Teruel existe!

A diferencia de esta primera votación, en la segunda el candidato socialista no necesitará una mayoría absoluta de síes (176). Será necesario únicamente más síes que noes. Siempre fue este el plan del Partido Socialista desde que ganase las elecciones generales el 10 de noviembre de 2019.

La primera votación ha estado marcada por los reproches entre los nacionalistas de izquierda vascos y Vox, el Partido Popular y Ciudadanos. La diputada de EH Bildu, Mertxe Aizpurua, recibió durante su intervención gritos de “asesinos”, “pide perdón” y “viva el Rey” por defender la figura de Arnaldi Otegi, antiguo simpatizante de ETA y llamar al rey Felipe VI cobarde.

El programa de Sánchez se centra en torno a lo que él mismo definió como un “patriotismo social” por el que, entre otras cosas, se subirán los impuestos a las rentas más elevadas para poner financiar programas sociales.

Otro de los aspectos más destacados de la propuesta de Sánchez es una iniciativa para crear una mesa de diálogo “bilateral” con el gobierno catalán en busca de soluciones al “conflicto político”.

Esta iniciativa responde a una exigencia del partido independentista ERC, que entregará su abstención para permitir la investidura de Sánchez en segunda vuelta a cambio de la creación de dicha mesa, de la que debe salir una propuesta política para la resolución del conflicto que, obligatoriamente, será sometida a votación a la ciudadanía de Cataluña.

En su discurso, Sánchez se mostró convencido de que esta mesa ofrece “una oportunidad para devolver a la política lo que es un conflicto político, permitiendo dejar atrás una deriva judicial que tanto daño ha causado”.

Para Sánchez resulta imprescindible que el diálogo entre el Estado y Cataluña se desarrolle “dentro de la ley”, aunque admitió que “la ley por sí sola tampoco basta” y se mostró dispuesto a analizar cualquier propuesta para “dejar de acumular agravios”, todo ello con el objetivo de “vivir en concordia” en “un país unido en su diversidad”.
(fuente: Cubadebate)

Compartir

Redacción Digital

 
Redacción Digital