0
Publicado el 21 Marzo, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Covid-19

Destella China con esperanza y su solidaridad

Sus esfuerzos ganaron el reconocimiento y la solidaridad de muchos países, en contraste con acciones extremistas y restricciones de otros que solo alimentaron el pánico, la discriminación y la xenofobia en el momento más difícil de la pesadilla sanitaria.
China esperanza ante coronavirus

foto: PL

Por Yolaidy Martínez

China vuelve a erigirse como referente y ahora porque, a dos meses de declarar la guerra a la Covid-19, destella esperanza con un progresivo control sobre la enfermedad que le permite normalizar su vida socioeconómica y al mismo tiempo retribuir la ayuda internacional.

, tras superarse el punto álgido de la epidemia, incluso en la provincia de Hubei y su capital Wuhan, por donde estalló en diciembre pasado.

También ascienden las recuperaciones gracias al trabajo preventivo y las terapias que combinan la medicina tradicional con equipos de oxigenación, productos derivados del plasma sanguíneo, células madre y fármacos occidentales como el Interferón alfa 2B recombinante, un antiviral fruto de la biotecnología de Cuba.

El surgimiento de más señales positivas alienta a relajar las cuarentenas masivas y restricciones al movimiento de personas, así como aprobar el gradual retorno al trabajo en algunas industrias pero bajo medidas diferenciadas, según el escenario epidemiológico de cada región.

Al cierre de los 16 hospitales de campaña instalados en espacios públicos de Wuhan para casos sospechosos y moderados de la afección respiratoria, le siguió el retiro de 42 mil trabajadores de la salud movilizados desde toda China para apoyar a sus colegas allí.

El combate al nuevo coronavirus y su consecuente neumonía Covid-19 implicó para el gigante asiático eliminar prácticas obsoletas, atacar y corregir fisuras en varios frentes, hacer pleno uso de la alta tecnología y reforzar su sistema legal con normativas que le garanticen superar esta adversidad y evitar otras similares en el futuro.

Sus esfuerzos ganaron el reconocimiento y la solidaridad de muchos países, en contraste con acciones extremistas y restricciones de otros que solo alimentaron el pánico, la discriminación y la xenofobia en el momento más difícil de la pesadilla sanitaria.

Solidaridad de China contra coronavirus

foto: CNN

Ahora la Covid-19 es una pandemia y China devuelve los innumerables gestos de apoyo recibidos con donaciones de insumos médicos, envío de expertos a naciones de Asia, Europa y África, e intercambio de experiencias, con el fin de derrotar entre todos a un enemigo común para la humanidad.

La lucha interna continúa y atraviesa por una etapa clave donde es imperativo atender la estabilidad emocional de sobrevivientes y trabajadores de la salud, mantener los resultados duramente obtenidos y evitar una vuelta atrás por la amenaza de los casos importados de la enfermedad, los cuales siguen al alza y ya sobrepasan los 200.

China tiene tolerancia cero contra el contagio transfronterizo y esa postura lo demuestra con un mecanismo más estricto de control en las aduanas, cuarentenas obligatorias para pasajeros de vuelos internacionales, sanciones y hasta cárcel a quienes oculten información importante sobre la salud e historial de viajes.
(fuente: Prensa Latina)


Redacción Digital

 
Redacción Digital