0
Publicado el 20 Marzo, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

ONU: no al proteccionismo

Convoca la ONU a la solidaridad mundial ante pandemia del coronavirus

Llamó a lasolidaridad y no al proteccionismo

foto: ONU

La crisis sanitaria mundial a la que nos enfrentamos con el coronavirus COVID-19 no tiene precedentes por lo que las respuestas habituales no sirven y se necesitan repuestas creativas, ha asegurado el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, para quien esta pandemia representa al mismo una oportunidad única de dirigir la recuperación hacia un camino más sostenible e inclusivo.

Durante una rueda de prensa virtual en la sede de la ONU en Nueva York,  indicó que la situación actual que vivimos no tiene precedente en los 75 años de existencia de la Organización, pues propaga el sufrimiento humano, infecta a la economía a nivel global y donde los trabajadores de todo el mundo podrían llegar a perder hasta 3,4 billones de dólares en ingresos, y pone en riego la vida de las personas.

“Esta es, sobre todo, una crisis humana que llama a la solidaridad. La humanidad está angustiada y el tejido social se está desgarrando. La gente está sufriendo, enferma y asustada”, destacó el Secretario General de la ONU.

Agregó que actualmente las respuestas a nivel de país no abordan la complejidad global de la pandemia, que afectará principalmente a los países más pobres y a las mujeres, y que en estos momentos hay que dar paso a una serie de políticas coordinadas, decisivas e innovadoras por las economías líderes en el mundo.

Después añadió: “La creatividad de la respuesta debe estar a la altura de la naturaleza única de la crisis y la magnitud de la respuesta debe estar a la altura de su magnitud. Nuestro mundo se enfrenta a un enemigo común. Estamos en guerra con un virus”.

La gestión del virus como oportunidad

Afirmó Guterres que, de hacerse de un modo correcto, la gestión de la crisis del coronavirus puede representar una oportunidad única. Pero las políticas mal coordinadas -añadió- corren el riesgo de encerrar, o incluso empeorar, desigualdades ya insostenibles, revirtiendo los avances en materia de desarrollo y reducción de la pobreza conseguidos con tanto esfuerzo.

El Secretario General llamó a todos los líderes mundiales a reunirse y ofrecer una respuesta “conjunta y coordinada” a la crisis mediante tres áreas de acción: abordar la emergencia sanitaria, enfocarse en el impacto social y en la respuesta, y la recuperación económica a la crisis y que este restablecimiento sea mejor para todos que las vividos anteriormente.

“Se ha demostrado que el virus se puede contener. Ha de contenerse. Si dejamos se extienda como un incendio forestal, especialmente en las regiones más vulnerables del mundo, matará a millones de personas”, afirmó.

Añadió que este escenario demanda pasar de una situación en que cada país implementa sus propias estrategias por separado, a una que garantice una respuesta mundial coordinada que ha de incluir ayuda a los países menos preparados para afrontar la crisis

“La solidaridad mundial no es sólo un imperativo moral, sino que redunda en beneficio de todos”.

“No olvidemos que esta situación es esencialmente una crisis humana. Lo más importante es que debemos centrarnos en las personas: los más vulnerables, los trabajadores con bajos salarios, las pequeñas y medianas empresas. Eso significa apoyo salarial, seguros, protección social, prevención de quiebras y pérdida de empleos”, destacó.

“Y debemos abstenernos de la tentación de recurrir al proteccionismo. Este es el momento de desmantelar las barreras comerciales y restablecer las cadenas de suministro”, sentenció el Secretario Geeral dela ONU.

(fuente: ONU)


Redacción Digital

 
Redacción Digital