0
Publicado el 25 Marzo, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Covid-19

Reclaman medidas ante coronavirus con cacerolazos en Uruguay

En el paquete de reivindicaciones se pone acento en alrededor de 400 mil trabajadores informales que sienten ya los efectos de las interrupciones de actividades económicas sin disponer de cobertura de protección social para que reciban una renta básica transitoria que le permita cumplir un confinamiento sanitario.
 Reclaman medidas ante coronavirus con cacerolazos

foto: PL

Cacerolazos y apagones sociales convocados por la agrupación Intersocial de Uruguay se avizoran para este miércoles como cierre de una jornada en reclamo de más medidas económicas por la crisis del nuevo coronavirus.

Integrada por 10 organizaciones con la central sindical Pit-Cnt al frente, adoptó dos días atrás una propuesta de 11 puntos para blindar a los sectores más vulnerables ante una previsible cuarentena total obligatoria por la que propugnan contener la pandemia en el país.

En el paquete de reivindicaciones se pone acento en alrededor de 400 mil trabajadores informales que sienten ya los efectos de las interrupciones de actividades económicas sin disponer de cobertura de protección social para que reciban una renta básica transitoria que le permita cumplir un confinamiento sanitario.

De igual forma se enfatiza en la necesidad de que el actual gobierno uruguayo de coalición de derecha desista de aumentar las tarifas de electricidad, agua y telecomunicaciones, y recortar los descuentos del IVA a tarjetas de cobros y pagos que favorecían a los trabajadores, con lo cual se encarecerá el costo de la vida de la población de menos ingresos.

Ante reproches desde partidos de derecha sobre el cacerolazo, el presidente del Pit-Cnt , Fernando Pereira, indicó que no es su mecanismo habitual de movilización, pero juntar a miles de personas “sería invitar a enfermarnos y a enfermar a otros”.

En paralelo el secretario general Marcelo Abdala anunció que se organizará la distribución de 600 canastas de alimentos en barriadas de poblaciones vulnerables con el aporte de trabajadores y empresarios dispuestos.

Parte del panorama de protestas de las últimas horas fue la exigencia de una cuarentena de protección sanitaria en las plantas de cemento que permanecen paralizada de la Federación de empleados de la Administración de Combustibles que cuenta con unos 400 afiliados.

A su vez la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda de Ayuda Mutua demandó al ministerio del ramo la flexibilización del pago de Previsión Social y la bajada de partidas pendientes.

(fuente: Prensa Latina)


Redacción Digital

 
Redacción Digital