0
Publicado el 11 Marzo, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Cody Pink por Venezuela

Repudian activistas estadounidenses ataques contra Venezuela de Elliot Abrams

La ONG internacional acusó a Abrams de ser “un importante arquitecto” de la guerra de Iraq y responsable de la crisis en Venezuela.
Repudian diatriba de Abrams contra Venezuela

foto: 5 septiembre

Integrantes del movimiento internacional de EE.UU. CodePink interrumpieron el discurso que pronunciaba el enviado especial de EE.UU. para Venezuela, Elliot Abrams, durante un evento antivenezolano en la escuela de Estudios Internacionales Avanzados Johns Hopkins en Washington.

Mientras subían al estrado donde Abrams presentaba el estado actual de la estrategia de la Casa Blanca contra el Gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, las activistas acusaron al representante de EE.UU. de cometer “crímenes de guerra” promoviendo sanciones contra el país bolivariano. Además, portaban carteles en los que se leía: “Manos fuera de Venezuela”.

En un mensaje dando a conocer en su cuenta en Twitter, CodePink se alegró de haber obligado a Abrams “huir” de su propio evento.

La ONG internacional, que se describe a sí misma como un “movimiento de base de paz y justicia social que trabaja para poner fin a las guerras y ocupaciones financiadas por Estados Unidos, acusó a Abrams de ser “un importante arquitecto” de la guerra de Iraq y responsable de la crisis en Venezuela.

Abrams ha intentado en reiteradas ocasiones promover una intervención militar en Venezuela con el fin de derrocar a Maduro, reelecto en mayo de 2018 con más del 67 % de los votos. También ha amenazado constantemente a Caracas con imponer más medidas coercitivas contra la nación.

El Gobierno chavista, a su vez, denuncia que las sanciones y medidas coercitivas unilaterales de EE.UU. “son un crimen” de lesa humanidad directa contra su pueblo, por haber causado grandes daños y sufrimientos económicos para los venezolanos.

Asegura que el terrorismo económico que está ejerciendo la Casa Blanca es un medio para generar la insatisfacción entre la población para que se rebele contra su propio Gobierno. Una meta que, hasta el momento, no se ha materializado.

(fuente: HispanTV)


Redacción Digital

 
Redacción Digital