0
Publicado el 1 Mayo, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Asevera exministro brasileño de Justicia tener pruebas contra Jair Bolsonaro

Aclaró Sergio Moro que está a disposición de las autoridades y añadió que es víctima de ataques virulentos a través de las redes virtuales". Además alertó que teme un atentado contra su vida.
Asevera exministro brasileño de Justicia tener pruebas contra Jair Bolsonaro

foto: France 24

El exministro de Justicia y Seguridad Pública de Brasil Sérgio Moro reveló a la revista Veja que tiene pruebas de las acusaciones que hizo contra Jair Bolsonaro y que renunció luego que el presidente brasileño destituyó al director general de la Policía Federal (PF), Mauricio Valeixo, para promover una ‘interferencia política’ en esa agencia.

Durante su pronunciamiento, Moro no detalló las pruebas de sus confesiones, las cuales serán presentadas en el Supremo Tribunal Federal (STF), que abrió una investigación sobre el asunto.

‘Solo se harán más aclaraciones cuando el tribunal lo solicite. Las pruebas se presentarán en el momento oportuno, cuando la corte lo solicite’, apuntó el exjuez.

Señaló que respeta al presidente, pero subrayó que no puede admitir que le llame mentiroso públicamente. “Sabe quién está diciendo la verdad y no solo él. Hay ministros dentro del gobierno que conocen toda esta situación y saben quién dice la verdad”, puntualizó.

Aclaró que está a disposición de las autoridades y añadió que es víctima de ataques virulentos a través de las redes virtuales”. Además alertó que teme un atentado contra su vida.

Durante la entrevista, el exmagistrado federal reveló, asimismo, “‘que la lucha contra la corrupción no es una prioridad del gobierno”.

Basó su declaración en dos hechos: el Gobierno acepta que el Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf) fuera retirado de su cartera y la sanción de la creación de la función conocida como ‘juez de garantías. Argumentó que el Coaf debería estar en la cartera de Justicia para estar más integrado con las fuerzas de investigación.

El juez de garantías, por su parte, es un segundo magistrado que fue aprobado por el Congreso bajo el argumento de que este debe existir para evitar los excesos. Sin embargo, Moro dijo estar en contra porque ve la posibilidad de aumentar la impunidad, refirió, al tiempo que remarcó que tal vez su salida podría fomentar un mayor compromiso del Gobierno en la lucha contra la corrupción.

La víspera, el juez Celso de Mello, del STF, dio un plazo de cinco días para que Moro declare ante la PF sobre presiones que, según él, recibió del primer mandatario ultraderechista.

Para la audiencia, De Mello pidió a Moro que presentara “una declaración detallada sobre los términos de la declaración, con toda la documentación apropiada que pueda tener sobre los acontecimientos en cuestión”.

La Fiscalía General comandará la indagación, pero la PF será responsable por los interrogatorios necesarios.

(fuente:PL)


Redacción Digital

 
Redacción Digital