0
Publicado el 14 Junio, 2020 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Siguen las protestas en EE.UU. ante otras muertes de afronorteamericanos

Grupos de personas se congregaron anoche en un establecimiento de la cadena Wendy's en la ciudad de Atlanta, Georgia, para expresar su indignación tras el deceso un día antes en ese lugar de Rayshard Brooks, de 27 años, quien recibió tres disparos de la policía.

prensa-latina.cu

Washington, 14 jun (Prensa Latina) Las protestas en contra del racismo y la brutalidad policial continúan hoy en Estados Unidos, donde los manifestantes exigen respuestas por la muerte de otros dos afronorteamericanos en los últimos días.

Grupos de personas se congregaron anoche en un establecimiento de la cadena Wendy’s en la ciudad de Atlanta, Georgia, para expresar su indignación tras el deceso un día antes en ese lugar de Rayshard Brooks, de 27 años, quien recibió tres disparos de la policía.

El Buró de Investigaciones de Georgia dijo que Brooks, quien habría estado durmiendo en su automóvil y bloqueaba el paso de otros vehículos hacia el restaurante de comida rápida, falló una prueba de sobriedad, tras lo cual dos oficiales blancos trataron de ponerlo bajo custodia y él se resistió.

De acuerdo con esa fuente, Brooks se apoderó de una de las armas eléctricas Tasers de los oficiales y huyó de la policía, antes de recibir los tiros.

El Departamento de Policía de Atlanta anunció este domingo el despido del oficial que disparó, Garrett Rolfe, en tanto el otro agente que se encontraba en la escena, Devin Brosnan, fue puesto en servicio administrativo.

Keisha Lance Bottoms, la alcaldesa de la urbe, había pedido anoche el despido inmediato de Rolfe, y dio a conocer que había aceptado la renuncia de la jefa de policía, Erika Shields.

Imágenes difundidas este sábado por la televisión local mostraron el establecimiento de Wendy’s en llamas en medio de las protestas, antes de que llegaran los bomberos para extinguir el incendio.

Según la cadena CNN, cuando los manifestantes comenzaron a destrozar el Wendy’s donde Brooks fue asesinado, la policía de Atlanta usó gases lacrimógenos contra la multitud, y alrededor de las 21:30, hora local, muchas personas se dirigieron hacia la autopista Interestatal 75, donde se enfrentaron con las fuerzas del orden.

Mientras tanto, la muerte del afronorteamericano Robert Fuller, considerada inicialmente un suicidio por oficiales locales, ha sacudido a la ciudad de Palmdale, en el norte del condado de Los Ángeles, California.

La agencia de noticias Associated Press divulgó que cientos de personas marcharon ayer en esa localidad para exigir una investigación sobre el deceso de Fuller, de 24 años, quien fue encontrado colgado de un árbol el miércoles en una plaza pública cerca del Ayuntamiento.

Funcionarios de la ciudad dijeron que apoyan los llamados de activistas y residentes a que se realice una pesquisa sobre lo sucedido, mientras la hermana de Fuller, Diamond Alexander, dijo en una marcha que un suicidio no tenía sentido.

Ambas muertes echan más leña al fuego de las protestas que se viven en el país desde que el pasado 25 de mayo el afronorteamericano George Floyd falleció en la ciudad de Minneapolis, Minnesota, después de que un policía blanco se arrodilló sobre su cuello por casi nueve minutos mientras él decía que no podía respirar.


Prensa Latina

 
Prensa Latina