0
Publicado el 1 Julio, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Continúa Trinidad y Tobago investigaciones sobre intento de desestabilización

El gobierno decretó una alerta roja para las fuerzas policiales de todo el país durante 48 horas, mientras continúan las investigaciones y la persecución de los participantes en el plan.
Detienen complot desestabiizdo en Trinidad Tobago

foto: Yahoo

Las autoridades de Trinidad y Tobago continuaron hoy las investigaciones sobre un complot para desestabilizar el país, ejecutado por pandillas criminales que ocasionaron tres muertos, entre ellos un agente policial, y fueron detenidas 72 personas.

Keith Rowley, primer Ministro de Trinidad y Tobago, ordenó este martes el cierre de Puerto España, para detener los actos violentos, y -según un comunicado del Servicio de Policía- los enfrentamientos de los últimos dos días llevaron al cierre de varias oficinas públicas, bancos y numerosas empresas.

Uno de los lugares atacados por los pandilleros fue la sede de la oficina del Fiscal General.

El comisionado de la policía de Trinidad y Tobago, Gary Griffith, informó que el plan de los pandilleros incluía el cierre de carreteras y causar incendios en puntos precisos situados entre la localidad de Beetham y Puerto España para atacar a las fuerzas policiales cuando acudieran a sofocar los fuegos.

Se trata de un complot bien orquestado por ciertos líderes de pandillas con la esperanza de obtener apoyo nacional a través del caos, el miedo y la destrucción, aseguró el jefe policial.

De acuerdo al ministro nacional de Seguridad, Stuart Young, entre aquellos que protestaron “había personas que han sido pagadas para causar alteraciones en el orden público” y advirtió que gracias a la ayuda del ejército se controló la situación.

Entre los detenidos, explicó Young, se encuentra Fuad Abu Bakr, hijo del líder del grupo islámico Jamaat-al-Muslimeen, Yasin Abu Bakr, quien junto a 113 seguidores fueron acusados de traición, asesinato y secuestro, en 1990, del expresidente Arthur Robinson y exlegisladores de la oposición.

Por último, pidió calma a la población, e indicó que “no hay necesidad de entrar en pánico. Nos estamos encargando de esto”.

El gobierno decretó una alerta roja para las fuerzas policiales de todo el país durante 48 horas, mientras continúan las investigaciones y la persecución de los participantes en el plan.

(fuente: varias y PL)


Redacción Digital

 
Redacción Digital