0
Publicado el 15 Julio, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Reemplazan en Reino Unido con estatua de antirracista la de un esclavista

Según trascendió, la imagen hecha de resina negra y acero, y fue colocada en el pedestal por un equipo de 10 personas en cuestión de 15 minutos; poco después de que se marcharan apareció Reid, quien se dejó fotografiar frente a la escultura y aseguró que la obra la llenaba de orgullo
Estatua antirracista en Bristol, Reino Unido

foto: PL

La estatua de una activista antirracista amaneció hoy en el pedestal que servía para la escultura del esclavista Edward Colston, que fue derribada el mes pasado durante una protesta del movimiento Black Lives Matter en la ciudad británica de Bristol.

La nueva escultura, que fue erigida sin el permiso del ayuntamiento local, está inspirada en Jen Reid, una mujer negra británica que fue fotografiada con el puño en alto sobre la base del monumento, después de que los manifestantes derribaron la de Colston y la arrojaron al río Avon.

En declaraciones al diario The Guardian, el autor de la obra Marc Quinn afirmó que fue la propia Reid quien creó la escultura cuando se paró en lo alto del pedestal y levantó su brazo, y que el solo “cristalizó” ese momento.

La colocación del monumento se realizó de forma subrepticia poco antes del amanecer de este miércoles.

Según trascendió, la imagen hecha de resina negra y acero, y fue colocada en el pedestal por un equipo de 10 personas en cuestión de 15 minutos; poco después de que se marcharan apareció Reid, quien se dejó fotografiar frente a la escultura y aseguró que la obra la llenaba de orgullo.

Una pancarta con la inscripción “la vida de los negros todavía importa” también apareció a los pies de la nueva estatua, cuya permanencia en el lugar es incierta.

Según el alcalde de Bristol, Marvin Rees, el futuro del pedestal y de la imagen de Reid tendrá que ser decidido por los habitantes de la ciudad, pero recalcó que la obra no fue solicitada y fue instalada sin permiso.

El derribo de la estatua de Colston cinco semanas atrás, durante una protesta inspirada en el asesinato del afronorteamericano George Floyd a manos de la Policía de Estados Unidos, desató una gran polémica en el Reino Unido.

El movimiento antirracista local abogó por la retirada de todos los monumentos que recuerdan el pasado colonialista y esclavista británico, mientras grupos de ultraderecha organizaron contramarchas con el pretexto de protegerlos, lo que dio lugar a varios choques entre ellos en Londres y otras ciudades.

El primer ministro británico Boris Johnson admitió que aún queda mucho por hacer para acabar con la discriminación racial en el país, pero criticó a quienes abogan por derribar las estatuas, porque -dijo- no se puede editar o censurar el pasado.

(fuente: PL)


Redacción Digital

 
Redacción Digital