1
Publicado el 8 Agosto, 2020 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Recuento amargo para Iván Duque como gobernante en Colombia

Compartir
Recuento amargo para Iván Duque como gobernante de Colombia.

La Policía Nacional de Colombia reporta siete exterminios en los que perdieron la vida 30 colombianos y con el recrudecimiento del conflicto armado en varias regiones del país se incrementa el asesinato a líderes sociales. (Foto: prensa-latina.cu).

El incremento de las masacres y la violación del Acuerdo de Paz enturbian hoy el balance presidencial de Iván Duque quien inicia su tercer año al frente del gobierno en Colombia.

De acuerdo con la oficina de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, la cifra de masacres del año pasado en la nación suramericana fue de 36 casos y 133 víctimas mortales, la más alta desde 2014 cuando en cinco enfrentamientos fallecieron 51 ciudadanos.

Hasta el presente mes, la Policía Nacional reporta siete exterminios en los que perdieron la vida 30 colombianos y con el recrudecimiento del conflicto armado en varias regiones del país se incrementa el asesinato a líderes sociales.

Según cifras compartidas por la Fiscalía al diario El Espectador, desde la firma del Acuerdo de Paz, el 24 de noviembre de 2016 hasta julio de 2020, en Colombia fueron asesinados 349 dirigentes sociales, de ellos el 52 por ciento ocurrieron durante los dos primeros años de gestión de Duque.

En la mitad de los departamentos de la nación sudamericana es asesinado al menos un dirigente social, una tragedia que en el primer trimestre de este año se cobró la vida de 47 de ellos por defender sus derechos y los de sus comunidades.

La Fundación Ideas para la Paz publicó esta semana un balance de la situación humanitaria en los 24 meses iniciales del mandatario Duque y señaló el aumentó de las víctimas de masacres en el país en un 30 por ciento.

El informe anual del programa no gubernamental “Somos Defensores” catalogó 2019 como el año más violento para los líderes en Colombia: 844 agresiones en su contra, desde homicidios y amenazas hasta atentados y desaparición forzada.

A estas problemáticas se suman las no garantías de tierras para los campesinos, el desplazamiento forzado y la paz sin impunidad y legalidad que revelan la distancia entre el gobierno de Duque y la implementación de las medidas específicas que contemplan la participación ciudadana. (Prensa Latina).

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina