0
Publicado el 9 Octubre, 2020 por Redacción Digital en Mundo
 
 

Incertidumbre en EE.UU. por resultados electorales

En abril, sólo el 14 por ciento de los estadounidenses dijo que confiaban mucho en que la elección presidencial sería de manera justa y precisa, aunque otro 45 por ciento se mostró algo confiado.
urnas de votaciones

Fot: noticias.perfil.com

Washington, 9 oct (Prensa Latina) La población de Estados Unidos manifiesta su incertidumbre sobre los resultados de las elecciones presidenciales el 3 de noviembre, afirmó hoy un estudio del Centro de Investigaciones Pew.

Encuestas nacionales recientes muestran que la mayoría de los electores están resignados a ese escenario, lo que se suma a veladas amenazas del presidente Donald Trump de desconocer el resultado si no resulta ganador.

Ese sentimiento, a diferencia de tantos otros relacionados con la política en esta era polarizada, se comparte por igual a través de las líneas de los partidos, según un análisis que publica el sitio www.pewresearch.org, el cual afirma que los votantes se acercan ansiosamente a una elección inusual, con consecuencias potencialmente inciertas.

Sensación de incertidumbre

A escasas semanas del día de las elecciones y con la votación anticipada en marcha, muchos estadounidenses se acercan a los comicios presidenciales con una sensación de incertidumbre que va más allá de sus tradicionales preocupaciones sobre si su candidato saldrá victorioso, señala la publicación.

Estas preocupaciones son anteriores a los recientes comentarios del presidente Donald Trump, que sugiere que, debido a la posibilidad de problemas con la votación por correo, la elección será tan defectuosa que no podrá renunciar a su cargo.

Es difícil recordar una elección en la que el público tuviera tan amplia gama de preocupaciones sobre el proceso electoral y su resultado, en especial cuando cerca del 40 por ciento de los votantes enviará su voto por correo.

Asevera pewresearch.org que desde que comenzó el brote del nuevo coronavirus en marzo, los demócratas son mucho más proclives que los republicanos a expresar su preocupación por la votación durante una pandemia y por la integridad de las propias elecciones.

En abril, relativamente pocos estadounidenses -sólo el 14 por ciento- dijeron que confiaban mucho en que la elección presidencial se llevaría a cabo de manera justa y precisa, aunque otro 45 por ciento se mostró algo confiado.

Las encuestas

En ese mes, el 75 por ciento de los republicanos pero menos de la mitad de los demócratas confiaban en que las elecciones presidenciales se llevarían a cabo de forma justa y precisa.

Las preocupaciones no son infundadas entre los electores, pues Trump ya trata de poner seriamente en duda la validez de los votos por correo, que son, entre otros, los motivos de su negativa a comprometerse a un traspaso pacífico del poder.

Pew recuerda el proceso electoral de 2000, cuando el Tribunal Supremo tomó una decisión controversial y le dio la victoria al republicano George W. Bush sobre el demócrata Albert Gore, quien había solicitado un recuento en Florida, donde perdió por apenas 10 mil sufragios.


Redacción Digital

 
Redacción Digital