2
Publicado el 29 Noviembre, 2020 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Una pelea por el corazón de Cuba

Díaz-Canel denuncia farsa mediática contra Cuba

Díaz- Canel aseguró que hay un grupo empeñado en lastimar a un país, haciendo todo para que este año, marcado por la pandemia y las mil vueltas de tuerca del bloqueo termine mal para Cuba

Quienes diseñaron la farsa de San Isidro se equivocaron de país, se equivocaron de historia y se equivocaron de cuerpos armados, denunció hoy el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel.

A través de su cuenta en Twitter, el mandatario agregó que la isla no admite injerencias, provocaciones ni manipulaciones.

‘Nuestro pueblo tiene todo el valor y la moral para sostener una pelea por el corazón de Cuba’, escribió.

Díaz- Canel aseguró que ‘hay un grupo empeñado en lastimar a un país, haciendo todo para que este año, marcado por la pandemia y las mil vueltas de tuerca del bloqueo termine mal para Cuba’.

El presidente enfatizó a través de la red social que nada podrá ante la ‘desafiante resistencia cubana’.

Además, el mandatario compartió un tuit con un texto del periódico Granma sobre la nota de la cancillería cubana donde la isla reafirma a Estados Unidos que no le permite injerencias en asuntos internos.

‘Esa será siempre la respuesta ante los perversos planes contra la isla’, expresó el jefe de Estado.

El presidente también compartió otro documento de Granma donde el politólogo Enrique Ubieta evidencia que el denominado Movimiento San Isidro obedece a una estrategia mediática para desestabilizar el país.

Un acto de reality show imperial

‘San Isidro, un acto de reality show imperial. El espectáculo imperial para destruir nuestra identidad y volvernos a someter. Todos esos planes serán derrotados’, subrayó en Twitter.

Díaz-Canel citó en su cuenta una frase de la intelectual cubana Teresa Melo sobre aquellas personas que en nombre de la libertad de expresión imponen un monólogo con insultos y bloqueos en redes.

‘No son un invento en absoluto los vínculos y sintonía del denominado Movimiento San Isidro con funcionarios del gobierno de Estados Unidos, encargados de la atención y avituallamiento de su base operacional en Cuba’, enfatizó Díaz-Canel.

El denominado Movimiento de San Isidro mantenía una protesta para exigir al gobierno cubano la liberación de Denis Solís, sancionado a ocho meses de privación de libertad por el delito de desacato a las autoridades.

Diversos intelectuales de la isla coinciden en que se trata de un pretexto, una noticia en construcción desde las redes sociales que busca manipular emociones y crear un ambiente de desestabilización en Cuba.

Autoridades de la nación demostraron que Solís, quien es presentado por las redes como un artista censurado, afirmó en un video mantener vínculos con personas que financian actos violentos contra Cuba, como Jorge Luis Fernández, quien le prometió 200 dólares por cumplir con sus instrucciones.

La cancillería de la isla declaró a los representante de Estados Unidos aquí que Cuba conoce los vínculos y el apoyo de esa sede diplomática al denominado Movimiento San Isidro, pese a saber que se trataba de una provocación social y política.


Prensa Latina

 
Prensa Latina