0
Publicado el 26 Diciembre, 2020 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Soñemos con pasar la página

Mejor detengámonos un instante en los 'escapes' que permitieron sobrellevar estos 12 meses de calvario. El año puso a prueba a la humanidad y surgieron, por primera vez en mucho tiempo, los más elevados reconocimientos, muestras de admiración, cariño y respeto ante la entrega absoluta de los profesionales de la salud
Compartir
Soñamos pasar la página.

Muchos acontecimientos nefastos signaron a 2020, pero si algo se agigantó en ese lapso, fue la entrega y consagración del personal de la salud y los científicos del mundo en busca de la vacuna anti-coronavirus SARS-CoV-2. (Foto: bohemia.cu).

Por FAUSTO TRIANA

Habíamos soñado tantas cosas para 2020 y de pronto, despertamos nerviosos, estupefactos, incrédulos. Y hoy, en su recta final, todavía no terminan los sobresaltos con el tenebroso, terrible y letal nuevo coronavirus. Menos mal que ya hay vacunas. Menos mal.

Bisiesto, tenía que ser, me respondió una amiga cuando le mencioné que un año atractivo en apariencia, con una fiesta gigante programada, los Juegos Olímpicos de Tokio, debió ser muy halagüeño. Bisiesto, me repitió con amargura.

Si hacemos un inventario, la verdad, son pocos los pasajes hermosos y promisorios que nos dejó el año que termina, que a la fuerza adoptó el nombre más odioso existente: Covid-19.

Pero mejor detengámonos un instante en los ‘escapes’ que permitieron sobrellevar estos 12 meses de calvario. El año puso a prueba a la humanidad y surgieron, por primera vez en mucho tiempo, los más elevados reconocimientos, muestras de admiración, cariño y respeto ante la entrega absoluta de los profesionales de la salud.

España instauró de manera espontánea los aplausos cada jornada a las 20:00 y luego Cuba asumió la idea con una iniciativa novedosa: a la hora del cañonazo, 21:00, a tono con una longeva tradición en la isla caribeña.

REINVENTARSE

Llegaron los conciertos on line, las presentaciones artísticas virtuales, incluyendo festivales de música, cine y danza; los concursos literarios con laureados que recibieron el premio de forma remota y conciertos sin público (…).

El Séptimo Arte fue particularmente golpeado ante un hecho demoledor: los rodajes de largometrajes y documentales se redujeron a la mínima expresión. Algo parecido sucedió con los programas diseñados para la televisión.

Azotado por la postergación de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, concebidos para julio y agosto, respectivamente, junto con todos los torneos clasificatorios pactados, el deporte tuvo que apelar a una ingeniería riesgosa y compleja: competir sin aficionados en los graderíos y, en lo posible, preservar la salud de los atletas.

Así surgió ‘la Burbuja’ de Orlando, Florida, para completar la temporada de la NBA del basquetbol en Estados Unidos; las sedes fijas con el mismo objetivo de la Champions y la Europa League del Fútbol; y las Grandes Ligas del beisbol al igual que con medidas restrictivas las ligas nacionales de Cuba, Colombia, Nicaragua, Venezuela y República Dominicana.

LAS VACUNAS

Un panorama luctuoso acompañó también el año, más allá de la Covid-19, con la desaparición física de numerosas personalidades, entre ellas Diego Armando Maradona, Joaquín Salvador Lavado (Quino, creador de Mafalda), Eusebio Leal, el insigne historiador de La Habana, el futbolista Paolo Rossi, la estrella de la NBA Kobe Bryant y el notable caricaturista cubano Juan Padrón (alma de Elpidio Valdés).

En medio de todo este panorama desolador, la carrera por encontrar una vacuna salvadora se desarrolló en los tiempos calculados desde un inicio por los más prestigiosos científicos internacionales y apenas en diciembre se ven los primeros resultados.

Por ahora se dan progresos moderados con las norteamericanas Pfizer y Moderna, la alemana BioNTech, la rusa Sputnik V, las chinas Ad5-nCoV que obtuvo la biofarmacéutica CanSino Biologics Inc, y las de Sinovac y Sinopharm.

Cuba es el único país de América Latina que posee cuatro candidatos vacunales con excelentes proyecciones, entre ellos Soberana 02, el más avanzado y con perspectivas de aplicarse en el primer semestre de 2021.

La crudeza de la pandemia puso a nuestro planeta de patas arriba en todos los renglones, mientras afloraban estropicios de profundo alcance para las economías y gobernantes como los de Estados Unidos (Donald Trump) y Brasil (Jair Bolsonaro) se encaramaban irresponsablemente en la cúspide del escepticismo y subestimación del virus.

Lamentablemente es Estados Unidos el país más golpeado por la Covid-19 con más de 300 mil personas fallecidas y alrededor de 19 millones de contagios, en tanto Brasil se acerca a los 200 mil muertos y a los siete millones y medio de infectados.

Cerramos las cuentas, porque toca, todavía con signos de interrogación ante dos nuevas cepas terribles en el Reino Unido y Sudáfrica. Persiste la dicotomía de los mercados de seguir adelante (unos a ultranza por las ganancias, otros por el simple desarrollo) ante una caída de la economía mundial de cifras espeluznantes.

Igual, soñemos con pasar la página del Bisiesto 2020 y el regreso de nuestras vidas normales en el nuevo año. ¡Felicidades!, porque de todas formas vamos a celebrar los que llegamos hasta aquí… (Prensa Latina).

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina