0
Publicado el 8 Enero, 2021 por Prensa Latina en Mundo
 
 

Zona Estratégica de la Fachada Atlántica de Venezuela

De acuerdo con un Decreto presidencial aprobado la víspera estarán comprendida las zonas submarinas, insulares, fluviales, del mar territorial, el suelo y subsuelo de éstos y el espacio aéreo continental, insular y marítimo, los recursos, riquezas y otros intereses que se encuentren o se descubran. Venezuela defiende derechos de soberanía sobre el Esequibo 
Compartir
Maduro preside Consejo de Estado

Foto en Prensa Latinsa

Caracas, 8 ene (Prensa Latina) Venezuela estableció a partir de hoy la Zona Estratégica de Desarrollo de la Fachada Atlántica que brindará protección y salvaguarda de la jurisdicción de sus espacios continentales, áreas marinas interiores, limítrofes, históricas y vitales del país.

De acuerdo con un Decreto presidencial aprobado la víspera estarán comprendidas las zonas submarinas, insulares, fluviales, del mar territorial, el suelo y subsuelo de éstos y el espacio aéreo continental, insular y marítimo, los recursos, riquezas y otros intereses que se encuentren o se descubran.

También estarán incorporados, la zona marítima contigua, la plataforma continental y la zona económica exclusiva, incluidas las del aeroespacio, espacio ultraterrestre subyacente o cualquier otra dimensión donde se pueda afectar la seguridad territorial de la nación.

En los artículos 4 y 5 abordan lo referido a la administración del nuevo territorio nacional y la Autoridad Única que tendrá bajo su responsabilidad las atribuciones legales correspondientes.

Al respecto el presidente Nicolás Maduro, instruyó a la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, y al canciller, Jorge Arreaza, preparar un dossier informativo para darlo a conocer a los venezolanos.

La aprobación del nuevo decreto forma parte de las acciones trazadas por el Ejecutivo venezolano para proteger la soberanía nacional, amenazada actualmente por el contencioso con Guayana por el Esequibo.

Tras la sentencia de la Corte Internacional de Justicia en diciembre pasado, el Gobierno venezolano reiteró su rechazo a las pretensiones de reconocer la validez del Laudo Arbitral de 1899, mediante el cual se despojó a la nación sudamericana de 159 mil kilómetros cuadrados de territorios al oeste del río Esequibo.

En tal sentido, ratificó la vigencia del Acuerdo de Ginebra (1966) como única norma taxativa bilateral aplicable para dirimir el diferendo mediante negociaciones amistosas.

Maduro tuit sobre reclamación Esequyibo

Foto en Prensa Latina

El Gobierno de Venezuela insistió hoy en la defensa de los derechos de soberanía sobre la región del Esequibo, y en la propuesta de dirimir la controversia con Guyana a través del diálogo.

En carta enviada al secretario general de la ONU, António Guterres, el mandatario venezolano, Nicolás Maduro, reiteró el rechazo de Caracas a la reciente decisión de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), de declararse competente para atender la demanda interpuesta por Georgetown en relación con el diferendo territorial.Al reiterar su apego al Acuerdo de Ginebra (1966) como único mecanismo viable para la solución negociada del conflicto, el jefe de Estado subrayó en su misiva que Venezuela nunca ha prestado su consentimiento para que la Corte intervenga en este asunto en una acción unilateral planteada por Guyana.

‘La dura experiencia histórica de agresiones económicas y despojos territoriales nos dejó como lección jamás someter nuestra soberanía a las decisiones de instancias internacionales que pongan en peligro nuestra independencia política e integridad territorial’, aseveró el dignatario.

En una postura coherente con la posición histórica de Venezuela en este ámbito, Maduro desestimó la decisión de la CIJ sobre su jurisdicción de fecha 18 de diciembre de 2020, dado que puede afectar gravemente los intereses de la nación sudamericana.

‘(…) solo las conversaciones directas entre estados soberanos (…) pueden acercarnos a una solución verdaderamente negociada, amistosa y definitiva a esta controversia territorial heredada de la rapiñas coloniales del siglo XIX’, aseveró.

El mandatario venezolano exhortó al secretario general de la ONU a reanimar el diálogo entre las partes involucradas en diferendo para evitar decisiones ajenas a la legalidad, ‘que pueden poder en grave riesgo la paz y la seguridad de la región’, subrayó.

Venezuela consideró ilegítimas las pretensiones de reconocer la validez del Laudo Arbitral de 1899, mediante el cual se le despojó de 159 mil kilómetros cuadrados de territorios al oeste del río Esequibo a favor de la entonces potencia colonialista del Reino Unido.

El Estado venezolano protestó el laudo arbitral por considerar que existieron vicios de nulidad en la decisión; sin embargo, no fue sino hasta 1962 que se lograron avances tangibles tras el hallazgo de documentos que comprometieron su legalidad.

La admisión de la demanda de Venezuela en la Organización de las Naciones Unidas conllevó a la firma del Acuerdo de Ginebra, el 17 de febrero de 1966, según el cual la región permanecería bajo el control de Guyana, que recibió su independencia ese mismo año.

Sin embargo, el tratado reconoció el reclamo venezolano de soberanía sobre el Esequibo y obligó a los estados firmantes a encontrar una solución concluyente, pacífica y honorable para ambas partes, por la vía de la negociación política.

 

Compartir

Prensa Latina

 
Prensa Latina